La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 11:28

Mostrar el Capítulo y las notas   

 28 Y él dijo: --Más bien, bienaventurados son los que oyen la palabra de Dios [dentro de su corazón] y la guardan [la practican, obedecen]. [Este es uno de los versículos que es crucial que sea entendido. El original griego para palabra en este versículo es logon <3056> que en inglés significa: 1) de un discurso; 1a) una palabra, pronunciada por una voz viviente, que encarna un concepto o idea; 1b) lo que alguien ha dicho. Oír a alguien leer palabras de la Biblia no es una bendición; pero cuando usted oye la palabra de Dios dentro de su corazón que le habla a usted, usted es bendecido al recibir una pequeña medida de la vida de Dios, (Jesús es la vida); porque las palabras que Jesús le habla a usted le imparten la vida de Dios. Juan 6:63. De la Palabra del Señor en el interior: "La fe es oír la Palabra de Dios y obedecer. Escucha y vive; el Espíritu da la vida con cada palabra que es oída."]

Santiago 1:21

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 Por lo tanto, desechando toda suciedad y residuo de maldad, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.3 [Si usted humildemente cree y obedece las palabras que usted le oye a Cristo hablarle, ellas son implantadas en su corazón, haciendo cumplir las escrituras: pondré mis leyes en sus corazones, y en sus mentes las inscribiré (un entendimiento interno). Heb 10:16. De la Palabra del Señor en el interior: "Tú debes obedecer toda ley que el Espíritu establezca."]

Deuteronomio 33:3

Mostrar el Capítulo y las notas   

 3 Ciertamente él ama a los pueblos; todos tus santos están en tus manos. Ellos se sientan a tus pies y cada uno recibe tus palabras.1 [De la Palabra del Señor en el interior: "Sentarse en humilde silencio esperando al Señor es llevar la cruz — en vez de pensar acerca de cómo agradar a otros. Aquellos que se sientan a los pies de Cristo para oír su palabra— su terreno es esperar. En humilde silencio nosotros nos sentamos esperamos. Cuando tú te sientes y esperesespera la pureza, espera el cambio.Siéntense conmigo, y haré de ti limpio. Siéntate conmigo, y yo te restauraré. Siéntate conmigo, y yo revelaré todo. En el curso de tu día, siéntate, siéntate, siéntate."]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.