La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 12:49-50,7:18

Mostrar el Capítulo y las notas   

 49  Porque yo no hablo de mí mismo (no de mis propias palabras), sino que el Padre que me envió, él mismo me manda lo que debo decir y lo que debo hablar.

 50 Y sé que [obedecer] su mandatos es vida eterna. Así que, lo que yo hablo, lo hablo tal y como el Padre me dice que hablar."8 [Jesús no hizo nada por su propia voluntad, sólo de acuerdo a la voluntad del Padre; este es lo que significa cuando usted ora: hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Tenemos que aprender y ser cambiados para poder hacer sólo la voluntad del Padre sobre la tierra, así como la voluntad del Padre es hecha en el cielo por los ángeles.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 18 El que habla de sí mismo [por sus propias palabras] busca su propia gloria;1 pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y en él no hay injusticia. [No lea esto incorrectamente como "el que habla para sí mismo;" si usted no es enviado específicamente, y si usted está decidiendo qué decir, entonces usted está hablando de sí mismo y buscando su propia gloria. Para buscar la gloria de Dios y no la suya, usted debe primero ser enviado y después sólo hablar palabras oídas del Espíritu inmediatamente antes de hablar. Jesús no juzgó, ni habló, ni actuó sin mandos específica del Padre. Si usted está hablando y/o trabajando para Dios sin que Él le ordene específicamente cada palabra y acción, entonces usted está fundamentalmente afirmando que sus propias palabras y acciones son superiores a lo que las palabras de Jesús hubieran sido si él hubiera hecho sus decisiones acerca de qué decir y hacer.]

Juan 5:19,30,14:31

Mostrar el Capítulo y las notas   

 19 Por esto, respondió Jesús y les decía: --De cierto, de cierto os digo que el Hijo no puede hacer nada de sí mismo [por su propia voluntad], sino sólo hace lo que ve hacer al Padre. Porque todo lo que él hace [el Padre], esto también lo hace el Hijo de igual manera.2 [Jesús no hizo nada por su propia voluntad, sólo por la voluntad del Padre; esto es lo que significa cuando usted dice hágase tu voluntad, en el cielo como también en la tierra al orar. Todos los verdaderos hijos no hacen nada de sí mismos, sólo lo que se les ha ordenado decir y ordenó lo que hacer. Tenemos que aprender y ser cambiados para poder hacer sólo la voluntad del Padre en la tierra, así como la voluntad del Padre es hecha en el cielo por los ángeles.]

 30 Yo no puedo hacer nada de mí mismo. Juzgo sólo según lo que oigo [las palabras de juicio del Padre]; y mi juicio es justo, porque no busco la voluntad mía, sino la voluntad del Padre que me envió. [Jesús no hizo nada por su propia voluntad, sólo por la voluntad del Padre; esto es lo que significa cuando usted dice hágase tu voluntad, en el cielo como también en la tierra al orar. Tenemos que aprender y ser cambiados para poder hacer sólo la voluntad del Padre en la tierra, así como la voluntad del Padre es hecha en el cielo por los ángeles.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 31 Pero para que el mundo conozca que yo amo al Padre, yo sólo hago exactamente lo que el Padre me instruye. Levantaos. ¡Vamos de aquí!

1 Corintios 2:13

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 De estas cosas hablamos, no con las palabras enseñadas por la sabiduría humana, sino con las enseñadas por el Espíritu,4 explicando la verdad espiritual con palabras espirituales. [Con respecto a las palabras del Espíritu Santo, Jesús dijo: "lo que yo hablo, lo hablo tal y como el Padre me dice que hablar. El que habla de sí mismo busca su propia gloria, pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y en él no hay injusticia." Juan 12:50,7:18.]

1 Pedro 4:11

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 Si alguien habla, que hable conforme a las palabras [oráculos] de Dios. Si algún hombre ministra, que lo haga conforme a la habilidad que Dios le da,3 para que en todas las cosas Dios sea glorificado por medio de Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el dominio por los siglos de los siglos. Amén. [Oráculo - un mensaje de los dioses dado por medio de un oráculo. De la Palabra del Señor en el interior: "Una palabra que es pronunciada por parte del Espíritu requiere que usted oiga lo que el Espíritu le dice a usted. Todas las palabras de Él y sólo sus palabras deben ser pronunciadas." Jesús dijo: "lo que yo hablo, lo hablo tal y como el Padre me dice que hablar. El que habla de sí mismo busca su propia gloria, pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y en él no hay injusticia." Juan 12:50,7:18.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.