La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 6:63

Mostrar el Capítulo y las notas   

 63 El Espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y dan vida.6 [Jesús es el pan de vida: la vida de Dios. De la Palabra del Señor en el interior: "Las palabras que yo les hablo imparten vida; el Espíritu da la vida con cada palabra que es oída." Para adquirir más de Jesús, (la vida), usted debe estar en silencio, esperarlo a Él, oír, escuchar las palabras que él le habla a usted, y obedecer lo que él le manda. Sus palabras que él nos habla nos imparten la vida de Dios y están implantadas en nuestros corazones; y debido a que Jesús es la vida de Dios, sus palabras habladas forman a Jesús dentro de nosotros, hasta que finalmente él es resucitado en nosotros para llegar a ser nuestro verdadero Señor, que gobierna nuestros corazones.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

6 El Espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo les hablo son espíritu y dan vida. Sus palabras habladas que usted oye y guarda, (practica, obedece, sostiene como verdaderas), son espíritu e imparten la vida de Dios en usted. Las obras de la carne no aprovechan para nada; leer la Biblia es una obra de la carne. Sólo las palabras que usted oye, pronunciadas por el Espíritu Santo, darán vida. Usted puede oír y crecer espiritualmente al oír la Palabra de Vida hablada por el Espíritu Santo en su corazón, si usted espera en humilde silencio, a medida que usted escuchavelaoyecree que es verdad, y entonces obedece lo que se le dice que haga. Son las palabras que usted oye de Dios y obedece las que en realidad crean la nueva vida espiritual en usted, y esta vida es Cristo, la vida. Esas palabras oídas son implantadas para echar raíces en su corazón para cambiarlo de manera que llegue a ser más como él, formando a Cristo dentro de usted; hasta que Cristo esté formado completamente y resucitado en usted para ser su verdadero Señor, gobernando sus pensamientos, sus palabras, y sus acciones.

Jesús le dijo a los apóstoles que ellos habían sido limipiados por las palabras que él les había hablado. Juan 15:3. Y Pablo nos dice que la iglesia de creyentes es santificada y limipiada con el lavamiento del agua de la palabra para llegar a ser gloriosa, sin mancha ni arruga, Efe 5:25-27; y tanto aquel que santifica como aquellos que son santificados son todos uno, Heb 2:11; y aquellos que son santificados son limipiados y perfeccionados para siempre. Heb 10:14. Por lo tanto las palabras que nosotros le oímos persistentemente que Él nos habla a nosotros resultan en ser limpiadosantificado, en unión, y perfeccionado para siempre.

Pero usted debe oírle, no leer acerca de él; no escuchar a alguien más leer acerca de él. Usted debe oírle y obedecerle para que pueda tener progreso espiritual.  La letra mata, pero el Espíritu vivifica. Usted puede leer la Biblia entera; usted puede memorizar la biblia entera, y no le dará vida o crecimiento espiritual. La letra o la ley condena, motivándole a cambiar, motivándole a buscar su ayuda para ser diferente. Pero la Biblia no puede impartir vida, lo cual el espíritu sí hace. La Biblia es buena para entender lo que es el pecado, y buena para mantener la esperanza; pero no es un sustituto para ir a él y ser enseñado y cambiado.  Vosotros escudriñáis las Escrituras, porque os parece que en ellas tenéis vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mí. Pero vosotros no queréis venir a mí para que tengáis vida. Juan 5:38-40

De la Palabra del Señor en el interior:

Diez palabras de Él son mejores que leer diez de las cartas del Nuevo Testamento porque sus palabras que usted le oye hablarle a usted le imparten la vida de Dios a su corazón, Juan 6:63; pero leer diez cartas es sólo una obra de la carne, que no aprovecha para nada; de hecho la mayoría de la gente lee las cartas del Nuevo Testamento y piensan que son escritas para ellos, cuando en realidad la mayoría fueron escritas para los creyentes muy avanzados quienes habían alcanzado la primera etapa de la perfección. Leer la Biblia es valioso para entender qué es el pecado y para mantener su esperanza en el verdadero evangelio; sin embargo, para ser valioso, su esperanza debe estar en el verdadero evangelio y en el beneficio de llevar la cruz para hacer cumplir esas promesas.

_______________________________________