La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Job 33

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 [Elihú todavía está hablando] No obstante, oh Job, escucha, por favor, mis razones; atiende a todas mis palabras.

 2 He aquí, yo abro mi boca; mi lengua habla en mi paladar.

 3 Mis dichos declaran mi rectitud de corazón; lo que mis labios saben lo dicen con sinceridad.

 4 El Espíritu de Dios me hizo; el aliento del Todopoderoso me da vida.

 5 Si acaso puedes, respóndeme. Alístate y preséntate ante mí.

 6 He aquí que yo estoy, como tú, ante Dios; yo también fui formado de barro.

 7 He aquí, mi terror no te ha de espantar, ni mi mano pesará demasiado sobre ti.

 8 En verdad, tú hablaste a oídos míos; yo oí el sonido de tus palabras:

 9 "Yo soy limpio y sin transgresión; soy inocente, y no hay maldad en mí.

 10 He aquí, Dios halla pretextos contra mí y me considera su enemigo.

 11 Puso mis pies en el cepo y vigila todas mis sendas."

 12 He aquí yo te respondo que en esto no tienes razón, porque Dios es más grande que el hombre.

 13 ¿Por qué contiendes contra él, siendo que él no da cuenta de ninguna de sus palabras?

 14 Porque Dios habla de una manera, y de otra, pero nadie lo nota.

 15 Habla por sueños, en visión nocturna, cuando el sopor cae sobre los hombres, cuando uno se adormece sobre la cama.

 16 Entonces abre el oído de los hombres y sella la instrucción para ellos,

 17 para apartar al hombre de lo que hace, para destruir la arrogancia del varón,

 18 para librar su alma de la fosa y su vida de ser traspasada por la lanza.

 19 Él es reprendido con dolor sobre su lecho, y con constante dolor en sus huesos.

 20 Hacen que su vida aborrezca el alimento; y su alma, su comida favorita.

 21 Su carne se consume hasta dejar de ser vista, y aparecen sus huesos que no se veían.

 22 Su alma se acerca a la fosa, y su vida a los que causan la muerte.

 23 Oh, si hubiese a su lado un ángel, un intercesor, uno entre mil, para declarar al hombre lo que le es recto,

 24 y que al ser favorecido por la gracia, dijese: "Líbralo de descender a la fosa, pues le he hallado rescate."

 25 Entonces su carne volvería a ser más tierna que en su adolescencia, y volvería a los días de su juventud.

 26 Oraría a Dios, y le sería favorable. Vería su rostro con gritos de júbilo, y Dios restituiría al hombre su justicia.1

 27 Cantaría entre los hombres diciendo: "Yo había pecado y pervertido lo recto, y no me fue retribuido.

 28 Él libró mi alma de pasar a la fosa, y mi vida verá la luz."

 29 He aquí, Dios hace todas estas cosas con el hombre, dos y tres veces,

 30 para restaurar su alma de la fosa y para iluminarlo con la luz de la vida.2

 31 Atiende, oh Job; escúchame. Calla, y yo hablaré.

 32 Si tienes palabras, respóndeme. Habla, porque yo quiero justificarte.

 33 Y si no, escúchame. Calla, y yo te enseñaré sabiduría.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Vería su rostro con gritos de júbilo, y Dios restituiría al hombre su justicia. De modo que el resultado de que el hombre realmente se aleje del pecado es ver el rostro de Dios y ser restaurado a su justicia. Ambos son temas extraños para el cristianismo: 1) ver el rostro de Dios, y 2) ser restaurado a la justicia de Dios. Estos son temas extraños para un cristianismo alejado de Dios, pero no para las escrituras del Nuevo Testamento como se ve a continuación:


Porque el Dios que dijo: "La luz resplandecerá de las tinieblas" es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo. 2 Cor 4:6.

Buscad a Jehovah y su poder; buscad continuamente su rostro. 1 Cron 16:11.

buscad primeramente el reino de Dios y su justicia; y todas estas cosas os serán añadidas. Mat 6:33.

¿No sabéis que cuando os ofrecéis a alguien para obedecerle como esclavos, sois esclavos del que obedecéis; ya sea del pecado para muerte o de la obediencia para justicia? Rom 6:16.

De modo que una vez más, parece que estos hombres antiguos estaban más cerca de las enseñanzas del Nuevo Testamento que los cristianos. ¿Está usted comenzando a ver cómo el cristianismo se ha transformado en Babilonia?

2 para iluminarlo con la luz de la vida. Por lo tanto si el hombre está pecando, él no está iluminado con la luz de la vida. Pero si el hombre se aleja del pecado puede ser iluminado con la luz de la vida. El ser iluminado con la luz de la vida está descrito en el Nuevo Testamento.

También tenemos la palabra profética que es aun más firme. Hacéis bien en estar atentos a ella, como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que aclare el día y el lucero de la mañana se levante en vuestros corazones. 2 Ped 1:19. (De modo que si oímos la palabra en nuestro corazón y la obedecemos, entonces la luz, como una estrella brillante, se levanta en nuestros corazones.)

Aún por un poco de tiempo está la luz entre vosotros. Andad mientras tenéis la luz, para que no os sorprendan las tinieblas. Porque el que anda en tinieblas no sabe a dónde va. Juan 12:35.

Y éste es el mensaje que hemos oído de parte de él y os anunciamos: Dios es luz, y en él no hay ningunas tinieblas. Si decimos que tenemos comunión con él y andamos en tinieblas, mentimos y no practicamos [vivimos en] la verdad. Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia de todo pecado. 1 Juan 1:5-7.

Jesús les habló otra vez a los fariseos diciendo: --Yo soy la luz del mundo. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12

Por lo tanto una vez más parece que estos hombres antiguos estaban más cerca a las enseñanzas del Nuevo Testamento que los cristianos. ¿Está usted comenzando a ver cómo el cristianismo se ha transformado en Babilonia?

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo