La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Marcos 9:43,45,47

Mostrar el Capítulo y las notas   

 43 Si tu mano te hace tropezar, córtala. Mejor te es entrar manco a la vida que teniendo dos manos, ir al infierno, al fuego inextinguible, [Jesús nos está diciendo enfáticamente que el infierno es horrible, y que si deseamos escapar del infierno, el pecado debe ser eliminado. Él no quiere que nos mutilemos a nosotros mismos. Él quiere que vayamos a Él para que Él pueda purificarnos y liberarnos de todo pecado por medio de la fe obediente a los mandatos que le oímos a Él hablarnos a medida que le esperamos en silencio humilde.]

 45 Si tu pie te hace tropezar, córtalo. Mejor te es entrar cojo a la vida que teniendo dos pies, ser echado al infierno,

 47 Y si tu ojo te hace tropezar, sácalo. Mejor te es entrar con un solo ojo al reino de Dios que, teniendo dos ojos, ser echado al infierno,3 [En Mateo 5:28-29 Jesús nos dice que aún mirar a una mujer con deseo es pecado suficiente para llevarnos al infierno. Si queremos escapar el infierno, mientras estamos en la tierra debemos ser liberados aún del deseo de nuestros pecados. Los corazones de todos los hombres son contaminados y debemos ser purificados por Jesús para entrar en el reino de Dios mientras estamos en la tierra.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

3 Si usted todavía está pecando sería mejor que cortara su pie, o se arrancara un ojo, o cortara su mano — cualquier cosa es mejor que ir al infierno. Él no quiere que nos mutilemos. Él sólo está ilustrando lo serio que es continuar pecando. Jesús está tratando desesperadamente de decirnos que para entrar en el reino y escapar del infierno, el pecado tiene que desaparecer. Él sabía que los ministros falsos con sus evangelios falsos que prometen libertad para continuar pecando se levantarían después que él se fuera. Los cambios en nuestro corazón producidos por la cruz perdida de la pureza pueden quitar el deseo de la mano, el pie, y el ojo que nos causan que pequemos.

Con respecto al fuego que no se apaga: Los predicadores que predican del fuego de la condenación del infierno amenazan con el fuego eterno; y este fuego es eterno. Pero mire, el bautismo del Espíritu Santo quema la paja en el fuego que nunca se apagará. Mat 3:11-12. Ahora, pocas personas dirían que uno se quema para siempre por el bautismo del Espíritu Santo. Lo sierto es que para ser echado en el lago de fuego para ser purificado es una experiencia dolorosa que causa una gran pérdida; una experiencia que debe evitarse a toda costa; allí una persona se ve a sí misma como un gusano, queriendo morir, pero sin poder morir. El fuego mismo dura para siempre, pero una persona no es dejada en el fuego para siempre — excepto por el engañador original, Satanás. El humo de la ramera quemándose (la iglesia falsa) sube para siempre, pero no el de los engañados; el humo es como una memoria que nunca se olvida. Vea Hay esperanza para todos para más información acerca de este tema.

_______________________________________