La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 16:7-11

Mostrar el Capítulo y las notas   

 7 Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, el Consolador no vendrá a vosotros. Y si yo voy, os lo enviaré.

 8 "Cuando él venga, probará al mundo que están equivocados [reprobará a todos los hombres] con respecto al pecado, y la justicia y el juicio.1 [Todo hombre tiene su día de visitación del Espíritu Santo, cuando él oye las reprensiones silenciosas y anónimas del Señor. Aquellos que no creen en él, (sus palabras de reprensión), permanecen en la condenación. Pero si el hombre hace caso de su reprensión, el Señor derrama su espíritu y sus palabras sobre él, Prov 20:23,33; enseña al hombre cómo vivir sobria, justa y piadosamente, en este mundo presente; y después finalmente juzga al hombre, recogiendo su trigo (sus obras de amor, vigorizadas y motivadas por la fe operacional) en el granero y quemando la paja (las obras del pecado) con el fuego que nunca se apagará el bautismo del Espíritu Santo de la muerte al espíritu egoísta de Satanás en el hombre.]

 9 En cuanto a pecado, porque no creen en mí; [Cuando el hombre oye el llamado suave y anónimo para abandonar sus malos caminos, si él se arrepiente, Dios le da más de su espíritu y hambre para buscarlo. Aquellos que no creen en Él, (en las palabras de reprensión del Señor), y continúan pecando hasta la muerte, sufren un juicio duro; y las palabras que el hombre oyó e ignoró serán recordadas, y esa mismas palabras lo juzgará, Juan 12:47-48, para su gran vergüenza y dolor. La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la comprendieron. Juan 1:5. Porque todo aquel que practica lo malo (pecado) aborrece la luz (por lo tanto aborrece a Cristo, quien es la luz) y no viene a la luz, por temor de que sus obras sean expuestas y reprendidas. Juan 3:20.]

 10 en cuanto a justicia, porque me voy al Padre, y no me veréis más; [Creer en el nombre de Jesús y que él es el Hijo de Dios, nos da acceso al poder de Dios para llegar a ser (no de ser automáticamente), un hijo de Dios. Si hacemos caso de sus reprensiones, y buscamos su Reino y su justicia como la prioridad más imporante de nuestra vida, al hacer la única cosa que es necesaria: sentarse a sus pies y escuchar las palabras que él nos habla, Lucas 10:39-42; entonces la gracia nos enseña a cómo vivir sobria, piadosa, y justamente en este mundo presente, redimiéndonos de todo pecado y purificándonos, Tit 2:11-14; para que podamos practicar la justicia, así como Jesús la practica: nadie os engañe. El que practica justicia es justo, como él (Jesús) es justo. 1 Juan 3:7. Esta función de la gracia, enseñándonos cómo practicar la justicia, es llamada el Ministerio de Justicia, que es mucho más glorioso que el Ministerio de la Condenación.]

 11 y en cuanto a juicio,2 porque el príncipe de este mundo [todo hombre] ha sido condenado. [El Espíritu de Satanás está en el corazón de cada hombre, haciendo al hombre un esclavo del pecado, hasta que el Señor purifica al hombre gradualmente; y después durante su segunda venida en su corazón, cuando él trae la salvación a aquellos que le esperan y aguardan, él aplasta a Satanás debajo de vuestros pies, y lo destruye con el resplandor de su venida. 2 Cor 4:6. Heb 9:28, Rom 16:20, 2 Tes 2:8.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

2 En cuanto a juicio. Todo hombre es juzgado por el Espíritu de Cristo, ya sea en la muerte cuando el hombre muere en sus pecados, o al fin de su caminata espiritual que libera del pecado por medio de Cristo a través de la operación de la gracia, que tanto cambia como quita el pecado.

De la Palabra del Señor en el interior: "El fin es un juicio compasivo y la liberación del pecado. Toda la ayuda de la palabra probada no puede sobrepasar la del juicio."

Toda la ayuda que recibimos al oír, y aceptamos después de probar que lo que oímos viene del Señor, y después obedecer - la suma total de toda esa ayuda (que es increíble para la mayoría de las personas), no se compara con la ayuda que produce cambio que recibimos en el juicio. En el momento del jucio, la cabeza de Satanás es aplastada, el pecado restante es quemado por el resplandor de su venida, nuestro corazón es completamente circuncidado, la purificación está completa — y entonces recibimos el fruto del Espíritu, que nos libera de las leyes que se nos han dado, y deja que nuestro corazón oiga, vea, y sienta al Espíritu contínuamente — de manera que caminamos en amor, de acuerdo a los mantados contínuos del Espíritu, mientras somos vigorizados por el Espíritu — cesamos de nuestras propias obras, nuestra mente es completamente destruída y cesa de operar, a medida que recibimos un nuevo corazón, mente y Espíritu.

El Señor quiere que aquellos que han caminado hasta el fin de la gracia, se acerquen a su juicio con confianza y seguridad, animados por las operaciones maravillosas y purificadoras de su gracia que ya han sido recibidas, y seguros de que recibirán ayuda aún más grande en el juicio final.

_______________________________________