La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Job 40

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Jehovah continuó y dijo a Job:

 2 --¿Desistirá el que contiende con el Todopoderoso? El que argumenta con Dios, que responda a esto.

 3 Entonces Job respondió a Jehovah y dijo:

 4 --He aquí que yo soy insignificante. ¿Qué te he de responder? Pongo mi mano sobre mi boca.

 5 Una vez hablé y no volveré a responder; aun dos veces, pero no continuaré.

 6 Entonces Jehovah respondió a Job desde el torbellino y dijo:

 7 --Cíñete, pues, los lomos como un hombre; yo te preguntaré, y tú me lo harás saber:

 8 ¿Acaso invalidarás mi juicio? ¿Me condenarás a mí para justificarte tú?

 9 ¿Tienes tú un brazo como el de Dios? ¿Y truenas con una voz como la de él?

 10 Adórnate, pues, de majestad y alteza; vístete de gloria y esplendor.

 11 Difunde la indignación de tu furor; mira a todo soberbio y humíllalo.

 12 Mira a todo soberbio y somételo; pisotea a los impíos en su sitio.

 13 Entiérralos juntos en el polvo; encierra sus rostros en lugares ocultos.1

 14 Entonces yo también reconoceré que tu mano derecha te dará la victoria.

 15 He allí el Behemot, al cual yo hice junto contigo. Come hierba como el buey.

 16 He aquí que su fuerza está en sus lomos y su vigor en los músculos de su vientre.

 17 Pone su cola tensa como un cedro, y los nervios de sus muslos están entretejidos.

 18 Sus huesos son como tubos de bronce, y su osamenta como barras de hierro.

 19 Es una obra maestra de Dios. Sólo su Hacedor le puede acercar su espada.

 20 Pues los montes producen hierba para él, donde retozan todos los animales del campo.

 21 Se recuesta debajo del loto en lo oculto del cañaveral y del pantano.

 22 Las plantas de loto lo cubren con su sombra; lo rodean los sauces del arroyo.

 23 He aquí que cuando el río se desborda, él no se apresura a escapar. Estará confiado aunque todo el Jordán se arroje contra su boca.

 24 ¿Lo atrapan cuando está vigilando? ¿Le perforan la nariz con garfios?


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Difunde la indignación de tu furor; mira a todo soberbio y humíllalo.
Mira a todo soberbio y somételo; pisotea a los impíos en su sitio.
Entiérralos juntos en el polvo; encierra sus rostros en lugares ocultos.
Estos versículos siempre me han asombrado. Dios crea a los hombres, les da la libertad de escoger egoístamente o de buscarlo a él. La gran mayoría escoge sus caminos egoístas, y llegan a ser impíos y orgullosos. Los hombres ascienden a lugares de importancia en sus respectivas esferas. Le dan gloria a sus logros, sus virtudes, su atractivo sexual, su belleza, su poder — y entonces llega la edad avanzada; ellos son humillados por el deterioro de la edad avanzada, tienen dolores, están en sillas de ruedas, o están acostados en cama y como bebés ensucian sus pañales. Cualquier belleza que ellos tuvieron se desaparece en frente de sus ojos. De modo que el hombre y la mujer altaneros son reducidos a nada, antes de que pasen al juicio. Y entonces en el juicio Dios no tiene que lidar tanto con su vanidad y orgullo. Piense lo brillante que es todo el proceso.

Además, cuando los hombres mueren, están escondidos de la vista de los vivos; de modo que cada generación continúa teniendo libre albedrío, sin intimidación. Hay miles de millones de hombres muertos en la tierra, pero no los vemos, ni siquiera vemos sus restos. Ellos se han convertido en polvo, están escondidos en la tierra. ¡Brillante!

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo