La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Malaquías 4

Capítulo Anterior

 1 "Porque he aquí viene el día ardiente como un horno, y todos los arrogantes y todos los que hacen maldad serán como paja. Aquel día que vendrá los quemará y no les dejará ni raíz ni rama, ha dicho Jehovah de los Ejércitos.

 2 Pero para vosotros, los que teméis mi nombre, nacerá el sol de justicia, y en sus alas traerá sanidad. Vosotros saldréis y saltaréis como terneros de engorde.

 3 Pisotearéis a los impíos, los cuales, el día que yo preparo, serán como ceniza bajo las plantas de vuestros pies", ha dicho Jehovah de los Ejércitos.

 4 "Acordaos de la ley de mi siervo Moisés, a quien encargué en Horeb leyes y decretos para todo Israel.

 5 "He aquí yo envío al profeta Elías antes de que venga el día de Jehovah, grande y temible.

 6 Él hará volver el corazón de los padres a los hijos, y el corazón de los hijos a los padres; no sea que venga yo y golpee la tierra con destrucción."1


Capítulo Anterior

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Él hará volver el corazón de los padres a los hijos, y el corazón de los hijos a los padres; no sea que venga yo y golpee la tierra con destrucción. De modo que, a menos que el hombre sea purificado, los padres no aman realmente a sus hijos, y los hijos no aman realmente a sus padres; de otra menara no sería necesario que el Señor hiciera que esto sucediera. El amor filial es evidentemente de gran importancia; considere los siguientes párrafos de un libro de la Biblia, que originalmente estaba en la Biblia del Rey Santiago, pero todavía se encuentra en las Biblias católicas, La sabiduría de Sirac, Capítulo 3:

Escucha la reprensión de un padre, hijo, y actúa de acuerdo a ella para que puedas estar seguro.
Porque el Señor ha glorificado al padre sobre el hijo, y ha confirmado el juicio de la madre sobre los hijos.
Aquel que honra al padre expiará pecados, y como el que hace tesoros en el cielo es aquel que glorifica a su madre.
Aquel que honra al padre será alegrado con hijos, y en el día de su oración será oído.
Aquel que glorifica al padre prologará sus días, y aquel que oye al Señor le dará descanso a su madre.
Entre aquellos que lo engendraron, él actuará como un esclavo hacia su amo.
Por medio de las acciones y las palabras honra a tu padre para que una bendición de él pueda caer sobre tí.
Porque la bendición del padre apoya el hogar de los hijos, pero la maldición de la madre desarraiga los fundamentos.
No te glorifiques a tí mismo por medio de la desgracia de tu padre, porque no tienes gloria en la desgracia de un padre.
Porque la reputación de una persona viene del honor de su padre, y una madre de mala reputación es un reproche para los hijos.

Hijo, apoya a tu padre en la edad avanzada, y no lo aflijas durante su vida.
Pero si a él le falla la comprensión, perdónalo, y no lo deshonres en la plenitud de tu fortaleza.
Porque la caridad hacia un padre no será olvidada y te será acreditada en contra de tus pecados.
En un día de aflicción te será recordada; como el buen tiempo después de la escharcha, así serán tus pecados disueltos.
Como un blasfemo es aquel que abandona a un padre, y maldito por el Señor es aquel que hace enojar a su madre.

El amor humano es amor egoísta, lleno de expectativas de afecto correspondido, un premio, gratitud, etc.; el amor humano es amor egoísta. Cuando el hombre se deteriora tanto en el egoísmo que el Señor encuentra que no es capaz de volver los corazones de los hijos y los padres los unos hacia los otros, entonces Él vendrá y desolará la tierra con una maldición. Estamos en el umbral de esta nueva era.

Sabemos por Malaquías 4:5, que antes que la destrucción tome lugar, el mundo entero oirá la voz del Señor, por medio de su profeta Elías; así como Juan el Bautista era Elías para la generación de los tiempos de Jesús. Elías será una o más personas de esta generación con el espíritu del antiguo profeta, que advertirán al mundo del desastre pendiente, y que enseñarán el poder del Señor de manera convincente, para validar sus advertencias. Aquellos que ignoran las advertencias ciertamente serán destruídos. Aquellos pocos que se arrepienten, cambiar sus caminos, y buscan al Señor, serán perdonados; pero pocos quedarán. Y así la justicia del Señor se esparcirá sobre toda la tierra: Porque como la tierra produce sus brotes y como el huerto hace germinar las semillas sembradas en él, así el Señor Jehovah hará germinar la justicia y la alabanza delante de todas las naciones. Isa 61:11. Porque la tierra estará llena del conocimiento de la gloria de Jehovah, como las aguas cubren el mar. Hab 2:14.

_______________________________________

Capítulo Anterior