La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Marcos 7

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Se juntaron a Jesús los fariseos y algunos de los escribas que habían venido de Jerusalén.

 2 Ellos vieron que algunos discípulos de él estaban comiendo pan con las manos impuras, es decir, sin lavar.

 3 Pues los fariseos y todos los judíos, si no se lavan las manos hasta la muñeca, no comen, porque se aferran a la tradición de los ancianos.

 4 Cuando vuelven del mercado, si no se lavan, no comen. Y hay muchas otras cosas que aceptaron para guardar, como los lavamientos de las copas, de los jarros y de los utensilios de bronce y de los divanes.

 5 Le preguntaron los fariseos y los escribas: --¿Por qué no andan tus discípulos de acuerdo con la tradición de los ancianos, sino que comen pan con las manos impuras?

 6 Y les respondió diciendo: --Bien profetizó Isaías acerca de vosotros, hipócritas, como está escrito: Este pueblo me honra de labios, pero su corazón está lejos de mí.1 [De la Palabra del Señor en el interior: "El hipócrita puede hablar de la fe y hacer el mal. Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. Sólo un corazón que está purgado del pecado es aceptable para Dios. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Yo les he advertido y les he dado los requisitos y predicado las exclusiones; ellos no deberían esperar nada más ni una conclusión." Todo hombre es juzgado por sus palabras y sus obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; ;Dios no le muestra parcialidad a ningún hombre. A menos que su corazón haya sido lavado, limpiado, y purificado, su corazón estará lleno de pecado, y usted estará contaminado; y si usted muere mientras todavía está pecando, usted será expulsado del cielo.]

 7 Y en vano me rinden culto, enseñando como doctrina los mandamientos de hombres.2 [Los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad porque también el Padre busca a tales que le adoren. Dios es espíritu, y los que le adoran, deben adorarle en espíritu y en verdad. Juan 4:23-24. A menos que sus palabras de adoración, oración, o cantos sean proporcionadas por el Espíritu, sus palabras son pronunciadas por su mente carnal y su imaginación impía, las cuales son repugnantes para el Señor. La adoración en Espíritu y Verdad es una adoración con palabras que son proporcionadas por el Espíritu de Dios a alguien que también está en la verdad, (es decir que está en Jesús, trasladado al reino, en su presencia); cualquier otra adoración es idolatría y abominación, incluyendo los así llamados sacramentos. De la palabra del Señor en el interior: "El pecado en los creyentes es intolerable. El cristianismo no tiene idea de quien soy o lo que represento. Ninguna de las iglesias reflejan el verdadero cristianismo. Cuando ellos oran, no le oran a Dios; ellos oran a su conciencia colectiva." En vano el cristianismo adora a Jesús y a Dios porque ellos oran a una imagen que han creado basada en qué escrituras ellos piensan que son válidas y su opinión acerca de qué significan esas escrituras; y así crean una imagen imaginaria de Dios de acuerdo a su conciencia colectiva. Ellos adoran en vano y por lo tanto toman su nombre en vano.]

 8 Porque dejando los mandamientos de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres.[Enseñando las doctrinas y tradiciones que ellos han inventado (bautismo infantil, confirmación, cuaresma, purgatorio, prohibir el matrimonio y la carne, la comunión o eucaristía, la gracia que cubre todos los pecados, etc.), el cristianismo ha hecho mucho peor que los judíos porque el cristianismo se ha echado todos los mandatos de Dios en la espalda como algo innecesario; todo tipo de pecado continuo es excusado por su falsa gracia. De la palabra del Señor en el interior: "Ellos han tomado la Biblia y la han hecho una cosa profana, usada para justificar su inmersión en el pecado. Ellos han destruido lo que Jesús dijo. Ellos quisieran no tener leyes. La nueva ley llegó a ser la injusticia. La iglesia católica es medieval; es una bestia. Las sectas protestantes no han inventado nada nuevo excepto la salvación instantánea por la gracia; son mentiras torcidas y perniciosas, una falla fatal que hace alejarse al justo."]

 9 Les decía también: --¡Bien desecháis el mandamiento de Dios para establecer vuestra tradición!

 10 Porque Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre, y: El que maldice a su padre o a su madre muera irremisiblemente.

 11 Pero vosotros decís que si alguien dice a su padre o madre: "Aquello con que hubieras sido beneficiado de parte mía es Corbán" --es decir, una ofrenda a Dios--,

 12 ya no le permitís hacer nada por su padre o su madre.

 13 Así invalidáis la palabra de Dios mediante vuestra tradición que habéis trasmitido, y hacéis muchas cosas semejantes a éstas.

 14 Llamando a sí otra vez a toda la multitud, les decía: --Oídme todos y entended.

 15 No hay nada fuera del hombre que por entrar en él le pueda contaminar. Pero lo que sale del hombre es lo que contamina al hombre.

 16 Si alguno tiene oídos para oír, oiga.

 17 Cuando entró en casa, aparte de la multitud, sus discípulos le preguntaron acerca de la parábola.

 18 Y les dijo: --¿Así que también vosotros carecéis de entendimiento? ¿No comprendéis que nada de lo que entra en el hombre desde fuera le puede contaminar?

 19 Porque no entra en su corazón sino en su estómago, y sale a la letrina. Así declaró limpias todas las comidas.

 20 Y decía: --Lo que del hombre sale, eso contamina al hombre.

 21 Porque desde adentro, del corazón del hombre, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los robos, [Engañoso es el corazón, más que todas las cosas, y perverso. Jeremías 17:9]

 22 las avaricias, las maldades, el engaño, la falta de restricción, el ojo maligno [envidia], la blasfemia, el orgullo y la insensatez. [...el instinto del corazón del hombre es malo desde su juventud...Génesis 8:21]

 23 Todas estas maldades salen de adentro y contaminan al hombre.3 [El corazón de todo hombre comienza lleno de maldad, lleno de pecado, contaminado, y descalificado para el cielo. A menos tu corazón esté limpio por el Espíritu del Señor que destruye el pecado dentro un hombre, todos los hombres caminan de acuerdo a los caminos del mundo y al dios de este mundo, satisfaciendo sus deseos y la lujuria de su carne de acuerdo a sus pensamientos, de acuerdo a su imaginación maligna, de acuerdo a sus mentes carnales que son enemistad en contra de Dios y no pueden estar sujetas a la ley de Dios. Rom 8:6-7. Todo hombre es juzgado por sus palabras y obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; Dios no le muestra parcialidad a ningún hombre. De la palabra del Señor en el interior: "Sólo un corazón que es limpiado del pecado es aceptable ante Dios. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Si tú todavía estás pecando, perteneces al pecado y no a mi. Veme a mi — que ningún pecado tiene lugar en mi. Estás sin excusa, oh hombre. El pecado en los creyentes es intolerable. La gente debe soportar el precio de su comportamiento descarado. El puro es inocente de toda contaminación." Usted puede pensar que usted es un cristiano y llamarle "Señor," pero si usted muere mientras todavía está pecando, es expulsado del cielo. Todos los hombres contaminados son expulsados del cielo. Cuando son purificados por la gracia, los hombres son trasladados hacia el cielo mientras todavía están en la tierra, y después para siempre. Para ser liberado del pecado, aún del deseo de pecar, usted debe obedecer los mandatos hablados por el Señor que usted se expone al oír, al espéralo a Él en humilde silencio a medida que usted oye y vela; esa es la única cosa necesaria. Lucas 10:39-42. ]

 24 Y levantándose, partió de allí para los territorios de Tiro y de Sidón. Y entró en una casa y no quería que nadie lo supiese, pero no pudo esconderse.

 25 Más bien, en seguida oyó de él una mujer cuya hija tenía un espíritu inmundo, y vino y cayó a sus pies.

 26 La mujer era griega, de nacionalidad sirofenicia, y le rogaba que echase el demonio fuera de su hija.

 27 Pero Jesús le dijo: --Deja primero que se sacien los hijos, porque no es bueno tomar el pan de los hijos y echarlo a los perritos.

 28 Ella respondió y le dijo: --Sí, Señor; también los perritos debajo de la mesa comen de las migajas de los hijos.

 29 Entonces él le dijo: --Por causa de lo que has dicho, ve; el demonio ha salido de tu hija.

 30 Y cuando ella se fue a su casa, halló a su hija acostada en la cama y que el demonio había salido.

 31 Al salir de nuevo de los territorios de Tiro, fue por Sidón al mar de Galilea, atravesando el territorio de Decápolis.

 32 Entonces le trajeron un sordo y tartamudo, y le rogaron que le pusiera la mano encima.

 33 Y tomándole aparte de la multitud, metió los dedos en sus orejas, escupió y tocó su lengua.

 34 Luego mirando al cielo, suspiró y le dijo: --¡Efata! --que quiere decir: Sé abierto--.

 35 Y de inmediato fueron abiertos sus oídos y desatada la ligadura de su lengua, y hablaba bien.

 36 Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero cuanto más les mandaba, tanto más lo proclamaban.

 37 Se maravillaban sin medida, diciendo: --¡Todo lo ha hecho bien! Aun a los sordos hace oír, y a los mudos hablar.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 ¡Hipócritas!... Este pueblo me honra de labios, pero su corazón está lejos de mí. Un hipócrita es alguien que habla acerca de la religión mientras todavía está pecando. Su corazón todavía está lleno de maldad, pero asiste a los servicios religiosos, cantando, orando, pagando, etc. De modo que a menos que usted haya sido limpiado del pecado, y después se le haya dicho a quién hablar y qué decir acerca de Dios, o qué escribir acerca de Dios, no lo haga; porque si usted habla o escribe sin sus instrucciones, recibirá su condenación. Usted le oirá decir: "¿quién pide esto de vuestras manos?" El Señor no quería que los hombres hablaran acerca de él si sus corazones todavía estaban llenos de maldad: porque no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio acerca de los hombres, pues él conocía lo que había en el hombre [el mal en sus corazones]. Juan 2:25. Jorge Fox dijo: "A menos que sus palabras sean controladas por el Espíritu de Dios, ni siquiera diga las palabras Jesús o Dios." Después de que usted vaya al Señor para oír y obedecer, de manera repetida, él lo limpiará y le dará un nuevo corazón, que estará unido con él. Entonces su adoración será en el Espíritu y en la verdad, con palabras proporcionadas por el Espíritu Santo; hasta entonces sus oraciones, cantos, y adoración son una abominación para el Señor. Son una abominación por dos razones: 1) sus palabras vienen de su imaginación malvada, de su corazón malvado, y de su mente carnal; y 2) porque su hipocresía será evidente para otras personas. Las palabras habladas que no son proporcionadas por el espíritu serán una piedra de tropiezo para los oyentes, y esparcirán a las ovejas verdaderas. Usted esparce las ovejas verdaderas porque: el que conmigo [bajo su dirección y control] no recoge, desparrama. Luc 11:23, Mat 12:30.

2 Y en vano me rinden culto, enseñando como doctrina los mandamientos de hombres. Así como la adoración del cristianismo de hoy tiene cosas inventadas por el hombre, no bíblicas, como el bautismo de los infantes, el jugo de uva y el pan, el "credo de los apóstoles," las ofrendas, la bendición, los sermones, la oración del pecador, llamados al altar, confirmación, lecturas bíblicas, oraciones del predicador, pararse a cantar, arrodillarse, inclinarse ante la cruz, persignarse con la mano sobre su cuerpo, incluyendo los así llamados sacramentos, etc. Todos son inventos del hombre, no formas de adoración prescritas por las escrituras. Aparte de la adoración corrupta como se describe en la Biblia, el cristianismo ni siquiera reconoce los comportamientos que descalifican a sus miembros; el cristianismo ha perdido la vista del pecado, llamando al mal bien, al bien mal, poniendo luz por oscuridad; el cristianismo dice paz, paz, cuando no hay paz; el cristianismo le dice al pecador que camina tras la imaginación de su propio corazón, "eres justo porque perteneces a tu secta, ningún mal te vendrá."De la Palabra del Señor en el interior: "El cristianismo ha destruido las enseñanzas de Jesús y ha hecho de la Biblia una excusa para permanecer sumergido en sus pecados." El cristianismo ignora las exclusiones de la Biblia, los requisitos, y las condiciones. El cristianismo le dice a sus seguidores que la ley está muerta; excepto, por supuesto, ellos dicen que usted todavía debe diezmar su dinero. El cristianismo no entiende el arrepentimiento, la cruz, el reposo, la luz, la salvación, ni la palabra; ellos perecen por falta de conocimiento. El cristianismo ha cambiado el pactohaciendo de la sangre de Jesús algo profano, usándola para excusar el pecado en sus miembros. La retribución por esto se avecina a pesar de la gracia.

Dios es Espíritu, y los que le adoran, deben adorarle en espíritu y en verdad. Juan 4:23-24. De manera que la adoración de su mente carnal (que es enemistad contra Dios), el hablar de la voluntad de su mente, el orar con su mente, recitar una enseñanza previa, cantar con su mente, leyendo de la Biblia sin dirección — todas estas cosas están fuera de la adoración que está en el espíritu y la verdad y son una abominación para el Señor, incluyendo los así llamados sacramentos.

Dios debe ser adorado en espíritu y en verdad: debe estar en su espíritu para adorar; debe ser la verdad de la vida que él produce en su corazón, y esta vida es la luz, y esta luz es la unción, la cual es verdad y no es mentira; la verdad en el interior. De la Palabra del Señor en el interior: "Todos deben adorar en espíritu y verdad. Estar en Jesús es estar en la verdad;" (cuando usted está en Jesús, o en verdad, usted ha sido trasladado hacia el reino y está sentado con Jesús en el cielo).

En su documento, No Cruz No Corona, William Penn resumió la adoración vana del cristianismo en comparación con la verdadera adoración: "A veces se esfuerzan por aplacarle por medio de su devoción y culto carnal, pero en vano; porque la verdadera adoración a Dios es haciendo su voluntad, la cual ellos violan."

La Palabra del Señor en el interior ha descrito la adoración programada de las sectas ¡como un "teatro!" Piénselo, y usted verá la adoración de la voluntad del hombre como nada más que una actuación — planeada, practicada, acompañada con mucha música, muchas veces incluso guiada con un programa impreso — igual que una obra de teatro. La única cosa que falta es un intervalo para vender bocadillos y bebidas.

De la palabra del Señor en el interior: "El pecado en los creyentes es intolerable. El cristianismo no tiene idea de quien soy o lo que represento. Ninguna de las iglesias reflejan el verdadero cristianismo. Cuando ellos oran, no le oran a Dios; ellos oran a su conciencia colectiva." En vano el cristianismo adora a Jesús y a Dios porque ellos oran a una imagen que han creado basada en qué escrituras ellos piensan que son válidas y su opinión acerca de qué significan esas escrituras; y así crean una imagen imaginaria de Dios de acuerdo a su conciencia colectiva. ¿Quién es realmente aquel a quien ellos imaginan? Un dios que ignora el pecado continuo hasta la muerte de los creyentes; y de acuerdo con William Penn: "la deidad que ellos realmente adoran es el dios de este mundo, el gran señor de la lujuria," quien es Satanás.

De la Palabra del Señor en el interior: "¿Estás de acuerdo con cualquiera que en su arrogancia haya declarado que Dios excusa el mal en los creyentes? No es justo, pero a ellos no les importa. Por su despliegue evidente de pecado, los cristianos causan que mi nombre sea blasfemado entre la gente. Este pueblo ya no me representa; ellos han causado gran indignación."

3 Jesús nos dice lo que contamina al hombre: Porque desde adentro, del corazón del hombre, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los robos, las avaricias, las maldades, el engaño, la falta de restricción, el ojo maligno [envidia], la blasfemia, el orgullo y la insensatez. Y entienda esto: si un hombre está contaminado, no hay lugar para él en el cielo, hasta que esté limpio. Porque ¿qué compañerismo tiene la rectitud con el desorden? ¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas? 2 Cor 6:14. Engañoso es el corazón, más que todas las cosas, y perverso. Jeremías 17:9...el instinto del corazón del hombre es malo desde su juventud...Génesis 8:21. A menos que sea limpiado y purificado por el Espíritu del Señor que destruye el pecado dentro del hombre, el corazón de todo hombre comienza lleno de maldad, lleno de pecado, contaminado, y descalificado para el cielo. A menos que sean limpiados por el Espíritu del Señor que destruye el pecado dentro de cada hombre, todos los hombres caminan de acuerdo a los caminos del mundo y al dios de este mundo, satisfaciendo sus deseos y la lujuria de su carne de acuerdo a sus pensamientos, de acuerdo a su imaginación maligna, de acuerdo a sus mentes carnales que son enemistad en contra de Dios y no pueden estar sujetas a la ley de Dios. Todo hombre es juzgado por sus palabras y obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; Dios no hace distinción con ningún hombre. De la palabra del Señor en el interior: "El puro es inocente de toda contaminación." Por lo tanto el corazón del hombre debe ser limpiado antes que él pueda tener parte con Dios en el cielo. Esa limpieza toma lugar en esta vida mientras uno está en la tierra, por medio de la cruz interna de la negación propia, o en la próxima vida con gran dolor y pérdida. Vea Hay esperanza para todos para más información.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo