La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Marcos 7:6

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Y les respondió diciendo: --Bien profetizó Isaías acerca de vosotros, hipócritas, como está escrito: Este pueblo me honra de labios, pero su corazón está lejos de mí.1 [De la Palabra del Señor en el interior: "El hipócrita puede hablar de la fe y hacer el mal. Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. Sólo un corazón que está purgado del pecado es aceptable para Dios. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Yo les he advertido y les he dado los requisitos y predicado las exclusiones; ellos no deberían esperar nada más ni una conclusión." Todo hombre es juzgado por sus palabras y sus obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; ;Dios no le muestra parcialidad a ningún hombre. A menos que su corazón haya sido lavado, limpiado, y purificado, su corazón estará lleno de pecado, y usted estará contaminado; y si usted muere mientras todavía está pecando, usted será expulsado del cielo.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 ¡Hipócritas!... Este pueblo me honra de labios, pero su corazón está lejos de mí. Un hipócrita es alguien que habla acerca de la religión mientras todavía está pecando. Su corazón todavía está lleno de maldad, pero asiste a los servicios religiosos, cantando, orando, pagando, etc. De modo que a menos que usted haya sido limpiado del pecado, y después se le haya dicho a quién hablar y qué decir acerca de Dios, o qué escribir acerca de Dios, no lo haga; porque si usted habla o escribe sin sus instrucciones, recibirá su condenación. Usted le oirá decir: "¿quién pide esto de vuestras manos?" El Señor no quería que los hombres hablaran acerca de él si sus corazones todavía estaban llenos de maldad: porque no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio acerca de los hombres, pues él conocía lo que había en el hombre [el mal en sus corazones]. Juan 2:25. Jorge Fox dijo: "A menos que sus palabras sean controladas por el Espíritu de Dios, ni siquiera diga las palabras Jesús o Dios." Después de que usted vaya al Señor para oír y obedecer, de manera repetida, él lo limpiará y le dará un nuevo corazón, que estará unido con él. Entonces su adoración será en el Espíritu y en la verdad, con palabras proporcionadas por el Espíritu Santo; hasta entonces sus oraciones, cantos, y adoración son una abominación para el Señor. Son una abominación por dos razones: 1) sus palabras vienen de su imaginación malvada, de su corazón malvado, y de su mente carnal; y 2) porque su hipocresía será evidente para otras personas. Las palabras habladas que no son proporcionadas por el espíritu serán una piedra de tropiezo para los oyentes, y esparcirán a las ovejas verdaderas. Usted esparce las ovejas verdaderas porque: el que conmigo [bajo su dirección y control] no recoge, desparrama. Luc 11:23, Mat 12:30.

_______________________________________