La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lamentaciones 4

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 ¡Cómo se ha empañado el oro! ¡Cómo se ha alterado el buen oro! Las piedras del santuario están esparcidas por los cruces de todas las calles.

 2 Los apreciados hijos de Sion, que eran estimados en oro fino, ¡cómo son tenidos ahora como vasijas de barro, obra de manos de alfarero!

 3 Hasta los chacales dan la teta y amamantan a sus cachorros, pero la hija de mi pueblo se ha vuelto cruel, como los avestruces del desierto.

 4 Se pega a su paladar la lengua del niño de pecho, a causa de la sed. Los pequeñitos piden pan, y no hay quien se lo reparta.

 5 Los que comían delicados manjares han quedado desolados en las calles. Los que fueron criados con carmesí han abrazado la basura.

 6 Es mayor la iniquidad de la hija de mi pueblo que el pecado de Sodoma, que fue trastornada en un momento sin que pusieran manos sobre ella.

 7 Eran más limpios sus príncipes que la nieve, más blancos que la leche. Sus mejillas eran sonrosadas, más que las perlas. Su talle era como el zafiro.

 8 Más oscuros que el hollín están ahora sus semblantes; no los reconocen por las calles. Su piel está encogida sobre sus huesos, reseca como un palo.

 9 Más afortunados fueron los muertos por la espada que los muertos por el hambre. Porque éstos murieron poco a poco, atravesados por falta de los productos del campo.

 10 Las manos de las mujeres compasivas cocinaron a sus propios hijos. Ellos les sirvieron de comida en medio del quebranto de la hija de mi pueblo.

 11 Agotó Jehovah su furor; derramó el ardor de su ira. Prendió fuego en Sion, el cual devoró sus cimientos.

 12 No creían los reyes de la tierra, ni ninguno de los habitantes del mundo, que el adversario y el enemigo entrarían por las puertas de Jerusalén.

 13 Fue por los pecados de sus profetas y por las iniquidades de sus sacerdotes, que derramaron en medio de ella la sangre de los justos.

 14 Deambulaban como ciegos por las calles y se contaminaban con sangre, de modo que nadie pudiese tocar sus vestiduras.

 15 "¡Apartaos, inmundos!", les gritaban. "¡Apartaos, apartaos, no toquéis!" Cuando huían y deambulaban, les decían entre las naciones: "¡No morarán más aquí!"

 16 La presencia de Jehovah los ha dispersado; no los volverá a mirar. De la persona de los sacerdotes no tuvieron respeto; ni a los ancianos mostraron consideración.1

 17 Todavía se consumen nuestros ojos tras la vana espera de nuestro socorro. Desde nuestro mirador miramos hacia una nación que no puede salvar.

 18 Acecharon nuestros pasos, para que no anduviéramos por nuestras propias calles. Nuestro fin se acercó; se cumplieron nuestros días, porque había llegado nuestro fin.

 19 Más veloces que las águilas del cielo fueron nuestros perseguidores. Sobre las montañas nos persiguieron febrilmente; en el desierto nos pusieron emboscadas.

 20 El aliento de nuestra vida, el ungido de Jehovah, ha sido atrapado en sus fosas; aquel de quien habíamos dicho: "A su sombra viviremos entre las naciones."

 21 Gózate y alégrate, oh hija de Edom, tú que habitas en la tierra de Uz. También a ti llegará la copa; te embriagarás y te expondrás desnuda.

 22 Se ha cumplido tu castigo, oh hija de Sion; nunca más te llevará cautiva. Pero él castigará tu iniquidad, oh hija de Edom; pondrá al descubierto tus pecados.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Ni a los ancianos mostraron consideración. Esta es la razón principal por la cual la fe de los cuáqueros se deterioró; ellos dejaron de mostrarle consideración a los ancianos. Los primeros cuáqueros fueron aconsejados enérgicamente para que nunca hicieran ningún cambio en los procedimientos con los cuales los ancianos no estuvieran de acuerdo. Los jóvenes debían someterse a los ancianos, quienes obviamente tenían más madurez espiritual. Ellos entendían que la gente diferente tenía medidas diferentes del Espíritu de Cristo, no todos eran iguales. Como dijo otro gran hombre digno del Señor, Isaac Penington:

Y Amigos, ustedes que son débiles, bendigan a Dios por los fuertes; ustedes necesitan un pilar sobre el cual apoyarse, agradezcan a Dios, que ha proveído pilares en su casa; y, en el temor y la guía de su Espíritu, usen esos pilares; que son fieles, y tienen aptitudes provenientes de Dios, en su poder y gloriosa presencia con ellos, para ayudar a sostener su edificio, con la aptitud que Señor les dio para unirse con él. Aquel que desprecia al que es enviado, desprecia al que lo envió; y aquel que subestima cualquier don, oficio, u obra, que Dios le ha otorgado a alguna persona, desprecia la sabiduría y disposición del Dador. ¿Son todos padres? ¿Han vencido todos al enemigo? ¿Han crecido todos en la vida? ¿Son todas las estrellas en el firmamento provienientes del poder de Dios? ¿Ha hecho Dios a todos iguales? ¿Acaso no están en estados diferentes, grados diferentes, crecimiento diferente, lugares diferentes, etc.?

Entonces, si Dios ha hecho una diferencia, y ha dado grados diferentes de vida, y dones diferentes, de acuerdo con su voluntad; ¿qué sabiduría y espíritu son éstos, que no reconocen estos hechos, y quieren que todo sea igual? ¡Oh mis Amigos! Teman ante el Señor; honren al Señor en su venida, y en las diferencias que él ha puesto entre los hijos de los hombres, y entre su pueblo. Él puso a los profetas del tiempo antiguo, y el resto de la gente no eran como ellos. Él puso evangelistas, apóstoles, pastores, maestros, etc., y los otros miembros de las iglesias no eran iguales a ellos. Él ha puesto padres y ancianos ahora, y los pequeños y los jóvenes no son iguales a ellos. Así es, en verdad, del Señor; y lo que es de Dios en ustedes, así lo reconocerá.

Por lo tanto velen, todos, para sentir y conocer su lugar y servicio en el cuerpo, y para ser sensibles a los dones, lugares, y servicios de otros; para que el Señor pueda ser honrado en todos, y todos puedan ser tenidos y honrados en el Señor, y no de otra manera.

Una de las razones por las cuales la fe de los cuáqueros se deterioró es porque, en el nombre de la tolerancia y el amor, ellos dejaron de insistir en los estándares de conducta de sus miembros; y un poco de levadura afecta a toda la masa. Ellos perdieron cualquier semblanza con la 'unidad del Espíritu Santo,' reemplazándola con la diversidad de espíritus. La deterioración de su fe fue sellada cuando los cuáqueros comenzaron a negar la necesidad de cualquier autoridad dentro de la iglesia, como comenzó durante el tiempo de Fox. Ellos también después dejaron el requisito de que las escrituras no podían ser violadas por su entendimiento, las acciones resultantes, o actividades resultantes; racionalizando que el Espíritu puede estar en conflicto o invalidar las Escrituras — lo cual es directamente opuesto a los principios fundamentales de los primeros cuáqueros. Además, ellos abandonaron el requisito de nunca violar los deseos de los ancianos con respecto a cualquier cambio en sus normas o dirección; más bien, ellos lo sustituyeron con un necesario consenso de opinión, que le daba libertad a las personas espiritualmente inmaduras, a menudo los de naturaleza más agresiva, para tomar y controlar la dirección de la iglesia. Estas personas agresivas e inmaduras, que a menudo alcanzaban oficios en la iglesia, comenzaban entonces a discrepar sobre toda clase de temas, incluyendo espirituales, puntos de doctrina, insistiendo que sus interpretaciones eran correctas en acalorados argumentos, atacando a sus oponentes, lo cual resultó en una serie de divisiones en la Sociedad, y forzó a los verdaderos adoradores a irse. Y, por supuesto, cuando ellos abandonaron la fe en la divinidad de Jesús, o incluso su creencia en Dios, el Santo Espíritu ya no presidió sobre sus reuniones; por lo tanto, ahora ellos traen sus declaraciones preconcebidas para compartirlas en sus reuniones, como también para destacar sus acciones sociales. Y así sus reuniones son sólo una apariencia de lo original.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo