La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 13:34-35

Mostrar el Capítulo y las notas   

 34 Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros. Como os he amado, amaos también vosotros los unos a los otros.

 35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amor los unos por los otros.3

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

3 Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros. Como os he amado, amaos también vosotros los unos a los otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amor los unos por los otros. Jesús está hablando acerca de un amor de hermano a hermano, como el amor que David describió que tenía por Jonatán: Más maravilloso me fue tu amor que el amor de las mujeres. ¡Note! David habla de un amor fraternal puro que sobrepasa el amor de un hombre por una mujer. ¿Qué hombre ha tenido un amor por un hermano espiritual que sobrepasa el amor de una mujer? Sólo un hombre que esté lleno del espíritu de Dios, lleno con su amor, el regalo más grande de todos. Como Jesús oró por sus discípulos y aquellos que seguirían sus palabras y enseñanzas; para que sus seguidores estuvieran llenos con el mismo amor que el Padre le había dado a Jesús mismo:

Yo les he dado a conocer tu nombre y se lo daré a conocer todavía, para que el amor con que me has amado esté en ellos, y yo en ellos. Juan 17:26

Y Cristo también declaró que su amor divino, que sobrepasa todo lo que se ve en el mundo, sería la marca de sus discípulos, para que el mundo los pueda conocer. Jesús nos dijo que conoceríamos a los profetas verdaderos comparados con los profetas falsos por sus frutos; y el fruto del espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fe, benignidad [o mansedumbre, o humildad ], y dominio propio. Y el más grande de éstos el el amor. De modo que ustedes los conocerán por su amor; los conocerán por su amor los unos por los otros. Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

Muchos de los mandatos de Jesús son imposibles de obedecer completamente, no importa cuánto usted trate; a menos que vaya a él para recibir el poder de Dios que produce cambio. El cristianismo no tiene poder porque no entienden el evangelio, que es el poder de Dios; ellos no entienden la cruz, que es el poder de Dios; y no entienden el poder de su nombre. El cristianismo no tiene poder, y practica una apariencia (una caparazón vacía) de piedad; exactamente lo que advirtió Pablo. 2 Timoteo 3:5. Pero usted puede ser cambiado para poder guardar completamente todos los mandatos de Jesús, para cumplir la ley, para establecer la ley, para llegar a ser perfecto, para llegar a ser puro, para llegar a ser santo — al creer en sus promesas verdaderas e ir a él para escuchar en silencio, oír, y obedecer. Pero a menos que usted lo haga, siempre estará encerrado en la esclavitud del pecado, sin poder amar como él le manda que lo haga, sin poder mostrar el amor de Dios al mundo, sin poder ser un verdadero discípulo de Cristo, sin tener herencia en el reino de Cristo.

_______________________________________