La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 14

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Aconteció un sábado, cuando él entró en casa de uno de los principales de los fariseos para comer pan, que ellos le observaban cuidadosamente.

 2 Y he aquí un hombre hidrópico estaba delante de él.

 3 Entonces respondiendo Jesús, habló a los maestros de la ley y a los fariseos, diciendo: --¿Es lícito sanar en sábado, o no?

 4 Pero ellos callaron. Entonces él le tomó, le sanó y le despidió.

 5 Y dijo a ellos: --¿Cuál de vosotros, si su hijo o su buey cae en un pozo, no lo sacará de inmediato en el día de sábado?

 6 Y no le podían responder a estas cosas.

 7 Observando a los invitados, cómo escogían los primeros asientos a la mesa, refirió una parábola diciéndoles:

 8 --Cuando seas invitado por alguien a una fiesta de bodas, no te sientes en el primer lugar; no sea que otro más distinguido que tú haya sido invitado por él,

 9 y que viniendo el que os invitó a ti y al otro, te diga: "Da lugar a éste", y luego comiences con vergüenza a ocupar el último lugar.

 10 Más bien, cuando seas invitado, ve y siéntate en el último lugar; para que cuando venga el que te invitó, diga: "Amigo, sube más arriba." Entonces tendrás gloria delante de los que se sientan contigo a la mesa.

 11 Porque cualquiera que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

 12 Dijo también al que le había invitado: --Cuando hagas comida o cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a tus vecinos ricos; no sea que ellos te vuelvan a invitar a ti, y te sea hecha compensación.

 13 Pero cuando hagas banquete, llama a los pobres, a los mancos, a los cojos y a los ciegos.1

 14 Y serás bienaventurado, porque ellos no te pueden retribuir, pero te será recompensado en la resurrección de los justos.

 15 Al oír esto, uno de los que estaban sentados juntos a la mesa le dijo: --¡Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios!

 16 Pero él le dijo: --Un hombre hizo un gran banquete e invitó a muchos.

 17 A la hora del banquete envió a su siervo para decir a los invitados: "Venid, porque ya está preparado."

 18 Pero todos a una comenzaron a disculparse. El primero dijo: "He comprado un campo y necesito salir para verlo; te ruego que me disculpes."

 19 El otro dijo: "He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlos. Te ruego que me disculpes."

 20 El otro dijo: "Acabo de casarme y por tanto no puedo ir."

 21 Cuando volvió el siervo, hizo saber estas cosas a su señor. Entonces se enojó el dueño de casa y dijo a su siervo: "Ve pronto a las plazas y a las calles de la ciudad y trae acá a los pobres, a los mancos, a los ciegos y a los cojos."

 22 Luego dijo el siervo: "Señor, se ha hecho lo que mandaste, y aún queda lugar."

 23 El señor dijo al siervo: "Ve por los caminos y por los callejones, y exígeles a que entren para que mi casa se llene.2

 24 Pues os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron invitados gustará de mi banquete."

 25 Grandes multitudes iban con él, y él se volvió y les dijo:

 26 "Si alguno viene a mí y no aborrece a su padre, madre, mujer, hijos, hermanos, hermanas y aun su propia vida, no puede ser mi discípulo.3 [Usted debe valorar la aprobación del Señor mucho más que la aprobación de su familia que seguramente se opondrán fuertemente a su obediencia a algunos de los mandatos del Señor para usted. Usted debe lamentarse por su enojo compulsivo, su lujuria, emociones, y egoísmo lo suficiente como para tener hambre de ser diferente: en paz, capaz de amar verdaderamente, virtuoso, sin enojo, sin lujuria, y agradable para el creador; si usted no odia su vida, no tiene la motivación de llevar la cruz interna de la negación propia.]

 27 Y cualquiera que no lleva su propia cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.4 [Los guías ciegos del cristianismo ignoran la cruz y le dicen a sus seguidores que ya son salvos con sólo creer en Jesús; pero a menos que usted cargue la cruz interna de la negación propia para crucificar su lujuria, sus pasiones y deseos, usted será excluido del cielo en el momento de la muerte. Para seguir a Cristo usted debe humildemente estar en silencio y escuchar su palabra dentro de su corazón, entonces usted debe esperar para oírle, y después usted debe obedecerle. La negación propia ocurre por la obediencia a la voz del Señor en vez de su propia voluntad, (la voluntad de Él, no la suya); esto es llevar la cruz -la cruz interna de la negación propia.]

 28 Porque ¿cuál de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?5 [Cuente el costo de abandonar todo para ser un discípulo de Jesús y entrar en el reino, usted debe abandonarlo todo.  El que ama su vida, la pierde; pero el que odia su vida en este mundo, para vida eterna (de Dios) la guardará.Juan 12:25. De la Palabra del Señor en el interior: "El sacrificio de la vida es dado a aquellos que lo pueden soportar. Vosotros soís el sacrificio."]

 29 No sea que después de haber puesto los cimientos y al no poderla terminar, todos los que la vean comiencen a burlarse de él, [De la Palabra del Señor en el interior: "Yo trabajo con el ciego; pero si tú piensas que puedes ver, y no estás conmigo en el cielo, yo te haré un hazmerreír."]

 30 diciendo: 'Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar.'

 31 ¿O qué rey, que sale a hacer guerra contra otro rey, no se sienta primero y consulta si puede salir con diez mil al encuentro del que viene con veinte mil?

 32 De otra manera, cuando el otro rey está todavía lejos, le envía una embajada y pide condiciones de paz.

 33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todas las cosas que posee, no puede ser mi discípulo.6 [Todo aquel que deja casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o campos por causa de mi nombre, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna, Mat 19:29. Cuando usted se niega a sí mismo continuamente y obedece los mandatos del Señor, eventualmente perderá su vida orgullosa, y salvará así su alma para vivir la Vida en unión con Dios.]

 34 "Buena es la sal; pero si la sal se vuelve insípida, ¿con qué será sazonada?

 35 No es buena ni para la tierra ni para abono; por eso la arrojan fuera.7 Quien tiene oídos para oír, oiga."


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 El amor es dar sin esperar algo de regreso. Jesús nos dice que en vez de invitar a nuestros amigos y parientes a cenas y fiestas, invitemos a aquellos que no nos pueden devolver el favor: los pobres, cojos, lisiados, y ciegos; entonces estaremos mostrando amor. Cualquier favor que esperemos recibir en la próxima vida es acreditada a la fe.

2 Ve por los caminos y por los callejones, y exígeles a que entren para que mi casa se llene. Los invitados a la gran cena (como la cena de bodas en el reino de Dios) son satisfechos con tres eventos:

3 Si alguno viene a mí y no aborrece a su padre, madre, mujer, hijos, hermanos, hermanas y aun su propia vida, no puede ser mi discípulo. Un hombre debe desear agradar a Dios más que agradar a su esposa, hijos, amigos, etc.; de otro modo ese hombre no puede ser discípulo de Jesús. Un hombre debe querer la aprobación de Dios más que la aprobación de los hombres, sobre todo su familia. No ignore un mandato del Señor porque su familia no aprueba que usted lo obedezca; si usted lo hace, se está arriesgando a no oír nada más de parte de Él.

No penséis que he venido para traer paz a la tierra. No he venido para traer paz, sino espada.
Porque yo he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre y a la nuera contra su suegra.
Y los enemigos de un hombre serán los de su propia casa.
El que ama a padre o a madre más que a mí no es digno de mí, y el que ama a hijo o a hija más que a mí no es digno de mí.
El que no toma su cruz y sigue en pos de mí no es digno de mí. Mat 10:34-38

(Seguir en pos de Él es exponerse a si mismo a los mandatos del Señor y después obedecerle; para obedecer todos sus mandatos, usted debe amar al Señor más de lo que usted ama a su familia; por lo tanto, a pesar de la oposición de ellos, usted obedece sus mandatos — eso es seguir en pos de Él.)

Un hombre debe aborrecer su propia vida también, de lo contrario no será capaz de perderla, o ser un discípulo de Jesús. Cuando usted busca verdaderamente a Dios, negando sus actividades impías anteriores en el mundo, (incluyendo las sectas deficientes), la base de sus amistades disminuirá. A medida que usted niegue el lenguaje grosero, las parrandas, beber, las orgías, etc., sus amigos y familiares llegarán a sentirse incómodos y comenzarán a atacar su compromiso con lo bueno. Si usted y su cónyuge han estado asistiendo las reuniones de una secta deficiente, su cónyuge puede convertirse en su peor enemigo, dejándole o amenazándole con dejarle. Su familia será usada para atacarle; ellos serán sus peores enemigos. Esto es parte de la cruz, sufrir la oposición de su familia. Pero esto le obliga a tener paciencia, perdonar, tener piedad, amor y vivir por fe. De la Palabra del Señor en el interior: "después de que un hombre ha demostrado su fe, yo le doy paz."

Cuando alguien se convence de la verdadera esperanza, el verdadero evangelio, y el único camino; y cuando salen de su secta deficiente, varios de sus cónyuges han amenazado con dejarles, algunos incluso lo hicieron. La mayoría de los cónyuges superan su oposición e incluso han oído del Señor acerca de la correcta búsqueda de Él en la que está su cónyuge. El Señor no tiene ningún deseo de destruir un matrimonio, así que las cosas suelen solucionarse; pero es una prueba dolorosa por decir lo menos. El lema del mundo en la negociación es: la parte que tiene miedo de perder una negociación es la parte que pierde. Cuente los costos, y esté listo a renunciar a todo y cualquier cosa de su vida anterior.

Usted debe odiar su vida egoísta, orgullosa y emocional lo suficiente como para tener hambre de ser diferente: en paz, capaz de amar de verdad, virtuoso, sin ira, sin lujuria, y agradable hacia su creador. En el comienzo de su búsqueda de Dios, usted no estará consciente de lo impía que es su vida hasta que Dios le muestra el grado de su comportamiento impío. Cuanto más se aprende acerca del mal en sí mismo, más se aprende a odiar el mal. Para llegar a ser un santo, usted debe aprender acerca del mal en sí mismo y cómo todo el mundo está inmerso en el pecado. Odiar su vida aumenta su motivación para llevar la cruz. Si usted no odia su vida, entonces no tiene la motivación para llevar la cruz interna de la negación propia. Sólo un hombre que odia todo el mal se le confía el verdadero tesoro, porque odiar el mal significa que después de haber sido liberado del pecado, usted nunca será atraído a él otra vez. Cuanto más usted aprende acerca del mal en sí mismo, más llega a ser repelido por el mal; y cuando usted es repelido por el mal, usted es naturalmente atraído hacia la bondad de Dios.

Una vez que usted haya encontrado el verdadero camino de la cruz, aún así es muy difícil viajar para muchos; por lo tanto pocos entrarán por la puerta angosta. No es fácil perder su vida. No es fácil sentarse persistente y pacientemente en humilde silencio y esperar a Dios a medida que usted escucha, vela, y después obedece completamente. No es fácil ver su voluntad y lo que está en su corazón como el Señor se lo muestra a usted. Para entender las razones por las cuales la gente se da por vencido, vea la parábola del sembrador y la palabra. Para tener éxito, primero usted tiene haber sido atraído con amor; usted no puede venir al Señor y sufrir por medio de la cruz sólo para evitar el infierno. De la Palabra del Señor en el interior: "La gente no puede venir en temor; ellos tienen que venir en amor;" el Padre tiene que haberlo atraído con una revelación que inculca un hambre de más en usted porque el amor de Dios y el hambre de más de Él es el único motivador que perdura. Aquellos quienes no han sido atraídos por Dios con una experiencia espiritual que le da un sabor y un hambre de más, deben alejarse del mal lo mejor que puedan, distribuir liberalmente a los pobres, y orar a Dios para que les de esa experiencia, prometiéndole a cambio que usted le buscará con su mejor esfuerzo. Aún después de ser atraído y de recibir esa hambre, muchos no pueden llevar la cruz hasta el fin porque ellos aman su vida demasiado para dejarla ir. Por lo tanto cuente el costo antes de comenzar, y asegúrese de que usted esté dispuesto a darlo todo, si es que se le ordena y cuando se le ordene.

4 Usted debe llevar la cruz diariamente para ser discípulo de Jesús, la cruz interna de la negación propia. Usted debe crucificar su naturaleza egoísta y carnal; y sus deseos y afectos para que le pertenezcan a Cristo. Porque aquellos que quieren vivir en la carne (la naturaleza pecaminosa) no pueden agradar a Dios.

La cruz es soportable, pero no es fácil. No es fácil perder su vida. No es fácil abandonarlo todo. No es fácil encontrar la puerta angosta hacia el cielo, y muchos intentarán pasar por esta puerta y no podrán. No es fácil sufrir. De modo que cualquier alternativa a la cruz, que supuestamente nos permita escapar del infierno, es recibida con entusiasmo; y las falsas doctrinas y mentiras se han hecho rápidamente dominantes. (Vea Sufrimiento y tribulación para más información sobre el sufrimiento.)

Porque vendrá el tiempo cuando no soportarán la sana doctrina; más bien, teniendo comezón de oír, amontonarán para sí maestros conforme a sus propias pasiones, y a la vez que apartarán sus oídos de la verdad, se volverán a las fábulas. 2 Timoteo 4:3-4

Los profetas profetizan con mentira, y los sacerdotes dirigen por su propia cuenta. Y mi pueblo así lo quiere. ¿Qué, pues, haréis cuando llegue su fin? Jer 5:31

Porque muchos andan por ahí, de quienes os hablaba muchas veces, y ahora hasta lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo. El fin de ellos será la perdición; su dios es su estómago; su gloria se halla en su vergüenza; y piensan solamente en lo terrenal. Fil 3:18-19.

5 Porque ¿cuál de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? Buscar unión con Dios no siempre es agradable, especialmente la crucifixión del yo. Jesús dijo que antes de comenzar, uno debería sentarse primero y calcular el costo y ver si uno tiene suficiente medios para terminar. De otra manera, cuando uno haya puesto el fundamento y no pueda terminar, todos los que lo vean podrán mofarse y burlarse de él. Diciendo: Este hombre comenzó a edificar y no pudo (no era digno de) terminar. Él nos está diciendo que ni siquiera comencemos, a menos que estemos comprometidos a llegar al final, incluyendo la muerte del yo por medio del sufrimiento y la tribulación. De la Palabra del Señor en el interior: "El sacrificio de la vida es dado a aquellos que lo pueden soportar."  Este compromiso viene de un hambre profunda, un hambre establecida por Dios para atraerlo hacia él. Él ya tiene muchos que se llaman a sí mismos 'cristianos' que nunca ni siquiera comenzaron, mucho menos terminaron, de edificar su templo hasta completarlos en sus corazones. A pesar de mucho sufrimiento y tribulación, el dolor no es nada comparado con la recompensa de conocer a Dios. Porque Dios nos ha creado para ser amados por él y para que nosotros lo amemos. Él es puro, limpio, santo, justo, misericordioso, verdadero, fiel, pacífico, lleno de gozo, y lleno de amor hacia nosotros — esperando ansiosamente la oportunidad de mostrarnos su amor por nosotros. Pero para estar en su presencia y recibir su amor, debemos ser cambiados para ser puros y poder recibir su espíritu en medida — nuestros odres viejos no pueden ser llenados con vino nuevo — debemos dejar que él nos prepare un odre nuevo — de modo que podamos poseer y disfrutar el vino superior. La cruz es diferente para cada hombre, y lleva a cada uno al límite de su habilidad para soportar siete tribulaciones. De la Palabra del Señor en el interior: "Confía en él. Él te llevará y te cuidará constantemente. Él nunca te dejará."

Por lo tanto, debido a que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también estad armados del mismo pensamiento; que el que ha padecido en la carne, cesó de pecado; para que ya el tiempo que queda en la carne, viva, no a las concupiscencias de los hombres, sino a la voluntad de Dios. 1 Ped 4:1-2. La tribulación no es un día difícil en la oficina, un accidente automovilístico, o alguna dificultad natural; es impuesta de manera inconfundible y sobrenatural.

Porque para esto sois llamados; pues que también el Cristo fue afligido por nosotros, dejándonos ejemplo, para que vosotros sigáis sus pisadas. 1 Ped 2:21.

Del Diario de Jorge Fox:

Usted debe tener comunión con Cristo en sus sufrimientos; 1 Ped 4:12-13
si usted quiere reinar con él, debe sufrir con él; 2 Tim 2:12
si usted quiere vivir con él, debe morir con él; 2 Tim 2:11

y si usted muere con él, debe ser sepultado con él, Rom 6:4
y al ser sepultado con él en el verdadero bautismo, usted también resucitará con él. Col 2:11-12

Debe haber "una venida a su muerte, un sufrimiento con Cristo;" y esta es una necesidad para la salvación;
y no temporalmente, sino contínuamente: debe haber una "muerte diaria."

6 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todas las cosas que posee, no puede ser mi discípulo. Renunciar a todo lo que posee no significa regalar todo y vivir como pobre en una cueva. Significa lo siguiente: cuando usted va al Señor para ser enseñado y cambiado por su gracia y así llegar a ser puro, usted debe estar listo para dar cualquier cosa que el Señor le pida. Pero no se preocupe, él nunca causará que usted no se pueda sostener a sí mismo o a su familia. Él sólo le pedirá que deje esas cosas innecesarias que usted idolatra, aquellos placeres a los cuales usted está esclavizado, esos pasatiempos que lo llevan a la inmoralidad, etc. Usted debe ir a él con confianza total y y con el entendimiento de que él quiere sólo lo mejor para usted; y debido a que él lo a creado a usted y todas las cosas en el cielo y la tierra, él sabe lo que es mejor para usted, aún mejor que usted mismo. Por lo tanto usted va hacia él con entusiasmo, sabiendo que lo que él le pida que abandone, es para su beneficio.

Durante los primeros años de su búsqueda el Señor le dijo a Jorge Fox: "Tú ves como los jóvenes se asocian en vanidad, y los viejos con las cosas del mundo; pero tú debes dejarlos a todos, jóvenes y viejos, separándote de todos y siendo un extraño para todos." Hoy en día su mandato todavía es verdadero, y se aplica a nosotros también. Mire a los jóvenes; ellos están obsesionados con la belleza y la apariencia, lo cual no es nada más que vanidad. La gente mayor buscan la felicidad en el orgullo de poseer las cosas del mundo. No sólo debemos abandonar la vanidad y el orgullo por las posesiones, debemos también abandonar la compañía de las personas del mundo porque como dijo Pablo: "No os dejéis engañar: Las malas compañías corrompen los buenos modales, la moral y la integridad. 1 Cor 15:33." Las malas compañías son aquellas que todavía están pecando, todavía están envueltos en su vanidad, todavía están buscando las cosas del mundo para obtener felicidad. Por necesidad, usted puede mantener un contacto amable con la gente del mundo en su trabajo y en sus negocios diarios, pero no socialice con ellos.

Desnudo usted vino al mundo, como Dios lo creó. Para recibir su gracia que produce cambio, sólo desnudo (de todo su orgullo, de su amor por la vida, de sus deseos, de su justicia propia) usted puede dejar el mundo para entrar en el reino de los cielos; usted debe estar de pie ante el Señor con nada con qué esconder su injusticia. A medida que usted permanece, usted es juzgado con compasión y es liberado del pecado; su conciencia entonces deja este mundo, para entrar en la dimensión del reino de los cielos.

7 Cuando la sal ha perdido su sabor los hombres la arrojan fuera. Y cuando las sectas pierden la inspiración, guía, y dirección del Espíritu Santo — entonces muchos hombres sinceros rechazan la hipocresía y lo vacía que es la iglesia falsa — porque está muerta; entonces ¿por qué buscan a los vivos entre los muertos?

Cuando los hombres no hablan palabras ordenadas por el Espíritu de Dios, cuando hablan con sus mentes carnales, cuando dan sus propias opiniones con respecto a lo que la Biblia quiere decir; ellos pisotean las palabras de Cristo, destruyendo su verdadero significado, destruyendo la vida en sus oyentes, y pisoteando la sangre de Jesús — porque están hablando sin tener la vida, están diciendo mentiras, están hablando errores, ellos están hablando con el Espíritu de Satanás en vez del Espíritu de Cristo. Ellos no entienden que la sangre de Jesús nos limpia de todo pecado si caminamos en la luz así como él está en la luz. 1 Juan 1:7. Aquellos que hablan con sus mentes carnales, (que no hablan con palabra enseñadas y proporcionadas por el Espíritu), son ministros de Satanás, transformados para aparecer como ministros de justicia. 2 Cor 11:14-15; y no saben que son ministros de Satanás; piensan que son de Cristo, aunque Cristo nunca los llamó, nunca los entrenó, nunca los perfeccionó, nunca los autorizó, y nunca les dio el don del ministerio.

Si usted dice ser cristiano, pero no ha producido fruto, alcanzado la pureza, se ha unido, o entrado en el reino mientras está en la tierra — usted es como la sal que ha perdido su sabor; usted pierde su alma, pero su espíritu es echado en las tinieblas (el infierno), para ser saciado con los deseos de su corazón, hasta que haya pagado hasta el último centavo de todos los actos egoístas de su vida en la tierra; no como castigo, sino por el tiempo que toma deshacer el mal que se acumula en su corazón con cada acción egoísta. De esta manera usted aprende a odiar el mal que usted ha cultivado en su vida sobre la tierra; y después que es quitado, usted odia el mal de tal manera que nunca siquiera consideraría otro acto malo en el futuro.

Entonces me llamarán, y no responderé; me buscarán de mañana, y no me hallarán;
por cuanto aborrecieron el conocimiento, y no escogieron el temor del SEÑOR,
ni quisieron mi consejo, y menospreciaron toda reprensión mía.
Comerán, pues, del fruto de su camino, y de sus consejos se hartarán.
Porque el reposo de los ignorantes los matará, y la prosperidad de los locos los echará a perder. Prov 1:28-32

Pero cuando usted haya llevado muchas llagas, cuando usted haya pagado hasta el último centavo, entonces usted vive para siempre en el atrio exterior de la Nueva Jerusalén. Bueno, entonces, como la transgresión de un hombre [el paso en falso de un hombre y su caída llevó] hacia la condenación de todos los hombres, así el acto de justicia de un Hombre [lleva] a la exoneración y el estar bien con Dios y la vida para todos los hombres. Romanos 5:18. Porque esperamos en el Dios viviente, el cual es Salvador de todos los hombres, y mayormente de los fieles, 1 Tim 4:9-10. Y "Daré mi ley en sus almas, y la escribiré en su corazón; y seré yo a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoced al SEÑOR: porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dijo el SEÑOR; porque perdonaré su maldad, y no me acordaré más de su pecado.” Jer 31: 33-34. Y Dios propuso que por medio del servicio, su intervención, todas las cosas serían completamente reconciliadas otra vez con Él, así lo que está en la tierra como lo que está en los cielos, como por medio de Él, trajo la paz por medio de la sangre de su cruz. Porque Dios ha encerrado (acorralado) a todos en incredulidad, para tener misericordia de todos. Rom 11:32

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo