La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 8:31-32

Mostrar el Capítulo y las notas   

 31 Por tanto, Jesús decía a los judíos que habían creído en él: --Si vosotros permanecéis en mi palabra [enseñanzas y mandamientos que han sido oídos de Jesús cuando le habla a usted], seréis verdaderamente mis discípulos; [Si usted continúa esperando, velando, y escuchando a Jesús, quien es la palabra y la luz dentro de su corazón, usted es un verdadero discípulo, que producirá el fruto del Espíritu, que será guiado a toda verdad, y entonces habrá llegado a ser libre de todo pecado.]

 32 y [entonces] conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.4 [Usted sólo aprenderá la verdad para llegar a ser libre "si permaneces en mi palabra," como declara el versículo 31; el camino es continuar en Su Palabra, y esta palabra no es la Biblia sino la palabra que está en su corazón y su boca para que la obedezca. La verdad está en la vida de Dios (quien es Jesús), y esta vida es luz, y esta luz es la unción, la cual es verdad. Jesús es la vida y la verdad, y cuando usted lo posee completamente, (la palabra, la unción, la luz, la vida, la verdad), Él lo hará libra de la servidumbre del pecado de modo que el pecado ya no lo controle y que ni siquiera sea deseable; más bien, usted será guiado por Dios con toda palabra para hablar y toda acción que se debe hacer — eso es ser libre, libre de la servidumbre y esclavitud del pecado.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

4 ¿Libres de qué? Libres de la esclavitud del pecado. La verdad nos libera del pecado. Y Jesús nos libera del pecado. Libertad del pecado: Para esto fue revelado el Hijo de Dios [en nosotros]: para deshacer [en nosotros] las obras [pecado] del diablo. 1 Juan 3:8. ¿Cómo? Jesús le dijo a aquellos que creen en él, "Si vosotros permanecéis en [obediencia a] mi palabra [enseñanzas y mandatos que hemos oído], seréis verdaderamente mis discípulos. Juan 8:31. ¿Qué palabra? Muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la obedezcas. Deut 30:14. ¿Cómo se recibe la palabra? Escuchando silenciosamente, cada día. Ninguna cantidad de estudio bíblico puede sustituir el esperar, velar, y escuchar la Palabra del Señor en el interior para que sea oída y obedecida; los judíos tenían las escrituras, sin embargo ellos ignoraron los muchos mandatos dentro de las escrituras que les advertían severamente acerca de no oír la voz del Señor.

_______________________________________