La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Job 35

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Elihú continuó diciendo:

 2 --¿Piensas que es correcto que digas: "Soy más justo que Dios"?

 3 Porque has dicho: "¿Qué te importa a ti la ventaja que yo saque de mi pecado?"

 4 Yo te responderé con argumentos, a ti y a tus amigos contigo:

 5 Mira los cielos y observa; contempla las nubes, las cuales están más altas que tú.

 6 Si pecas, ¿qué logras tú contra él? Si tus rebeliones se multiplican, ¿qué le podrás hacer a él?

 7 Si eres justo, ¿qué le darás a él? ¿O qué recibirá él de tu mano?

 8 Tu impiedad es para un hombre como tú, y tu justicia para el ser humano.

 9 Claman a causa de la mucha opresión; gritan a causa del poderío de los grandes.

 10 Sin embargo, nadie pregunta: "¿Dónde está Dios, mi Hacedor, que da canciones en la noche,

 11 que nos enseña por medio de los animales de la tierra, y que nos hace sabios mediante las aves de los cielos?"

 12 Allí claman, pero él no responde, a causa de la soberbia de los malos.1

 13 Ciertamente Dios no escucha la falsedad; el Todopoderoso ni la mira.

 14 ¡Cuánto menos cuando dices que aunque no lo veas, tu causa está delante de él, y que a él tú esperas!

 15 Ahora bien, porque su ira no ha castigado, ni ha considerado de veras la rebelión,

 16 vanamente ha abierto Job su boca, y sin conocimiento multiplica palabras.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Entonces ¿acaso Dios oye la oración de los pecadores, quienes no tienen intenciones de tratar lo mejor que puedan para reformar sus malos caminos? No, no las oye. Dios no está allí para servir los deseos malignos de los hombres, sus placeres, codicia, avaricia, e inmoralidad. Dios está allí para ayudar al hombre a enmendar sus caminos, si el hombre es sincero en su dolor por ser pobre en el espíritu de Dios: Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Mat 5:4. Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Mat 5:3.

¿Pero qué acerca de los pecadores en la iglesia que oran a Dios y reciben una respuesta a sus oraciones, por lo menos de vez en cuando? Aun los perritos comen de las migajas que caen de la mesa de sus dueños; a alquien que es ignorante de sus caminos pecaminosos, Dios responderá una oración de vez en cuando. Pero si Dios contestara consistentemente las oraciones de un hombre pecaminoso, ¿qué incentivo tendría ese hombre para alguna vez buscar la justicia de Dios o hacer la voluntad de Dios, para que Dios controle sus pensamientos, palabras, y acciones? No habría incentivo; el hombre pensaría que tiene todo, que no le falta nada, y no se ganaría nada.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo