La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 16:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 "Cuando él venga, probará al mundo que están equivocados [reprobará a todos los hombres] con respecto al pecado, y la justicia y el juicio.1 [Todo hombre tiene su día de visitación del Espíritu Santo, cuando él oye las reprensiones silenciosas y anónimas del Señor. Aquellos que no creen en él, (sus palabras de reprensión), permanecen en la condenación. Pero si el hombre hace caso de su reprensión, el Señor derrama su espíritu y sus palabras sobre él, Prov 20:23,33; enseña al hombre cómo vivir sobria, justa y piadosamente, en este mundo presente; y después finalmente juzga al hombre, recogiendo su trigo (sus obras de amor, vigorizadas y motivadas por la fe operacional) en el granero y quemando la paja (las obras del pecado) con el fuego que nunca se apagará el bautismo del Espíritu Santo de la muerte al espíritu egoísta de Satanás en el hombre.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Yo lo enviaré (al Consolador). Cuando él venga, probará al mundo que están equivocados con respecto al pecado, a la justicia y al juicio. El Santo Espíritu fue derramado sobre todos los hombres en el Pentecostés. Hay una medida adicional del Espíritu Santo, dada a aquellos que obedecen. El Espíritu de Cristo condena y convence a la persona de sus pecados, le muestra la justicia de Cristo, la cual cada uno debe alcanzar, y lo juzga.

El hombre y Dios están más lejos en caracter que una rata lo está del hombre. El hombre primero debe aprender que es un animal bajo; en ese preoceso él comienza a entender que el mundo entero está en la impiedad porque todos los hombres están sujetos al Espíritu de Satanás. El hombre es enseñado y convencido de su pecado. Entonces él comienza a entender lo que significa la justicia de Dios: él convencerá al mundo de pecado, y de justicia. Después él será juzgado en la conclusión de su caminata espiritual.

Hasta que el Espíritu le muestre al hombre el pecado, él no puede enteder o reconocer la mayoría de los pecados. Pero el hombre natural no acepta las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura; y no las puede comprender, porque se han de discernir espiritualmente. 1 Cor 2:14. Porque lo que se conoce acerca de Dios se revela en ellos, pues Dios se lo manifestó. Rom 1:19. Así que como en el versículo 16:8 mencionado aquí, el Espíritu Santo le enseña al hombre con respecto al pecado, con respecto a Jesús, y el juicio dentro del hombre; los ojos del alma deben ver, los oídos del alma deben oír, para aprender las cosas de Dios. Las cosas de Dios no son aprendidas leyendo la Biblia, ni escuchando a alguien hablar, a menos que ellos hablen palabras entregadas por el Espíritu de Dios en ese momento. Jesús dijo: "Pero una sola cosa es necesaria. Pues María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada." — sentarse a los pies de Jesús y oír su palabra. Lucas 10:39-42. Oír su voz y seguirle (obedecerle) es sumamente importante para su futuro — importante para obtener la vida: Las palabra que yo os he hablado son espíritu y dan vida. Juan 6:33

_______________________________________