La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Marcos 16

Capítulo Anterior

 1 Cuando pasó el sábado, María Magdalena, María madre de Jacobo, y Salomé compraron especias aromáticas para ir a ungirle.

 2 Muy de mañana, el primer día de la semana, fueron al sepulcro apenas salido el sol,

 3 y decían una a otra: --¿Quién nos removerá la piedra de la entrada del sepulcro?

 4 Pero cuando miraron, vieron que la piedra ya había sido removida, a pesar de que era muy grande.

 5 Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, vestido de una larga ropa blanca, y se asustaron.

 6 Pero él les dijo: --No os asustéis. Buscáis a Jesús de Nazaret, quien fue crucificado. ¡Ha resucitado! No está aquí. He aquí el lugar donde le pusieron.

 7 Pero id, decid a sus discípulos, y a Pedro, que él va delante de vosotros a Galilea. Allí le veréis, como os dijo.

 8 Ellas salieron y huyeron del sepulcro, porque temblaban y estaban presas de espanto. Y no dijeron nada a nadie, porque tenían miedo. [Todos los versos después de este versículo no fue escrito por Marcos y fue añadido por los escribas más adelante. Vea la nota 1 en la NetBible para obtener detalles que apoyan la negación de que los versículos 9-20 son auténticos.]

 9 Este versículo no fue escrito por Marcos y fue añadido por los escribas más adelante.

    Una vez resucitado Jesús, muy de mañana en el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, de la cual había echado siete demonios.1

 10 Este versículo no fue escrito por Marcos y fue añadido por los escribas más adelante.

    Ella fue y lo anunció a los que habían estado con él, que estaban tristes y lloraban.

 11 Este versículo no fue escrito por Marcos y fue añadido por los escribas más adelante.

    Pero cuando ellos oyeron que estaba vivo y que había sido visto por ella, no lo creyeron.

 12 Este versículo no fue escrito por Marcos y fue añadido por los escribas más adelante.

    Después apareció en otra forma a dos de ellos que iban caminando hacia el campo.

 13 Este versículo no fue escrito por Marcos y fue añadido por los escribas más adelante.

    Ellos fueron y lo anunciaron a los demás, pero tampoco a ellos les creyeron.

 14 Este versículo no fue escrito por Marcos y fue añadido por los escribas más adelante.

    Luego, apareció a los once cuando estaban sentados a la mesa, y les reprendió por su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que le habían visto resucitado.

 15 Este versículo no fue escrito por Marcos y fue añadido por los escribas más adelante.

    Y les dijo: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

 16 Este versículo no fue escrito por Marcos y fue añadido por los escribas más adelante. Este versículo fabricado ha sido la base de muchos errores.

     El que cree y es bautizado será salvo; 2 pero el que no cree será condenado. [cree y es bautizado con el único bautismo, el bautismo de fuego que quema todo el pecado restante en el hombre, el bautismo de muerte del Espíritu Santo al espíritu egoísta del hombre.]

 17 Este versículo no fue escrito por Marcos y fue añadido por los escribas más adelante. Estas son requisitos falsos de los creyentes.

     Estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevas lenguas,

 18 Este versículo no fue escrito por Marcos y fue añadido por los escribas más adelante. Estas son requisitos falsos de los creyentes.

     tomarán serpientes en las manos, y si llegan a beber cosa venenosa, no les dañará. Sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán."

 19 Este versículo no fue escrito por Marcos y fue añadido por los escribas más adelante.

    Después que les habló, el Señor Jesús fue recibido arriba en el cielo y se sentó a la diestra de Dios.

 20 Este versículo no fue escrito por Marcos y fue añadido por los escribas más adelante.

    Y ellos salieron y predicaron en todas partes, actuando con ellos el Señor y confirmando la palabra con las señales que seguían.


Capítulo Anterior

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Los versiculos 9-20 de Marcos 16 fueron añadidos a las copias posteriores de los manuscritos originales. Vea la nota 1 en la NetBible para obtener detalles que apoyan la negación de que los versículos 9-20 son auténticos.

2 El que cree y es bautizado será salvo. No el bautismo de agua, sino el único bautismo: hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, Efe 4:5; el baustimo del Espíritu Santo con un fuego que nunca se apaga y que quema la paja (pecado) después de limpiar el piso (limpiar su corazón), y el trigo (el hombre recién creado) ha sido recogido en el granero. Este es el bautismo que destruye al espíritu restante de Santanás que todavía vive en usted, aunque en ese tiempo, con mucho menos poder por la gracia del Señor; él destruye al hombre de pecado [en usted] con el resplandor de su venida, con el Espíritu (la palara) en ss mano, y hiere la cabeza de Satnás bajo los pies de usted. Del documento de Esteban Crisp titulado La necesidad de una vida santa:

Las triste experiencias nos ha dicho en nuestros días, que un gran número creyeron a la verdad, y sin embargo probablemente nunca serán salvados. Han hecho un naufragio de su fe, pero si hubieran sido bautizados [con fuego], si ellos hubieran sufrido el bautismo, si hubieran sido sepultados con Cristo en el bautismo, hubieran sido salvos cada uno de ellos. Y ahora hay muchos que permanecen en la creencia de la verdad, y sin embargo no están bautizados. No están muertos, ni enterrados, a pesar de que han recibido una fe igualmente preciosa con nosotros; esa fe que es de la operación de Dios, y que es como valiosa en su naturaleza para todos los que la reciben, y que obraría el mismo efecto en todos también, si no fuera obstruida. Pero a pesar del hecho de que han recibido la fe para la salvación de sus almas, sus almas están cautivas, sus almas están sujetas a pasiones y los placeres, y vanidades, y las cosas vacías y necias, y las pasiones y corrupciones, después de que han recibido la fe.

Porque si usted toma uno que es creyente de la verdad y es vencido por la lujuria y pasiones y corrupciones, comúnmente él dirá que cree en lo contrario; cree que estas cosas no deberían ser, que debería ser de otra manera. Este es el signo de la verdad contra la mentira. Si fuera de otra manera, ¿por qué es así, entonces? ¿Por qué él encuentra una vida que surge en lo que es corruptible, que siempre es contraria a la vida de Dios, y es enemistad con él? ¿Qué debo hacer? Yo creo en la verdad. Sé que la verdad es una cosa santa, y que conduce a todos los que se someten a ella hacia una vida santa; pero hay esta y esta otra cosa profana, y esta cosa corrupta y esta otra que queda, ¿qué debo hacer?

Es una demostración evidente de que les falta el bautismo de Aquel en quien creen. Han creído en Cristo Jesús, que viene después de Juan, y fue antes que él; y ahora después de haber creído en él, les falta ser bautizados por él. Porque la falta del bautismo de fuego, la contaminación y la corrupción que había crecido en sus naturalezas en el momento de su enajenación aún prevalece sobre ustedes, en contra de su fe. No se puede llegar a obtener este bautismo, sino por medio de sumergirse en lo que los destruye, lo que los mata. Pero hay cambio tal para salvar la vida de uno, hay tantos retorcimientos y entretejimientos de las personas para salvar sus vidas, que al fin se pierden. Pero nadie puede encontrar la vida que es eterna, sino los que están dispuestos a ser entregados a los muertos, y sometidos a este bautismo - es decir, por el Espíritu Santo y el fuego. Sólo los tales vienen a la vida; vienen a la resurrección. Para nunca se supo que alguno de ellos murió esta muerte, sino que resucitaron; porque es imposible que la muerte detenga a los que son enterrados en este bautismo, así como fue imposible detener a Cristo, cuando estuvo en la tumba. El mismo poder que resucitó a Cristo nuestro Señor de entre los muertos, el mismo poder es que nos despierta, mientras permanecemos en estos cuerpos mortales, después de haber soportado esta muerte y crucificción, [sobre la cruz de la negación propia].

_______________________________________

Capítulo Anterior