La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Mateo 10:38-39

Mostrar el Capítulo y las notas   

 38 El que no toma su cruz y sigue en pos de mí no es digno de mí. [Seguir en pos de Él es exponerse a si mismo a los mandatos del Señor y después obedecerle; para obedecer todos sus mandatos, usted debe amar al Señor más de lo que usted ama a su familia; por lo tanto, a pesar de la oposición de ellos, usted obedece sus mandatos — eso es seguir en pos de Él. Para seguir a Cristo usted debe humildemente estar en silencio y escuchar su palabra dentro de su corazón, entonces usted debe esperar para oírle, y después usted debe obedecerle. La negación propia ocurre por la obediencia a la voz del Señor, (la voluntad de Él, no la suya); esta es la cruz — la cruz interna de la negación propia.]

 39 El que halla su vida la perderá, y el que pierde su vida por mi causa la hallará.3 [Para encontrar la vida superior de Dios, Cristo debe quitar el cuerpo de pecado de su carne al circuncidar su corazón, destruyendo todo el pecado en usted; lo cual ocurre cuando usted sigue a Jesús en la cruz interna de la negación propia, para así salvar su alma para vivir en la Vida superior de Dios en unión con Dios. Si vivís conforme a la carne (la naturaleza pecaminosa), habéis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis. 8:13.]

Marcos 8:34-35

Mostrar el Capítulo y las notas   

 34 Y llamó a sí a la gente, juntamente con sus discípulos, y les dijo: --Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. [Para seguir a Cristo nosotros debemos primero buscar para oír al Señor hablándonos al escuchar paciente y persistentemente en humilde silencio. Obedecer lo que le oímos a Él que nos manda a hacer es seguir a Jesús. De la Palabra del Señor en el interior: "Deja de seguir a los hombres. Todos escuchen lo que el Espíritu dice; esto ustedes siguen. Domina el seguir. Sigue de manera precisa; no te desvíes."]

 35 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.2 [Los que viven según la carne (naturaleza pecaminosa) no pueden agradar a Dios. Rom 8:8. Usted debe hacer morir todo el pecado en su cuerpo para salvar su alma y obtener la vida superior de Dios, haciendo a Cristo el Señor de su palabras y acciones, mientras esté en la tierra, y después para siempre.]

Lucas 9:23-24

Mostrar el Capítulo y las notas   

 23 Decía entonces a todos: --Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame. [Seguir es ser guiado por el Espíritu. Para ser guiado, usted debe sentarse persistente y pacientemente en humilde silencio para esperar al Señor, a medida que oye esperando que sus palabras dentro de su corazón le hablen a usted; entonces usted debe obedecerle. La negación propia ocurre al obedecer la voz del Señor en vez de su voluntad, (la voluntad de Él, no la suya); esta es la cruz interna de la negación propia. Primero, Él lo guiará para sacarlo de la oscuridad a un estado sin pecado; para entonces guiar sus pensamientos, palabras, y obras; y estas obras muestran su gloria y amor al mundo.]

 24 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí, la salvará. [Cuando usted se niega a sí mismo continuamente y obedece los mandamientos del Señor, eventualmente perderá su vida orgullosa, y salvará así su alma para vivir la Vida en unión con Dios.]

Lucas 14:27,33

Mostrar el Capítulo y las notas   

 27 Y cualquiera que no lleva su propia cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.4 [Los guías ciegos del cristianismo ignoran la cruz y le dicen a sus seguidores que ya son salvos con sólo creer en Jesús; pero a menos que usted cargue la cruz interna de la negación propia para crucificar su lujuria, sus pasiones y deseos, usted será excluido del cielo en el momento de la muerte. Para seguir a Cristo usted debe humildemente estar en silencio y escuchar su palabra dentro de su corazón, entonces usted debe esperar para oírle, y después usted debe obedecerle. La negación propia ocurre por la obediencia a la voz del Señor en vez de su propia voluntad, (la voluntad de Él, no la suya); esto es llevar la cruz -la cruz interna de la negación propia.]

 33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todas las cosas que posee, no puede ser mi discípulo.6 [Todo aquel que deja casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o campos por causa de mi nombre, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna, Mat 19:29. Cuando usted se niega a sí mismo continuamente y obedece los mandatos del Señor, eventualmente perderá su vida orgullosa, y salvará así su alma para vivir la Vida en unión con Dios.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.