La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 17:21,23

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 para que todos sean una cosa, así como tú, oh Padre, en mí y yo en ti, que también ellos lo sean una en nosotros;3 para que el mundo crea que tú me enviaste.

 23 Yo en ellos4 y tú en mí, para que sean hechos perfectos en uno; y para que el mundo conozca que tú me has enviado y que los has amado, como también a mí me has amado.

Juan 14:19-21,23

Mostrar el Capítulo y las notas   

 19 Todavía un poquito, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis. Porque yo vivo, también vosotros viviréis.

 20 En aquel día vosotros conoceréis que yo soy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.3

 21 El que tiene mis mandatos y los obedece, él es quien me ama. Y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él.4 [Obedecer los mandatos que usted le oye hablarle desde el interior de su corazón, y las palabras que él le habla a usted desde el interior de su corazón imparten la vida de Dios, Juan 6:63; esa vida de Dios, Cristo, crece dentro de usted, a medida que sus palabras son implantadas en su corazón, hasta que usted llega a ser puro y ve a Dios en el rostro de Cristo Jesús. Mat 5:8, 2 Cor 4:6.]

 23 Respondió Jesús y le dijo: -- El que me ama, mi palabra guardará [me obedecerá, practicará mis enseñanzas]. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada5 con él. [en su corazón; y ellos viven en un reino, al cual usted es trasladado. Cuando usted es trasladado al reino, (mientras todavía está vivo en la tierra), usted también le ve a Él. Jesús aparece en su corazón. Jesús es revelado. Oí una gran voz que procedía del trono diciendo: "He aquí el tabernáculo de Dios está con los hombres, y él habitará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios." Apoc 21:3.].

Mostrar el Capítulo y las notas   

2 Pedro 1:4

Mostrar el Capítulo y las notas   

 4 Mediante ellas nos han sido dadas preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas seáis hechos participantes de la naturaleza divina, después de haber huido de la corrupción que hay en el mundo debido a las bajas pasiones.1

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.