La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 13

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 En aquella misma ocasión, algunos estaban allí contándole de ciertos galileos cuya sangre Pilato había mezclado con la sangre de sus sacrificios.

 2 Respondiendo Jesús les dijo: "¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron estas cosas, habrán sido más pecadores que todos los galileos?

 3 Os digo que no; más bien, si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.1 [Por eso, aunque antes Dios pasó por alto los tiempos de la ignorancia, en este tiempo manda a todos los hombres, en todos los lugares, que se arrepientan; Hechos 17:30. Porque esto lo sabéis muy bien: que ningún inmoralidad sexual ni impuro ni codiciosa, el cual es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Efesios 5:5. Despertad a la justicia, y no pequéis más, porque algunos tienen ignorancia de Dios. Para vergŁenza vuestra lo digo. 1 Corintios 15:34.]

 4 O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre de Siloé y los mató, ¿pensáis que ellos habrán sido más culpables que todos los hombres que viven en Jerusalén?

 5 Os digo que no; si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente." [De la Palabra del Señor en el interior: "¡Ay de los habitantes de la tierra, que están de pie sin arrepentirse!" El Señor no tarda su promesa;... más bien, es paciente para con vosotros, porque no quiere que nadie se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento. 2 Pedro 3:9.]

 6 Entonces dijo esta parábola: "Cierto hombre tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella y no lo halló.

 7 Entonces dijo al viñador: 'He aquí, ya son tres años que vengo buscando fruto en esta higuera y no lo hallo. Por tanto, córtala. ¿Por qué ha de inutilizar también la tierra?'

 8 Entonces él le respondió diciendo: 'Señor, déjala aún este año, hasta que yo cave alrededor de ella y la aboné.

 9 Si da fruto en el futuro, bien; y si no, la cortarás.'"2

 10 Jesús enseñaba en una de las sinagogas en el sábado.

 11 Y he aquí una mujer que tenía espíritu de enfermedad desde hacía dieciocho años; andaba encorvada y de ninguna manera se podía enderezar.

 12 Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: --Mujer, quedas libre de tu enfermedad.

 13 Puso las manos sobre ella, y al instante se enderezó y glorificaba a Dios.

 14 Y respondiendo el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese sanado en sábado, decía a la gente: --Seis días hay en la semana en los cuales se debe trabajar. Venid, pues, en estos días y sed sanados, y no en el día de sábado.

 15 Entonces el Señor le respondió diciendo: --¡Hipócrita! ¿No desata cada uno de vosotros en sábado su buey o su asno del pesebre y lo lleva a beber?

 16 Y a ésta, siendo hija de Abraham, a quien Satanás ha tenido atada por dieciocho años, ¿no debía ser librada de esta atadura en el día de sábado?

 17 Cuando él decía estas cosas, todos sus adversarios se avergonzaban. Y todo el pueblo se regocijaba por todas las cosas gloriosas que él hacia.

 18 Por lo tanto, él decía: --¿A qué es semejante el reino de Dios? ¿A qué lo compararé?

 19 Es semejante a un grano de mostaza que un hombre tomó y sembró en su huerto; y creció y se convirtió en un árbol, y las aves del cielo hicieron nidos en sus ramas.

 20 Otra vez dijo: --¿A qué compararé el reino de Dios?

 21 Es semejante a la levadura que una mujer tomó y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo quedó leudado.

 22 Jesús pasaba por las ciudades y aldeas, enseñando y caminando hacia Jerusalén.

 23 Entonces alguien le dijo: --Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo:

 24 --Esforzaos a entrar por la puerta angosta, porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán.3

 25 Después que el dueño de casa se levante y cierre la puerta, vosotros, afuera, comenzaréis a llamar a la puerta diciendo: "¡Señor, ábrenos!" Pero respondiendo él os dirá: "No os conozco de dónde sois." [Usted puede llamarlo Señor; usted puede llamarlo Maestro; pero lo mismo hizo Judas. Llamar a Jesús Señor no lo hace su Señor. Él es su Señor sólo si Él lo ha liberado de todo pecado, si ha destruído su mente carnal, si Él lo ha purificado, y si Él suple todas las palabras que usted habla, todos sus pensamientos, y todas las acciones que usted realiza; Jesús dijo: "Si ustedes todavía están pecando, son esclavos del pecado," Juan 8:34; y si ustedes todavía están pecando, Jesús no puede ser Señor de ustedes porque Él dijo: "no pueden servir a dos maestros," Mat 6:24. Por lo tanto, como dijo Jesús, "¿Por qué me llamáis: 'Señor, Señor', y no hacéis lo que digo?" Lucas 6:46. De la Palabra del Señor en el interior: "Si tú todavía estás pecando, le perteneces al pecado y no a mi. Todos los hombres están sin excusa; si yo estuviera en silencio, ellos tendrían una excusa. Todos los hombres han oído el llamado al arrepentimiento. La gente debe soportar el precio de su comportamiento descarado." Muchos versículos identifican a aquellos que pertenecen a Jesús; y en varios otros versículos, Jesús nos ha dicho que debemos arrepentirnos, y que ya no debemos pecar, de otra manera seremos expulsados del cielo.]

 26 Entonces comenzaréis a decir: "Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste." [Esto se aplica bien a aquellos que piensan que la comunión o la "eucaristía" es comer y beber en su presencia, y sus "plazas" era sólo otra plaza en Babilonia. Jesús niega que alguna vez ellos comieron y bebieron en su presencia y niega que su origen es válido. Por supuesto, Él sabe todo, incluyendo el hecho que ellos continúan pecando hasta la muerte; su negación es una negación de conocerlos por medio de su comer y beber en su presencia, y él niega haber enseñado en sus plazas, (su origen); ellos pensaron que ambas cosas habían sucedido y que esto les daba el derecho de entrar en el cielo.]

 27 Pero os hablará diciendo: "No os conozco ni dónde sois. ¡Apartaos de mí todos los que hacéis iniquidad [obradores de maldad, que todavía están pecando]!"4 [Todo hombre es juzgado por sus palabras y sus obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; Dios no le muestra parcialidad a ningún hombre. De la Palabra del Señor en el interior: "Recuerda, toda persona que peca lo niega como Señor y Maestro. Si tú estás pecando todavía, le perteneces al pecado y no a Mi. Veanme a mi — por lo tanto ningún pecado tiene lugar en mi. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Yo les he advertido y les he dado los requerimientos y predicado las exclusiones; ellos no deben esperar ninguna otra cosa ni una conclusión. Todo hombre ha oído el llamado al arrepentimiento. La gente debe soportar el precio de su comportamiento descarado." Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen. Juan 10:27. Si usted no oye su voz ni lo sigue (le obedece), Él no lo conoce a usted; y si usted muere mientras todavía está pecando, usted será expulsado del cielo. Si usted no lo ha visto ni lo ha escuchado, entonces tampoco lo conoce.]

 28 Allí habrá llanto y crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y a vosotros echados fuera.

 29 Vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur; y se sentarán a la mesa en el reino de Dios.

 30 He aquí, hay últimos que serán primeros, y hay primeros que serán últimos.

 31 En la misma hora llegaron ciertos fariseos y le dijeron: --Sal y vete de aquí, porque Herodes te quiere matar.

 32 Él les dijo: --Id y decid a ese zorro: "He aquí echo fuera demonios y realizo sanidades hoy y mañana, y al tercer día termino."

 33 Sin embargo, es necesario que yo siga mi camino hoy, mañana y pasado mañana; porque no es posible que un profeta muera fuera de Jerusalén.

 34 ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados!5 ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, así como la gallina junta sus pollitos debajo de sus alas, y no quisiste!

 35 He aquí vuestra casa os es dejada desierta. Os digo que no me veréis más, hasta que venga el día cuando digáis: "¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!"


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 ¡Arrepiéntanse o perezcan! El cristianismo arrogantemente ignora esta severa advertencia de Jesús y muchas otras también.
Debemos arrepentirnos de todo mal: lujuria, enojo, envidia, orgullo, borracheras, blasfemia, robos, mentir, andar de fiesta, necedad, avaricia, inmoralidad sexual, orgullo, idolatría, hechicería, odio, argumentos, celos, ira, egoísmo, contiendas, malos pensamientos, etc. Dos veces él nos dice que debemos cambiar o perder nuestra alma.
En el pasado Dios pasó por alto ..la ignorancia, pero ahora manda a todos los hombres, en todos los lugares, a que se arrepientan. Hechos 17:30
Yo reprendo y disciplino a los que amo. Sé, pues, celoso, y arrepiéntete. Apoc 3:19

Este era el simple mensaje de Juan el Bautista acerca de comienzo del arrepentimiento:
——Arrepiéntanse: piensen de manera diferente; cambien su mente, lamentando sus pecados y cambiando su conducta. Mat 3:2
——Compartan de su exceso con aquellos que carecen de las necesidades de la vida.
——Sean honestos en todos sus negocios, nunca exagerando ni aprovechándose de nadie.
——No opriman a la gente ni asusten a nadie, no mientan, no quieran más de lo que tienen, no se quejen. Lucas 3:10-14


Así que, todo lo que queráis que los hombres hagan por vosotros, así también haced por ellos, porque esto es la Ley y los Profetas. Mat 7:12
(Esta es otra manera de decir: amen a sus enemigos como a sí mismos.)

Y antes de que usted pueda oír la Palabra del Señor dentro de su corazón para guiarlo aún más a ser libre de pecado, la ley interna que incluye el centro moral de la ley mosaica es su tutor.
El centro moral de la ley es: ama a tu enemigo como a tí mismo; y no robes; no cometas adulterio; y no mientas; y no codicies; y no cometas asesinato; y honra a tu padre y a tu madre.
Esto es lo mismo que la ley que está escrita en el corazón de cada hombre, y sus conciencas dan testimonio a medida que sus pensamientos los acusan o de otra manera los excusan;
Dios juzgará los secretos de los corazones de todos los hombres, de acuerdo a esta ley, de la cual ningún hombre es excusado. Rom 2:13-16

Claramente, observar estos mandamientos de la mejor manera posible, mientras esperamos la dirección del Espíritu, no es hacer obras de la ley.
La ley interna, que incluye el centro moral de la ley mosaica, nos recuerda nuestras fallas y nos motiva a ir a Dios para recibir su corazón y su gracia purificadora,
para llegar a ser libre de todo pecado, aún del deseo de pecar,
para ser capaz de amar al Señor su Dios con todo su corazón, con toda su alma, y con toda su fuerza, y
ser capaz de amar a su prójimo como a sí mismo.

Además hay obras, que no son hechas por la voluntad del hombre, sino obras de fe;
obras que usted oye que Cristo le ordena desde el interior de su corazón para que las haga, cuando usted va a esperarlo a él, escucha en silencio, le oye, le cree, y después le obedece.
Estas no son obras que usted decide hacer; estas son obras que Dios quiere que haga, y cuando usted las haga, usted está haciendo su voluntad en la tierra así como es hecha en el cielo.
Estas son obras de fe hechas en obediencia amante a los mandatos que usted oye a Dios decirle a usted desde el interior de su corazón.


Las primeras obras que a usted se le ordena que haga son las obras del arrepentimiento, que ocurren al oír al Espíritu y obedecer sus mandatos que él le da a usted.
Las palabras que usted le oye decirle son Espíritu e imparten la vida de Dios, Juan 6:63;
más palabras, más espíritu, hasta que usted tiene tanto de su vida, que usted llega a ser puro.
De la Palabra del Señor en el interior: "La fe en el interior purifica."

2 La higuera es Israel. Cuando el estado judío ya no produjo más fruto, la nación fue esparicida entre las naciones.

De la misma todos los cristianos deben producir el fruto del espíritu: amor, paz, gozo, benignidad, fe, bondad, paciencia, etc. Aquellos que no producen el fruto del espíritu son echados en el fuego.

Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como la rama no puede llevar fruto por sí sola, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros las ramas.
El que permanece en mí y yo en él, éste lleva mucho fruto
; (amor, paz, gozo, paciencia, bondad, benignidad, fidelidad, amabilidad y dominio propio.)
Si alguien no permanece en mí, es echado fuera como rama, y se seca. Y las recogen y las echan en el fuego, y son quemadas.


Cuando usted lleva (produce) mucho fruto, mi Padre es honrado y glorificado,
y, ustedes muestran que son mis verdaderos discípulos [verdaderos creyentes]. Juan 15:8
.
(sin el fruto del Espíritu, su fe es sólo una alabanza falsa).

(y tenga cuidado con los profetas falsos que prometen una salvación falsa; por sus frutos los conocerá)
Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero que por dentro son lobos rapaces.
Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?
Así también, todo árbol sano da buenos frutos, pero el árbol podrido da malos frutos.
El árbol sano no puede dar malos frutos, ni tampoco puede el árbol podrido dar buenos frutos.
Todo árbol que no lleva buen fruto es cortado y echado en el fuego.
Así que, por sus frutos los conoceréis. Mat 7:15-20
.

3 Cuando se le preguntó si muchos serían salvos, Jesús dijo que pocos serían salvos, porque la puerta es angosta y el camino es difícil; muchos buscarían entrar pero no podrían. Mat 7:13-14, Lucas 13:23-24; y después él les advirtió acerca de los profetas falsos con su salvación falsa (vea la nota anterior). Además él nos advierte al decirnos que cuando cierre la puerta del cielo, muchos de los que piensan que han sido salvados y que tienen derecho al cielo le dirán: "Señor, Señor, ábrenos." Pero él les responderá: 'No los conozco ni sé de donde vienen.' Y ellos dirán: "Comimos y bebimos en tu presencia, y tú enseñaste en nuestras calles." Y Él respondío: "No los conozco ni sé de dónde son; aléjense de mí obradores de maldad (pecadores)." Muchos me dirán en aquel día: '¡Señor, Señor! ¿No profetizamos en tu nombre? ¿En tu nombre no echamos demonios? ¿Y en tu nombre no hicimos muchas obras poderosas?' Entonces yo les declararé: 'Nunca os he conocido. ¡Apartaos de mí, obradores de maldad [pecado, impiedad o maldad]!' Mat 7:22-23.

El Señor les está advirtiendo a aquellos que piensan que son cristianos y todavía pecan: 1) él no los conoce, y 2) él los echará a las tinieblas de afuera, y serán excluídos del cielo en el juicio. El Señor sólo conoce a aquellos que oyen su voz y le siguen. Juan 10:27. Para oír usted debe dedicarse a oír en silencio para escuchar su voz, y después usted debe obedecer. Si usted escucha y obedece la palabra de Dios en su corazón, su alma es purificada por la obediencia a la verdad, 1 Ped 1:22; y su corazón es purificado por la fe que obedece. Hechos 15:9. Jesús dijo: "Pero una sola cosa es necesaria. Pues María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada." — sentarse a los pies de Jesús y oír su palabra. Lucas 10:39-42... Todos tus santos están en tus manos. Ellos se sentarse a tus pies y cada uno recibe tus palabras. Deut 33:3. El cristianismo le dice a sus miembros que se pueden quedar en el pecado y entrar en el cielo cuando mueran, pero esto es una mentira que muestra que el cristianismo es Babilonia; salid de ella pueblo mío.

Con respecto a que pocos serán salvos. Hay unos dos mil millones de así llamados cristianos en el mundo hoy en día. ¿Acaso dos mil millones le suena como poco? ¿Acaso orar la oración del pecador, ser sumergido en agua, comer pan/beber jugo de uva es un camino difícil y angosto que muchos tratarían de entrar y no podrían? No, porque la supuesta salvación de las sectas deficientes del cristianismo es falsa, fábulas, mentiras, engaños — es el camino ancho y amplio que lleva a la destrucción. Las sectas deficientes del cristianismo han perdido totalmente el camino angosto y verdadero que pocos encontrarán; Hay camino que al hombre parece derecho; pero su fin son caminos de muerte. Prov 14:12, 16:25, 21:2. La salvación es ser liberado del pecado. La salvación falsa de la cristiandad supuestamente lo libera de la culpa de pecado, dejándolo como un pecador para que usted muera en sus pecados y sea echado en el fuego.

Jesús nos dice que pocos encontrarán el camino angosto, sabemos que muchos tratarán de entrar pero no podrán, sabemos que usted debe perder su vida para encontrarla, sabemos que debemos sufrir como él para reinar con él, sabemos que debemos tomar nuestra cruz de la negación propia para seguirle — pero sabemos que es posible. Posible, siempre y cuando: 1) tengamos fe en que Dios existe, que es galardonador de los que le buscan, 2) tenemos la esperanza del verdadero evangelio, 3) sabemos cómo buscarle y sabemos cómo llevar nuestra cruz. Para leer los detalles de cómo buscar a Dios y llevar su cruz, vea Cómo recibir el poder de Dios que produce cambio.

De la palabra de Dios en el interior: "angosto, en verdad, es el camino. Esfuérzate para entrar por la puerta angosta. Pocos la encontrarán. Los hombres han dejado de intentar. Se han sumergido en la iniquidad."

4 Pero os hablará diciendo: "No os conozco ni dónde sois. ¡Apartaos de mí todos los que hacéis iniquidad [obradores de maldad, que todavía están pecando]! Usted puede llamarle Señor; usted puede llamarle Maestro; pero también Judas lo hizo. Llamar a Jesús Señor no lo hace su Señor. Él es su Señor si Él lo ha liberado de todo pecado, si él ha destruido su mente carnal, si él lo ha purificado, y si Él proporciona todas sus palabras para que usted hable, todos sus pensamientos, y todas sus acciones que debe realizar. Si usted todavía está pecando, usted es un esclavo del pecado, John 8:34; y si todavía está pecando, Jesús no puede ser su Señor porque usted no puede servir dos maestros. Debido a que ellos todavía están pecando cuando mueren, Jesús rechazará a muchas personas que piensan que son cristianos y lo llaman Señor.

El Señor no los conocía porque ellos no habían estado escuchando su voz ni habían estado siguiendo sus mandatos, y por lo tanto no eran parte de la verdad: Todo aquel que es de la verdad oye mi voz. Juan 18:37. Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen. Juan 10:27. Si usted no oye su voz y le sigue, él no lo conoce. Y si él no lo conoce, él cerrará la puerta del cielo, rehusando a abrirla, diciendo: "De cierto, no os conozco ni de adonde sóis" y en el día del juicio él le dirá a usted: "Apartaos de mí, obradores de maldad e iniquidad, porque nunca os conocí." Mat 25:11-12, Luc 13:24-27, Mat 7:21-23.

Jesús lo dijo de otra forma: Todo aquel que es de la verdad oye mi voz. Juan 18:37. ¿Oye usted su voz? Si no lo hace, entonces usted no está en la verdad. Si usted no oye su voz, usted no conoce la verdad. Si usted no conoce la verad, no conoce a Jesús porque él es la verdad. Usted puede memorizar la Biblia entera, y usted no conocerá la verdad porque la Biblia sólo testifica acerca de la verdad; la Biblia no es la verdad, Jesús es la verdad, y al Biblia no es Jesús. Si usted no oye su voz, todavía está perdido en sus pecados; pero si usted oye y obedece la voz de la verdad, su alma está purificada por la obediencia a la verdad. 1 Ped 1:22. Jesús dijo: "Pero una sola cosa es necesaria. Pues María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada." — sentarse a los pies de Jesús y oír su palabras. Lucas 10:39-42. Además:

las ovejas oyen su voz. A sus ovejas las llama por nombre y las conduce afuera. Juan 10:3
[los saca de de sus pecados, Juan 8:32, fuera de la oscuridad hacia la luz, Juan 8:12].
Y cuando saca fuera a todas las suyas, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz.
Yo soy el buen pastor y conozco mis ovejas, y las mías me conocen.

De modo que usted puede ver que oír su voz y seguirle (obedecerle) es algo crítico para su futuro — es crítico para obtener la vida: Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. Juan 6:33. Las promesas son: si usted oye y obedece al Espíritu Santo, él le enseñará todas las cosas, él lo guiará hacia toda la verdad, él le dirá de las cosas que están por venir, y usted conocerá todas las cosas. Mirad que no rechacéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que en la tierra rechazaron al que habló, mucho más seremos nosotros responsables si nos apartamos del que habla desde el cielo [el cual está en su corazón]. Heb 12:25

Es una cruz para la voluntad del hombre sentarse en silencio, luchando para no permitir que su mente comience a vagar; es una cruz para la voluntad del hombre obedecer lo que él manda y enseña por medio del Espíritu Santo; esta es la cruz con la cual usted debe negarse a sí mismo y debe cargarla cada día para después seguir a Jesús. Seguir es obedecer. Usted no puede ser su discípulo a menos que tome su cruz diariamente y siga sus órdenes. La salvación sólo es recibida por aquellos que siguen al cordero donde quiera que vaya — quien obedece completamente la voz del Señor, en lo que sea que él les mandatos. No se desanime si usted no oye nada por algún tiempo. Aún su espera es ventaja para usted: Sea tu misericordia, oh Señor, sea en proporción a nuestra espera y la esperanza en ti. Sal 33:22. Desde la fundación del mundo no se ha escuchado, ni el oído ha percibido, ni el ojo ha visto a ningún Dios fuera de ti, que actúe a favor del que en él espera. Isa 64:4

5 ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados! Que Jesús fuera asesinado por los judíos que pensaron que le estaban haciendo un favor a Dios, no es sin precedentes. Muchos de los profetas judíos fueron asesinados por la clase gobernante de Israel, quienes se consideraban a sí mismos como muy religiosos; aquellos que fueron asesinados por las autoridades judías incluyeron:

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo