La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Josué 23

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Mucho tiempo después que Jehovah diera reposo a Israel de todos sus enemigos de alrededor,1 aconteció que Josué, siendo ya viejo y de edad avanzada,

 2 convocó a todo Israel, a sus ancianos, a sus jefes, a sus jueces y a sus oficiales, y les dijo: "Yo ya soy viejo y de edad avanzada.

 3 Vosotros habéis visto todo lo que Jehovah vuestro Dios ha hecho con todas estas naciones por causa vuestra; porque Jehovah vuestro Dios es el que ha combatido por vosotros.

 4 Mirad, os he repartido por sorteo, como heredad para vuestras tribus, estas naciones que quedan, así como las que yo he exterminado, desde el Jordán hasta el mar Grande, hacia donde se pone el sol.

 5 Jehovah vuestro Dios las arrojará de delante de vosotros y las echará de vuestra presencia. Y vosotros tomaréis posesión de sus tierras, como Jehovah vuestro Dios os ha prometido.

 6 "Por tanto, esforzaos mucho en guardar y hacer todo lo que está escrito en el libro de la Ley de Moisés, sin apartaros de ella ni a la derecha ni a la izquierda.

 7 No os mezcléis con estas naciones que han quedado entre vosotros. No hagáis mención del nombre de sus dioses ni juréis por ellos. No les rindáis culto, ni os postréis ante ellos.

 8 "Sólo a Jehovah, vuestro Dios, seréis fieles, como habéis sido hasta el día de hoy;

 9 porque Jehovah ha echado de delante de vosotros a naciones grandes y fuertes, y nadie ha podido resistir delante de vosotros hasta el día de hoy.

 10 Uno de vosotros persigue a mil, porque Jehovah vuestro Dios combate por vosotros, como él os ha prometido.

 11 Por eso, tened mucho cuidado, por vuestras propias vidas, de amar a Jehovah vuestro Dios.

 12 Pero si os volvéis atrás y os adherís a los sobrevivientes de estas naciones que han quedado entre vosotros, y os unís con ellas en matrimonio y os mezcláis con ellas y ellas con vosotros,

 13 estad seguros de que Jehovah vuestro Dios no continuará echando a estas naciones de delante de vosotros. Antes bien, ellas serán para vosotros una trampa y un lazo, azotes en vuestros costados y espinas en vuestros ojos, hasta que perezcáis en esta buena tierra que Jehovah vuestro Dios os ha dado.

 14 "He aquí que yo estoy para ir por el camino de todo el mundo. Reconoced, pues, con todo vuestro corazón y con toda vuestra alma que no ha fallado ni una sola palabra de todas las buenas promesas que Jehovah vuestro Dios os había hecho. Todas se han cumplido para vosotros; no ha fallado de ellas ni una sola palabra.

 15 Pero sucederá que así como se ha cumplido para vosotros toda palabra buena que Jehovah vuestro Dios os ha dicho, así también traerá Jehovah sobre vosotros toda palabra mala, hasta eliminaros de esta buena tierra que Jehovah vuestro Dios os ha dado.

 16 Si violáis el pacto que Jehovah vuestro Dios os ha mandado, y os vais y servís a otros dioses, postrándoos ante ellos, la ira de Jehovah se encenderá contra vosotros, y rápidamente pereceréis en esta buena tierra que él os ha dado."


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Se supone que los judíos debían conquistar y destruir a todos los habitantes de la tierra prometida; después ellos podrían reposar disfrutando su herencia con seguridad. Pero cuando los que fueron a explorar reportaron que habían gigantes en la tierra, los judíos se atermorizaron y rehusaron cruzar el río para conquistar la tierra que Dios les había prometido, y que él les había prometido que pelearía por ellos. Por lo tanto Dios se enojó con ellos y juró que ninguno de ellos entrarían en el reposo de la herecia segura en la tierra prometida; que ninguno entraría en la tierra prometida para vivir allí. Ellos fueron sentenciados a vagar por el desierto hasta que todos ellos hubieran muerto; y entonces sus hijos entrarían. Este es el descanso que Dios juró que ninguno entraría porque no creyeron en la promesa que él les hizo. ¡Note! Ellos creyeron en Dios porque habían visto sus muchos milagros en el desierto; pero no creyeron que podrían conquistar a los hombres poderosos que habían visto, incluso con la ayuda de Dios. ¡Cristianos! Ustedes no pueden sólo creer en Dios; deben tener la esperanza verdadera, la esperanza que purifica. Usted debe creer que Dios puede conquistar y destruir las obras del diablo, el pecado en usted.

Para el cristiano, el resposo es sentarse en Cristo, libre de pecado, y santificados sin el mal; pero para que esto suceda, usted debe creer que es posible, y usted debe esperarlo, y usted debe buscarlo, y used debe pelear contra sus enemigos, el pecado, por medio dle arrepentimiento en la cruz, para ser liberado del pecado y disfrutar de la herencia del reposo en seguridad, habiendo sido santificado

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo