La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Judas 1

 1 [Martín Lutero también negó este libro porque estaba en conflicto con su doctrina de justificación sólo por la fe, una fe que él definió como una creencia en Jesús como Hijo de Dios. Judas, un hermano natural de Jesús, cuestiona la doctrina de la gracia justificadora que justifica al hombre que todavía camina en sus propios deseos; diciendo que esto tuerce la gracia para que llegue a ser un permiso para la inmoralidad; y que el pueblo que la estaba enseñando eran codiciosos de dinero, y estaban destinados a ser destruidos en la oscuridad más profunda.]

1 Judas, siervo de Jesucristo y hermano de Santiago; a los llamados, amados en Dios Padre y guardados en Jesucristo:

 2 Misericordia, paz y amor os sean multiplicados.

 3 Amados, mientras me esforzaba por escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribir para exhortaros a que contendáis eficazmente por la fe1 que fue entregada una vez a los santos.

 4 Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, de los cuales desde antiguo se había escrito. Ellos son hombres impíos, que convierten la gracia de nuestro Dios en infracción de la ley y libertinaje, en un permiso para la inmoralidad, y niegan y repudian al único Soberano y Señor nuestro, Jesucristo.2 [Estos hombres transfirieron el significado de gracia de la verdad: que con arrepentimiento el Espíritu de Dios nos manda a negar los deseos e impiedad, a medida que nos purifica para vivir una vida sobria y piadosa en este mundo presente lo cual es más bien transferido a la mentira torcida de que la gracia es un permiso para la inmoralidad que excusa todos los pecados pasados, presentes y futuros en los creyentes, excusando así a los creyentes para que vivan en sus deseos y su orgullo como les plazca, sin ninguna ley. Al alegar que la gracia excusa todo pecado, estos hombres negaron y repudiaron a Jesús como su Señor y Maestro, quien dijo: "arrepiéntanse o perezcan, y no pequen más." No se trata lo que dices que eres, sino lo que haces que demuestra un cristiano o no. De la Palabra del Señor en el interior: "Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. ¿Estás de acuerdo con alguien que en su arrogancia haya dicho que Dios excusa el mal en los creyentes? No es justo, pero a ellos no les importa. Ellos han tomado la Biblia y la han hecho algo profano, la han usado para justificar su inmersión en el pecado. Ellos no quieren tener leyes. La nueva ley llegó a ser injusticia. El cristianismo no tiene idea de quien soy yo o de lo que represento." Pedro también identificó estos falsos maestros cristianos: "Porque hablando arrogantes palabras de vanidad, seducen con las pasiones sensuales de la carne a los que a duras penas se habían escapado de los que viven en el error. Les prometen libertad, cuando ellos mismos son esclavos de la corrupción; puesto que cada cual es hecho esclavo de lo que le ha vencido." 2 Pedro 2:18-19. Los maestros falsos prometen libertad para continuar en el pecado; pero Jesús dijo: "De cierto, de cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado." Juan 8:34. La paga del pecado es muerte. Rom 6:23. No sólo el cristianismo ha hecho de la gracia un permiso para la inmoralidad, sino que el cristianismo ha causado que las conciencias de sus creyentes sean cauterizadas con un fierro caliente, dejándolos indiferentes al pecado y el mal. Hay libertad para un hijo crucificado de Dios, libre de todo pecado, que camina en amor y cumple la ley; pero a menos que usted esté libre de todo pecado, está sujeto a ser excluido del cielo cuando muera.]

 5 Ahora bien, quiero haceros recordar, ya que todo lo habéis sabido, que el Señor, al librar al pueblo una vez de la tierra de Egipto, después destruyó a los que no creyeron. [No hay pecado libre de consecuencias; la paga del pecado es todavía la muerte. La Ley del Pecado y la Muerte es invalidada sólo cuando usted ha crucificado su mente y espíritu pecaminoso; el pecado libre de consecuencias es cristianismo de fantasía. De la Palabra del Señor en el interior: "No seas confundido; no seas engañado; debes romper una acción sospechosa. El pecado libre de consecuencias no existe; las consecuencias son verdaderamente asombrosas. Hay una guerra que usted debe ganar; el pecado debe ser vencido; los deseos de la carne combaten contra su alma."]

 6 También a los ángeles que no guardaron su primer estado sino que abandonaron su propia morada, los ha reservado bajo tinieblas en prisiones eternas para el juicio del gran día.

 7 Asimismo, Sodoma, Gomorra y las ciudades vecinas, que de la misma manera fornicaron y fueron tras vicios contra lo natural, son puestas por ejemplo, sufriendo la pena del fuego eterno.

 8 De la misma manera, también estos soñadores sucios mancillan la carne, rechazan toda autoridad y maldicen las potestades superiores. [2000 años atrás, Judas habla de unos pocos hombres que se habían infiltrado entre los verdaderos cristianos, predicando su mensaje falso de que la gracia excusaba todos sus pecados pasados, presentes y futuros. Hoy en día la gracia, al ser un permiso para la inmoralidad, ha sido la piedra angular de la doctrina protestante por 400 años. Por lo tanto el cristianismo ahora está lleno de soñadores sucios: sucios porque sus corazones están contaminados con toda clase de pecados que ellos todavía cometen despreciando las muchas advertencias y requerimientos del Señor, y soñando que ellos son salvos y justos. Las sectas romana y ortodoxa están similarmente llenas de soñadores sucios que sueñan que sus misas paganas, confesiones, penitencias, y eucaristías expían los pecados de sus corazones sucios y contaminados, cuyos rituales el Señor ha descrito como conflagración, (gran destrucción). De la Palabra del Señor en el interior: "El cristianismo no tiene idea de quien soy yo o de lo que represento. El enemigo está en todo el cristianismo. Todo el mundo está esperando que Jesús sea su excusa. Ellos son un pueblo obstinado, sus corazones se han enfriado. Ellos piensan que ser salvo es hacer ruido acerca de ser salvo. Ellos son un pueblo que no tiene idea, y no tiene frutos. Todos son soñadores sucios."]

 9 Pero ni aun el arcángel Miguel, cuando contendía disputando con el diablo sobre el cuerpo de Moisés, se atrevió a pronunciar un juicio de maldición contra él, sino que dijo: "El Señor te reprenda."3

 10 Pero éstos maldicen lo que no conocen; y en lo que por instinto comprenden, se corrompen como animales irracionales.

 11 ¡Ay de ellos! Porque han seguido el camino de Caín; por recompensa se lanzaron en el error de Balaam y perecieron en la insurrección [rebelión] de Coré.

 12 Estos que participan en vuestras comidas fraternales son manchas, apacentándose a sí mismos sin temor alguno. Son nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos. Son árboles marchitos como en otoño, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados.

 13 Son fieras olas del mar que arrojan la espuma de sus propias abominaciones. Son estrellas errantes para las cuales está reservada para siempre la profunda oscuridad de las tinieblas.

 14 Acerca de los mismos también profetizó Enoc, séptimo después de Adán, diciendo: "He aquí, el Señor ha venido en decenas de miles de sus santos4

 15 para hacer juicio contra todos y declarar convicta a toda persona respecto a todas sus obras de impiedad que ellos han hecho impíamente y respecto a todas las duras palabras que los pecadores impíos han hablado contra él."

 16 Éstos se quejan de todo y todo lo critican, andando según sus propios malos deseos. Su boca habla arrogancias, adulando a las personas para sacar provecho.

 17 Pero vosotros, amados, acordaos de las palabras que antes han sido dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo,

 18 porque ellos os decían: "En los últimos tiempos habrá burladores que andarán según sus propias pasiones, como impíos que son."

 19 Éstos son los que causan divisiones. Son sensuales y no tienen al Espíritu.5

 20 Pero vosotros, oh amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe y orando en el Espíritu Santo,

 21 conservaos en el amor de Dios, aguardando con esperanza la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.6 [Usted debe experimentar a Jesús trayéndole vida eterna, así como Jesús le trae su salvación. Ni la salvación ni la vida eterna ocurren sin ocurrir primero la destrucción de la naturaleza pecaminosa en la cruz interna de la negación propia, por medio de persistente y paciente espera en Dios en humilde silencio, escuchando, velando, y obedeciéndole, y esa obediencia es evidencia de la creencia. Pero si esperamos lo que no vemos, con perseverancia lo aguardamos. Rom 8:25. La vida y la salvación vienen a aquellos que prestan atención y obedecen los mandatos de Dios y le esperan persistente y pacientemente, Heb 5:9, 9:28]

 22 De algunos que vacilan tened misericordia;

 23 a otros haced salvos, arrebatándolos del fuego; y a otros tenedles misericordia, pero con cautela, odiando hasta la ropa contaminada por su carne [comportamientos inmorales]. [Las indulgencias carnales y comportamientos inmorales son explicados por los frutos de la carne. Saber cuál sacar del fuego y cuál evitar tocar sólo es posible si usted está en su presencia, (como se indica en el siguiente versículo), siguiendo completamente la dirección de Dios en cuanto a qué palabras hablar y qué obras hacer.]

 24 Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída y para presentaros irreprensibles delante de su gloria con grande alegría; [De la Palabra del Señor en el interior: "Nosotros estamos en Su presencia; en el reino estamos de pie ante Dios y sus santos ángeles. Nosotros estamos en la presencia de Dios pronunciando su palabras como Él nos las ordenó."]

 25 al único Dios, nuestro Salvador por medio de Jesucristo nuestro Señor, sea la gloria, la majestad, el dominio y la autoridad desde antes de todos los siglos, ahora y por todos los siglos. Amén.

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 a que contendáis eficazmente por la fe. La fe debe crecer. Toda revelación que usted oye o ve de Dios aumenta su fe. Pedro definió el proceso del crecimiento de la fe, cuando dijo: pongan todo empeño para añadir a su fe. 2 Ped 1:5-7. Su fe debe estar establecida en su experiencia del poder de Dios, no en palabras pronunciadas por hombres o leídas. El poder de Dios es prometido para liberarlo [separarlo] de sus pecados, lo cual es salvación. Usted es salvo a través de la fe, y por medio de la fe sus corazones son purificados; pero obviamente en el comienzo de la fe, usted no está purificado, ni tampoco es salvo. Usted debe contender por la fe, crecer en la fe, edificar su fe, aumentar su fe, perfeccionar lo que falta en su fe, pelear la buena batalla de la fe, hasta la victoria, cuando su fe es consumada por el consumador; la fe es un proceso y una caminata de obras de arrepentimiento y amor, el fin de la cual es ver a Cristo traer su salvación, para traerle su vida eterna.

¿Con qué está usted contendiendo? Su propia naturaleza pecaminosa; sus deseos y afectos; su orgullo y placeres — estos son los enemigos de su alma — el pecado. ¿Cómo contiende usted en contra del pecado? Por la fe, lo cual es negar su propia voluntad y obedecer los mandamientos de Dios que él le habla a usted. Una fe así lo llevará a que su corazón sea purificado, lo llevará al glorioso reposo cristiano y a recibir el fruto del Espíritu, que incluye una gran medida adicional de fe.

2 Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, de los cuales desde antiguo se había escrito. Ellos son hombres impíos, que convierten la gracia de nuestro Dios en impiedad y libertinaje y niegan y repudian al único Soberano y Señor nuestro, Jesucristo. Con respecto a la salvación instantánea por medio de la gracia: de la Palabra del Señor en el interior: "son mentiras torcidas y perniciosas, una falla fatal que extravía al justo." La gracia ha sido torcida en mentiras desde un proceso para enseñar arrepentimiento, que lleva a la pureza, hasta llegar a ser un permiso para la inmoralidad y continuar en nuestras naturalezas pecaminosas sin la necesidad de arrepentimiento. Al alegar que la gracia excusa todo pecado, todos los hombres tales niegan a Jesús como su Señor y Maestro, quien dijo: "arrepiéntanse o perezcan, y no pequen más." Judas nos muestra que esta perversión malvada de la doctrina comenzó 2000 años atrás en la iglesia primitiva. Ellos fueron escritos hace mucho tiempo atrás por Moisés cuando Él escribió acerca de Caín, Balaam, y Coré, los antepasados de estos cristianos perversos que cambian la gracia por la lascivia, libertinaje, o permiso para pecar.

Pablo nos habla acerca de aquellos que dicen que conocen a Dios, pero lo niegan por medio de sus vidas pecaminosas: Profesan conocer a Dios, pero con sus hechos lo niegan; son abominables, desobedientes y descalificados para toda buena obra, Tit 1:16; (buenas obras son aquellas que Dios dirige al hombre puro a que realice). Usted puede llamarle Señor, usted puede llamarle Maestro, pero eso también hizo Judas, y aún lo besó; pero no es lo que usted dice lo que hace que Jesús sea su Señor o su Maestro, sino sus obras — su obediencia a sus enseñanzas y mandatos. Por sus obras usted lo reconoce o lo niega como su Señor y Maestro. Si usted peca, usted lo niega como su Señor y Maestro. Un Señor o Maestro gobierna a sus siervos, y Jesús no puede gobernar al que comete un pecado. A menos que usted esté libre de pecado, Él no es su Señor o Maestro. Sois esclavos del que obedecéis; ya sea del pecado que lleva a la muerte o de la obediencia que lleva a la justicia. Rom 6:16. De la Palabra del Señor en el interior: "Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí."

Habiéndose filtrado aún entre los cristianos santificados, ellos también decían ser cristianos. Por supuesto, ellos decían que creían en Jesús y Dios; pero lo negaron y repudiaron como su verdadero y único maestro y Señor Dios, con sus palabras, pensamientos y acciones; ellos negaron la necesidad de la unción controladora del espíritu de Cristo para gobernar sus corazones. Ellos negaron la necesidad de que Jesús fuera su verdadero Señor y Maestro, que controle perfectamente nuestros pensamientos, palabras y acciones. En la noche que Judas traicionó a Jesús, llevando a la turba para que le arrestaran, Judas besó a Jesús y le llamó Maestro, y le dijo: "Te saludo, Maestro;" pero con sus acciones traicioneras él negó a Jesús como su Señor y Maestro. El cristianismo también niega y repudia a Jesús al enseñar la salvación instantánea por la gracia, mientras ignoran las enseñanzas de Jesús con respecto a las exclusiones, requisitos, y condiciones de la salvación. Ignorar sus enseñanzas y mandamientos, es negar y repudiar a Jesús como Señor y Maestro. Jesús no es Señor ni Maestro de nadie que todavía esté pecando; como él dijo: De cierto, de cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado. Juan 8:34. Si usted todavía está pecando, todavía está caminando de acuerdo a los caminos de este mundo, de acuerdo con el príncipe de la potestad del aire [Satanás], Efe 2:2-3; Satanás es su Señor.

Estos cristianos falsos niegan el resultado del camino angosto, que es que Jesús esté en completo control de ellos, mientras profesan las falsas doctrinas de la salvación instantánea del camino ancho: Cristo ha pagado por todos sus pecados: pasados, presentes y futuros; el pecado libre de consecuencias. Ellos niegan la necesidad de arrepentimiento, perfecciónpureza — y santidad, todo lo cual es posible al cargar la cruz interna de la negación propia. Estos eran hombres carnales, no crucificados, que no habían recibido el Espíritu de Dios por medio de la obediencia. El evangelio falso de la gracia estaba siendo ofrecido 2000 años atrás; aunque desafortunadamente es falsa, la salvación instantánea se ha hecho universal con todas las sectas que son sectas deficientes. Y por lo tanto, la advertencia de Hebreos 10:29 se aplica al cristianismo de hoy en día:

¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que ha pisoteado al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto por la cual fue santificado y que ha ultrajado [despreciado] al Espíritu de gracia? Heb 10:29.

La iglesia falsa ha hecho de la sangre de Jesús una excusa para el mal, y por lo tanto han hecho de su sangre una cosa inmunda; y así ellos pisotean a Jesús y muestran desprecio por su gracia. Peor aún, ellos han cambiado el pacto, que Isaías profetizó que resultaría en que el Señor devoraría la tierra, y quedarían pocos hombres. Isa 24:5-6; y este tiempo se aproxima rápidamente, en el cual todos los que pecan serán quitados de la tierra, no con agua como en los días de Noé, sino con un azote.

Es el Señor quien debe nombrar por medio de los dones a sus predicadores, maestros y evangelistas, cuyo único propósito es la perfección de los santos. Efe 4:-11-13.
Ningún hombre no perfeccionado puede cumplir la función del ministerio, que es la perfección de los santos; cualquiera que sea un maestro o predicador no perfeccionado es un ministro falso, que no ha sido nombrado ni dotado por Dios. Jesús advierte específicamente que los ministros no perfeccionados son guías ciegos y nos dice que los dejemos. Lucas 6:39-45, Mat 15:14. Cualquier ministro no perfeccionado, por medio de su predicación o enseñanza no autorizada, niega a Jesús como Señor y Maestro.

El el Señor quien debe enviar a sus obreros a los campos para la cosecha, Mat 9:38, pero los ministros de hoy no han sido nombrados ni han sido enviados por órdenes directas. Ellos son nombrados por los hombres, enseñados por los hombres, y enviados por los hombres, y como tales no son de Cristo. En cambio, son ministros de Satanás, transformados para parecer como ministros de justicia, 2 Cor 11:14-15.


Pedro incluso nos advirtió que tuviéramos cuidado con las cartas de Pablo que son la fuente del evangelio falso, (que se encuentra en Romanos y 1 de Corintios), ya que son fácilmente malentendidas:

como también nuestro amado hermano Pablo os ha escrito, según la sabiduría que le ha sido dada. Él habla de estas cosas en todas sus epístolas, en las cuales hay algunas cosas difíciles de entender, que los indoctos e inconstantes tuercen, como lo hacen también con las otras Escrituras, para su propia destrucción.

Así que vosotros, oh amados, sabiendo esto de antemano, guardaos; no sea que, siendo desviados por el engaño de los malvados, caigáis de vuestra firmeza. 2 Pedro 3:15-17. (Si usted lee Romanos sólo parcialmente, podría fácilmente malentender la gracia, y pensar que no necesita hacer nada más que tener fe en Jesús; pero si usted lee la carta entera, como debe ser leída, usted sabrá que tiene que hacer morir su naturaleza pecaminosa para poder agradar a Dios. Mire lo que Pablo escribió en Romanos 8:8, Romanos 8:13, Fil 2:12, Gálatas 5:19-24, 2 Cor 7:1, 1 Tes 4:7, 1 Cor 15:34, y les he proclamado que se arrepientan y se conviertan a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento. Hechos 26:20 si tiene alguna duda.)

Esta doctrina del pecado sin culpa es la copa embriagadora que la Ramera de Babilonia ofrece y los habitantes de la tierra han bebido del vino de su fornicación," Apoc 17:2; el vino de su fornicación es la promesa falsa de vivir en la lujuria y el orgullo sin la consecuencia de la furia de Dios. Y el mundo entero ha bebido de la copa y sigue a esta Ramera que pretende ser la novia de Cristo, montada sobre la bestia con cuernos como de cordero, (que parece ser como Cristo).

3 Pero ni aun el arcángel Miguel, cuando contendía disputando con el diablo sobre el cuerpo de Moisés, se atrevió a pronunciar un juicio de maldición contra él, sino que dijo: "El Señor te reprenda." Él (Miguel) disputó (con Satanás) por el cuerpo de Moisés. Esto ha sido la fuente de gran controversia entre eruditos bíblicos; muchas teorías abundan acerca del significado de este versículo.

El Señor le dijo a Moisés que le hablara a la roca ante sus ojos (los de los hijos de Israel), y que esta les daría agua. En cambio Moisés expresó ira ante la gente y después golpeó la roca dos veces. A pesar de que esta había sido la manera en la cual el Señor le había dicho previamente a Moisés que golpeara la roca para sacar agua de la roca en Horeb, Moisés fue descalificado por Dios y no pudo entrar en la tierra prometida debido a que no siguió las órdenes que se le había dado; (esto debería ser una importante advertencia para todos nosotros de que Dios nos exige que sigamos sus órdenes completa y totalmente, lo cual él nos dijo en Jer 7:23: Escuchad y obedecer mi voz; y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo. Andad completamente en todo camino que os he mandado, para que os vaya bien. Obedecer completa y totalmente es hacer perfectamente la obra que ha sido ordenada, lo cual Jesús exige en Apocalipsis 3:2).

Años después Moisés había muerto. El Señor lo enterró en un sepulcro secreto en un valle en la tierra de Moab. Aparentemente Satanás, razonando que Moisés no era suficientemente bueno para cruzar el Jordán, presentó un reclamo acerca de Moisés; pero Dios le negó el reclamo, como sabemos a partir del relato de Lucas a Santiago, Pedro, y Juan, donde vemos a Moisés en gloria con Elías siendo aconsejado por Jesús. Lucas 9:28-36. Nosotros nos imaginamos que esta contienda entre Miguel y Satanás sucede en el sepulcro de Moisés, pero probablemente ocurrió en el cielo.

Entonces la pregunta es: ¿exactamente por qué estaban contendiendo Miguel y Satanás? ¿Qué estaba tratando de reclamar Satanás?

¿Fue el cuerpo de Moisés? No, se nos dice que el cuerpo fue enterrado. Es que el polvo vuelve a la tierra, como era, Ecl 12:7,

¿Era el espíritu de Moisés? No, se nos dice que todos los espíritus de los hombres regresan a Dios. Y el espíritu vuelve a Dios, quien lo dio. Ecl 12:7

Lo único que queda es el alma. En Génesis el Señor le dijo a la serpiente: "Porque hiciste esto, serás maldita entre todos los animales domésticos y entre todos los animales del campo. Te arrastrarás sobre tu vientre y comerás polvo todos los días de tu vida," Gen 3:14; y en Isaías también leemos que la serpiente se alimentará de polvo. Isa 65:25. De la Palabra del Señor en el interior: "el polvo que el diablo come es la manifestación física de lo espiritual." El cuerpo físico del hombre regresa al polvo. En el infierno, el alma del hombre, lo espiritual, es destruida por Dios: temed a aquel que puede destruir tanto el alma como el cuerpo en el infierno. Mat 10:28. Tal vez esto explica la feroz oposición que el diablo aplica al verdadero creyente; él codicia su comida. Satanás quería el alma de Moisés como comida, aparentemente no queriendo dejar que ni un bocado se escapara de su reclamo.

Aunque suene mal, si esa es su única comida, usted puede ver por qué él es tan incesante, merodeando el campamento (las personas verdaderamente cristianas), como un león rugiente, buscando a quién devorar, 1 Ped 5:8; yo solía leer esto y pensar que la palabra "devorar" era usada de manera figurada, pero aparentemente es literal. Jorge Fox planteó una pregunta aún más grande:

Si la comida de su dios y príncipe [de aquellos que todavía están pecando] es polvo, y él anda sobre su vientre, entonces ¿cómo andan ustedes que son desobedientes, en quienes él gobierna? [Fox dice que los hombres en el infierno estarán sobre sus vientres, Marcos 9:48 lo apoya: Donde su gusano no muere.] ¿Qué comen ustedes sino polvo? Porque ¿piensan que a ustedes les debe ir mejor, o que deben andar mejor que su dios y príncipe, que está fuera de la verdad, y no hay verdad en él? Oh, no; por lo tanto obedezcan la verdad, de la cual el dios y príncipe de este mundo está fuera; y ese espíritu repugnante e impuro está fuera del Espíritu de Dios que es puro; y entonces ustedes tendrán la leche y el vino espiritual, y la miel y el panal de miel, y el pan de vida del cielo, por medio del cual ustedes pueden vivir por Cristo quien se los da, el príncipe de vida, que destruye al príncipe de la muerte, y sus seguidores, que no quiere que Cristo gobierne sobre ellos.

En una carta al juez Sawrey, advirtiéndole de las consecuencias del infierno por su cruel persecución de los primeros cuáqueros, Jorge Fox escribió: ¡Cómo será usted roído y quemado algún día, cuando usted sentirá las llamas, y cuando las plagas de Dios serán derramadas sobre usted, y usted comenzará a morderse la lengua por causa del dolor, debido a las plagas!

(Miguel) no se atrevió a pronunciar un juicio de maldición contra él (Satanás), sino que dijo: "El Señor te reprenda."

Yo había sido enseñado por los expertos de Babilonia a nunca titubear en reprender al diablo si uno piensa que él lo está tentando o metiéndose en su camino. Un día cuando yo estaba reprendiendo completamente el diablo (o así lo pensé yo), oí al Señor decirme: "Déjame que yo lo reprenda, no tú." Piénselo: si no debemos pronunciar palabras de crítica de otras personas, lo cual es juzgar, lo cual es asumir el papel de Dios, cuánto más tonto es criticar y reprender a dignatarios celestiales quienes tienen el poder de producir tormentas, hacer bajar fuego del cielo, matar a masas de animales, matar a cientos de miles de personas, etc.

4 He aquí, el Señor ha venido en decenas de miles de sus santos. La versión original de la Reina Valera dice "con" sus santos, no "en". Jorge Fox tiene una lista de errores de traducción que él sabía que estaban equivocados; usted también puede ver que los traductores tenían que elegir entre usar "con" y "en". Los traductores eran todos hombres de la iglesia falsa que no estaban regenerados, y no tenían idea de lo que era la venida del Señor (o aparición, o surgimiento, o llegada). Nunca se les ocurrió que el Señor se apareció "en" los individuos que habían sido purificados por su gracia en la cruz interna de la negación propia, por lo que, naturalmente, lo tradujeron como "con." Usted puede ver las opciones de la palabra "con [1722] " en el versículo completo al posar el cursor sobre el número subrayado "1722," o al hacer clic aquí para obtener los detalles del 1722. Usted puede ver la nota 3, la cual dice que el original griego es "has come," un tiempo proléptico aorista.

Decenas de miles es por lo menos 20.000 y está de acuerdo con los primeros frutos para Dios, los 144.000 que siguen al cordero, (fueron obedientes a él), donde sea que Él vaya, y este versículo en Apocalipsis 14:4 habla sólo de los "hombres" no contaminados, pero de acuerdo a la Palabra del Señor en el interior esto es: "hombres o mujeres que han vencido su deseo por el sexo." Si eso le parece extraño, haga clic en este enlace para ver otros versículos similares.

La profecía que Judas cita en este versículo aparentemente se origina del libro de Enoc, el cual Wikipedia resume de la siguiente manera:

El Libro de Enoc es una obra judía religiosa antigua, tradicionalmente atribuida a Enoc, el bisabuelo de Noé. No es parte del canon bíblico que usan los judíos, aparte de Beta Israel. Es considerado canónico por la Iglesia Etíope Ortodoxa Tewahedo y la Iglesia Eritrea Ortodoxa Tewahedo, pero no por ningún otro grupo cristiano.

Se estima que las secciones más antiguas (principalmente en el Libro de los Observadores) son de alrededor del año 300 a. C., y la parte más nueva (el Libro de las Parábolas) probablemente fue compuesta al final del primer siglo a. C.

Debido a que Enoc murió alrededor del 3000 a. C., las fechas para la creación de este texto mencionadas anteriormente, (que son miles de años después), descartan que Enoc haya en realidad escrito el texto; aunque los autores desconocidos podrían haber citado accidentalmente una declaración de Enoc basada en algún otro escrito perdido. Hay muchas otras imposibilidades en este libro, que son muchas para nombrar. Por lo tanto, a pesar de que Judas citó una profecía de Enoc, yo descarto este supuesto Libro de Enoc como 99% ficción porque afirma que la referencia a "los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran bellas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas" se refiere a ángeles que se casaron con mujeres humanas, quienes entonces dieron a luz a gigantes; hay dos problemas con esta declaración:

5 Estos profetas falsos eran codiciosos, y todavía vivían en su naturaleza pecaminosa. Halagaban a los hombres para obtener control sobre ellos. Hablaban palabras con sus mentes carnales, no del Espíritu de Dios, como lo hacen los verdaderos ministros. Predican por dinero, no porque fueron enviados por Dios; pero dicen ser ministros de Dios. Esto es lo que Dios dijo que haría con las personas que dicen que lo representan, pero que nunca fueron autorizados directamente por él: Pondré sobre vosotros afrenta perpetua y eterna humillación que no serán olvidadas, Jer 23:40.

Juan mejor describe los profetas falsos:

Hijitos, ya es la última hora; y como oísteis que el anticristo había de venir, así también ahora han surgido muchos anticristos. Por esto sabemos que es la última hora. Salieron de entre nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubieran sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros. Pero salieron, para que fuera evidente que no todos eran de nosotros. 1 Juan 2:18-18

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus, si son de Dios. Porque muchos falsos profetas han salido al mundo. 1 Juan 4:1

Y Pedro también describió a esos hombres:

Y especialmente a aquellos que andan tras las pervertidas pasiones de la carne, y desprecian toda autoridad, [como los apóstoles que trataron de corregirlos]. 2 Pedro 2:10
....Y después en 2 Pedro 2:12
Recibirán injusticia como pago de la injusticia, porque consideran delicia el gozar en pleno día de placeres sensuales. Éstos son manchas y suciedad que mientras comen con vosotros [oyendo la palabra hablada en comunión] se deleitan en sus engaños. Tienen los ojos llenos de adulterio [que aman el dinero, no a Dios] y son insaciables para el pecado. Seducen a las almas inconstantes. Tienen el corazón ejercitado para la avaricia. Son hijos de maldición. Abandonando el camino recto, se extraviaron al seguir el camino de Balaam hijo de Beor, quien amó el pago de la injusticia, [ellos predicaban por dinero, lo cual Pedro prohibió] y fue reprendido por su iniquidad. ¡Una muda bestia de carga, hablando con voz de hombre, frenó la locura del profeta! [Fox dijo que el progreso espiritual de los ministros de su época era menor que el del asno de Balaam porque el asno habló la palabra de Dios, pero los ministros no podían siquiera oír la voz del Señor, mucho menos hablar la palabra del Señor; ellos sólo podían citar la Biblia; exactamente como los ministros de hoy.]

Son fuentes sin agua y nubes arrastradas por la tempestad. Para ellos se ha guardado la profunda oscuridad de las tinieblas.
Porque hablando arrogantes palabras de vanidad, seducen con las pasiones sensuales de la carne a los que a duras penas se habían escapado de los que viven en el error [deseos de lujuria de la naturaleza carnal]. Les prometen libertad, cuando ellos mismos son esclavos de la corrupción; puesto que cada cual es hecho esclavo de lo que le ha vencido. 2 Pedro 2:17-20. (Y Jesús dijo, de cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado. Juan 8:34,)

Y Pablo habló de los cristianos falsos que se oponían a la crucifixión de la naturaleza pecaminosa:

Hermanos, sed imitadores de mí y prestad atención a los que así se conducen, según el ejemplo que tenéis en nosotros.
Porque muchos andan por ahí, de quienes os hablaba muchas veces, y ahora hasta lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo. El fin de ellos será la perdición; su dios es su estómago [apetito]; su gloria se halla en su vergüenza; y piensan solamente en lo terrenal. Fil 3:17-19

Porque si vivís conforme a la carne, habéis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis. Romanos 8:13
Mientras vivamos en nuestra naturaleza pecaminosa, somos rebeldes e incapaces de ser gobernados, controlados, o guiados por un Señor o Rey. De manera que si usted quiere que Jesús sea su Señor y Rey, usted debe hacer morir su naturaleza egoísta y pecaminosa por medio del arrepentimiento que lleva a la pureza en la cruz interna de la negación propia.

6 Amados, mientras me esforzaba por escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribir para exhortaros a que contendáis eficazmente por la fe que fue entregada una vez a los santos. Conservaos en el amor de Dios, aguardando con esperanza la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna. Judas 1:3,21. Ahora, si usted piensa que sólo creer es todo lo que se necesita, ¿por qué se le recomienda que debe contender? Y si usted piensa que usted es salvo instantáneamente al creer, ¿por qué el hermano de Jesús le estaría escribiendo a los creyentes que ellos deberían mantenerse en el amor de Dios, buscando (en el futuro) a Jesús para que traiga vida eterna? ¿Acaso usted piensa que usted es un cristiano más especial que aquellos que estaban en la iglesia primitiva, fundada por los apóstoles, quienes estaban buscando que Jesús trajera la vida eterna, la salvación? Él vendrá por segunda vez, no para quitar el pecado, sino para la salvación completa a aquellos que lo están esperando. Heb 9:28.

_______________________________________