La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 6:39-45

Mostrar el Capítulo y las notas   

 39 Entonces les dijo una parábola: "¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo?[¿Cómo sabemos quién es ciego? Los versículos siguientes nos dicen que un guía ciego es alguien que no ha sido perfeccionado; quien por lo tanto no puede ver cómo quitar la paja del ojo de su hermano, y el mal sale de su boca. De la Palabra del Señor en el interior: "Yo trabajo en los ciegos; pero si tú piensas que puedes ver, y no estás conmigo en el cielo, yo te haré un hazmerreír."]

 40 El discípulo no es superior a su maestro, mas todo el que fuere perfeccionado [purificado, restaurado a la imagen espiritual de Dios, específicamente autorizado, y perfeccionado] será como su maestro. [Si usted está siguiendo a un ministro que no ha sido perfeccionado, usted ha sido guiado hacia el hoyo. Los ministros no perfeccionados buscan su propia gloria y el dinero que es de usted. Jesús nos dijo que dejemos los guías no perfeccionados, y por lo tanto ciegos, cuya ceguera él discute aún más en los versículos siguientes.]

 41 ¿Por qué miras la brizna de paja que está en el ojo de tu hermano pero dejas de ver la viga que está en tu propio ojo?

 42 ¿Cómo puedes decir a tu hermano: 'Hermano, deja que yo saque la brizna de tu ojo', sin que mires la viga que está en tu ojo? [al ser perfecto como el maestro] ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás bien para sacar la brizna que está en el ojo de tu hermano.5

 43  "No es buen árbol el que da malos frutos, ni es árbol malo el que da buen fruto.

 44 Porque cada árbol es conocido por su fruto; pues no se recogen higos de los espinos, ni tampoco se vendimian uvas de una zarza.

 45 El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón, presenta lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón, presenta lo malo. Porque de la abundancia del corazón habla la boca.

Mostrar el Capítulo y las notas   

Apocalipsis 18:4

Mostrar el Capítulo y las notas   

 4 Oí otra voz del cielo que decía: "¡Salid de ella, pueblo mío, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis sus plagas!2 [Algunos miembros del pueblo de Dios todavía están en la Babilonia cristiana; Dios le está rogando a sus elegidos que dejen la iglesia falsa.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.