La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Mateo 10

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Entonces llamó a sus doce discípulos y les dio autoridad sobre los espíritus inmundos para echarlos fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia.

 2 Los nombres de los doce apóstoles son éstos: primero Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés; también Jacobo hijo de Zebedeo, y su hermano Juan;

 3 Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo el publicano; Jacobo hijo de Alfeo, y Tadeo;

 4 Simón el cananita y Judas Iscariote, quien le entregó.

 5 A estos doce los envió Jesús, dándoles instrucciones diciendo: "No vayáis por los caminos de los gentiles, ni entréis en las ciudades de los samaritanos.

 6 Pero id, más bien, a las ovejas perdidas de la casa de Israel.

 7 Y cuando vayáis, predicad diciendo: 'El reino de los cielos se ha acercado.'

 8 Sanad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, echad fuera demonios. De gracia habéis recibido; dad de gracia.

 9 "No os proveáis ni de oro, ni de plata, ni de cobre en vuestros cintos.

 10 Tampoco llevéis bolsas para el camino, ni dos vestidos, ni zapatos, ni bastón; porque el obrero es digno de su alimento.

 11 En cualquier ciudad o aldea donde entréis, averiguad quién en ella sea digno y quedaos allí hasta que salgáis.

 12 Al entrar en la casa, saludadla.

 13  Si la casa es digna, venga vuestra paz sobre ella. Pero si no es digna, vuelva vuestra paz a vosotros.

 14 Y en caso de que no os reciban ni escuchen vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad y sacudid el polvo de vuestros pies.

 15 De cierto os digo que en el día del juicio será más tolerable para los de la tierra de Sodoma y de Gomorra, que para aquella ciudad.

 16 "He aquí, yo os envío como a ovejas en medio de lobos. Sed, pues, astutos como serpientes y sencillos como palomas.

 17 Guardaos de los hombres, porque os entregarán a los tribunales y en sus sinagogas os azotarán.

 18 Seréis llevados aun ante gobernadores y reyes por mi causa, para dar testimonio a ellos y a los gentiles.

 19 Pero cuando os entreguen, no os preocupéis de cómo o qué hablaréis, porque os será dado en aquella hora lo que habéis de decir.

 20 Pues no sois vosotros los que hablaréis, sino el Espíritu de vuestro Padre que hablará en vosotros.

 21 "El hermano entregará a muerte a su hermano, y el padre a su hijo. Se levantarán los hijos contra sus padres y los harán morir.

 22 Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre. Pero el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

 23 Y cuando os persigan en una ciudad, huid a la otra. Porque de cierto os digo que de ningún modo acabaréis de recorrer todas las ciudades de Israel antes que venga el Hijo del Hombre.

 24 "El discípulo no es más que su maestro, ni el siervo más que su señor.

 25 Bástale al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su señor. Si al padre de familia le llamaron Beelzebul, ¡cuánto más lo harán a los de su casa!

 26 "Así que, no les temáis. Porque no hay nada encubierto que no será revelado, ni oculto que no será conocido.

 27 Lo que os digo en privado, decidlo en público; y lo que oís al oído, proclamadlo desde las azoteas.

 28 No temáis a los que matan el cuerpo pero no pueden matar al alma. Más bien, temed a aquel que puede destruir tanto el alma como el cuerpo en el infierno.1 [De la Palabra del Señor en el interior: "Ningún alma es inmortal aparte de mi." No hay un alma permanente del hombre a menos que el hombre se ponga en unión con Cristo y el Padre; aquellos que no lo hacen mientras están en la tierra, perderán su alma. El principio del temor de Dios es apartarse del mal. De la Palabra del Señor en el interior: "Teme a Dios y dale la gloria. Temer es apartarse del mal."]

 29 ¿Acaso no se venden dos pajaritos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin el consentimiento de vuestro Padre.

 30 Pues aun vuestros cabellos están todos contados.

 31 Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajaritos.

 32 "Por tanto, a todo el que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos.

 33 Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.

 34 "No penséis que he venido para traer paz a la tierra. No he venido para traer paz, sino espada.

 35 Porque yo he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre y a la nuera contra su suegra.

 36 Y los enemigos de un hombre serán los de su propia casa. [Ellos se opondrán a que usted obedezca algunos de los mandatos que usted oye al Señor hablarle a usted; para ellos, la cruz tiene el aroma de la muerte.]

 37 "El que ama a padre o a madre más que a mí no es digno de mí, y el que ama a hijo o a hija más que a mí no es digno de mí.2

 38 El que no toma su cruz y sigue en pos de mí no es digno de mí. [Seguir en pos de Él es exponerse a si mismo a los mandatos del Señor y después obedecerle; para obedecer todos sus mandatos, usted debe amar al Señor más de lo que usted ama a su familia; por lo tanto, a pesar de la oposición de ellos, usted obedece sus mandatos — eso es seguir en pos de Él. Para seguir a Cristo usted debe humildemente estar en silencio y escuchar su palabra dentro de su corazón, entonces usted debe esperar para oírle, y después usted debe obedecerle. La negación propia ocurre por la obediencia a la voz del Señor, (la voluntad de Él, no la suya); esta es la cruz — la cruz interna de la negación propia.]

 39 El que halla su vida la perderá, y el que pierde su vida por mi causa la hallará.3 [Para encontrar la vida superior de Dios, Cristo debe quitar el cuerpo de pecado de su carne al circuncidar su corazón, destruyendo todo el pecado en usted; lo cual ocurre cuando usted sigue a Jesús en la cruz interna de la negación propia, para así salvar su alma para vivir en la Vida superior de Dios en unión con Dios. Si vivís conforme a la carne (la naturaleza pecaminosa), habéis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis. 8:13.]

 40  "El que os recibe a vosotros a mí me recibe, y el que me recibe a mí recibe al que me envió.

 41 El que recibe a un profeta porque es profeta, recibirá recompensa de profeta; y el que recibe a un justo porque es justo, recibirá recompensa de justo.

 42 Cualquiera que da a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente porque es mi discípulo, de cierto os digo que jamás perderá su recompensa."


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 temed a aquel que puede destruir tanto el alma como el cuerpo en el infierno. Este es Dios. Debemos temer su desaprobación, buscar su consejo y sus enseñanzas, esperando poder agradarle. Si no aprendemos cómo vivir sobria, justa y piadosamente, en este mundo presente, enfrentaremos su ira. Con misericordia y verdad se purgado la iniquidad [desde el corazón], y por medio del temor de Jehovah los hombres se apartan del mal. Prov 16:6. Pero la cristiandad no se aparta del mal porque se les enseña mentiras, que Dios los acepta en sus pecados mientras ellos crean en Jesús. De manera que la cristiandad no tiene temor de Dios. Por lo tanto la cristiandad no tiene conocimiento: El temor de Jehovah es el principio del conocimiento; los insensatos desprecian la sabiduría y la instrucción. Prov 1:7. (Muchos en el cristianismo tienen un montón de conocimiento de la Biblia, pero Dios sólo se conoce por medio de la revelación, no al leer acerca de Él.) La cristiandad piensa que la cruz es una joya y descartan la necesidad de todo discípulo de llevar su cruz; por lo tanto la cristiandad perece y su fin es la destrucción.

La destrucción del cuerpo y del alma ocurre en el momento de la muerte para aquellos que no están purificados en la tierra, pero no es una destrucción del espíritu, el cual regresa a Dios: El espíritu vuelve a Dios, quien lo dio [al momento de la muerte]. Ecl 12:7. Si un hombre no obtiene libertad del pecado, pureza, unión, salvación, y traslación al reino de Dios mientras está en la tierra, Dios destruye su alma y su cuerpo, desterrando su espíritu al Infierno para que aprenda acerca del mal que está en su corazón. Para poder experimentar el dolor purificador del lago de fuego a medida que el hombre participa de él, debe haber alguna forma de vida; de modo que no ocurre una destrucción completa. La Luz, Cristo, sale del hombre, a medida que es desterrado para tomar parte en el lago de fuego; y entonces el hombre es dejado sin restricción, libre para satisfacer los deseos de su corazón hasta el máximo. Él llega a estar saciado de sus deseos, hasta que son quemados en él, y él regresa al cielo para vivir en el patio exterior como un gentil espiritual cuyo corazón no fue circuncidado en la tierra, quien no fue parte de las primicias de Dios. Vea Hay Esperanza Para Todos para obtener más información.

Lo que constituye el alma es un misterio que sólo Dios puede revelar. Si usted piensa que usted entiende completamente la diferencia entre el alma y el espíritu, trate de trazar una línea entre los dos, usando como referencia Heb 4:12: Porque la Palabra de Dios es viva [viviente] y poderosa [activa], y más penetrante que toda espada de dos filos. Penetra hasta partir el alma y el espíritu. William Penn, al describir el alma como un espíritu puro, sólo añade a la confusión. Sabemos, gracias a Pedro, que el alma debe ser purificada: Debido a que habéis purificado vuestras almas al obedecer a la verdad por medio del Espíritu. 1 Ped 1:22. Sabemos que el alma de los pecadores es destruida en el infierno: a aquel que puede destruir tanto el alma como el cuerpo en el infierno. Mat 10:28. Sabemos que el aliento de Dios sobre el barro de Adán lo hizo un alma viviente, pero eso difícilmente se aplica a aquellos que han nacido después de Adán. Sabemos que Dios conoció desde antes a las personas, pero si eso era en el espíritu o en el alma, o en el espíritu y el alma, no lo sabemos. El alma es un misterio, que yo sospecho tiene un potencial de grandeza, que cuando se entiende, nos quita el aliento en asombro. Yo creo que el alma es la parte del hombre que es capaz de unirse con Dios para llegar a ser uno con él; yo creo que es la plataforma para una creación completamente nueva, que es mucho más que sólo un hombre, y si esa plataforma no está unida a Dios mientras está en la tierra, se pierde. Sabemos que Jesús dijo: "¿de qué le sirve al hombre si gana el mundo entero y pierde su alma?" Yo creo que la medida de la pérdida del alma está más allá de la capacidad física del hombre para creer o aún entender. Cuando le preguntamos al Señor lo que significaba estar en el cielo sin perder nuestra alma, su respuesta fue: "vivir en una dimensión más alta."

De la Palabra del Señor en el interior: "La realización potencial del alma va más allá de tu habilidad de comprender. Ningún alma es inmortal aparte de mi."

La fe en Jesús lleva a la salvación así como también la fe en Jesús purifica el corazón, pero ninguna de las dos cosas es instantánea; ambas requieren una búsqueda persistente de las enseñanzas y mandamientos del Señor, con obediencia total a través del tiempo. Preste atención a las exclusiones y requisitos del Nuevo Pacto, y las condiciones para calificar; de otra manera usted también enfrentará la ira de Dios. Ser salvo significa haber sido salvado aún del deseo de pecar, por medio de un nuevo corazón y una mente nueva, que Dios le da; nada más cuenta, sino una criatura completamente nueva, resucitada junto con Cristo para ir al cielo, donde usted se sienta con él en el reposo.

2 No penséis que he venido para traer paz a la tierra. No he venido para traer paz, sino espada. Porque yo he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre y a la nuera contra su suegra. Y los enemigos de un hombre serán los de su propia casa. El que ama a padre o a madre más que a mí no es digno de mí, y el que ama a hijo o a hija más que a mí no es digno de mí. Los enemigos del hombre serán los de su propia casa. Y usted debe desear agradar al Señor más que aquellos que se oponen a usted.

Lucas resalta este punto enfáticamente: "Si alguno viene a mí y no aborrece a su padre, madre, mujer, hijos, hermanos, hermanas y aun su propia vida, no puede ser mi discípulo." Lucas 14:26. Cuando usted realmente busca a Dios, negando sus antiguas actividades impías en el mundo (incluyendo las sectas deficientes), la base de sus amistades disminuirá. A medida que usted niega las malas palabras, las fiestas, la bebida, la parranda, etc., sus amigos y su familia estarán incómodos y comenzarán a atacar su compromiso con la bondad. Su familia se acostumbrará a atacarlo; serán sus enemigos y serán la espada de la cual habló Jesús. Si usted y su cónyuge han estado asistiendo a una secta deficiente, su cónyuge puede llegar a ser su peor enemigo(a), ya sea dejándole o amenazándole con dejarle. Su familia estará acostumbrada a atacarle; ellos serán sus enemigos y son la espada de la cual habló Jesús. Esto es parte de la cruz, sufrir a causa de la oposición de su familia. Usted debe desear la aprobación de Dios más que la aprobación de otros hombres, particularmente su familia. Pero el propósito de la espada que le permite que usted sea atacado es enseñarle a tener paciencia, perdonar, tener misericordia, amor, y vivir por fe. De la Palabra del Señor en el interior: "después que el hombre ha demostrado su fe, le doy paz."

Cuando alguien llega a estar convencido de la verdadera esperanza, el verdadero evangelio, y el único camino; y cuando dejan sus sectas deficientes, varios de sus cónyuges les han amenazados con dejarlos, incluso algunos los han dejado. La mayoría de los cónyuges han superado su oposición e incluso han oído del Señor acerca de la búsqueda correcta de Él por sus cónyuges. El Señor no tiene ningún deseo de destruir un matrimonio, por lo tanto generalmente las cosas se arreglan; pero es por lo menos una prueba dolorosa. El lema del mundo en negociación es: la parte que tiene temor de perder una negociación es la parte que pierdeCuente los costos, y esté listo para abandonar cualquier cosa y todo lo que sea de su vida antigua. 

El Señor tiene que mostrarnos cada uno de los problemas que tenemos, muchos de los cuales están escondidos, y llevarnos (moviendo el mundo alrededor de nosotros si es necesario) a sentir el dolor de nuestros problemas — un dolor tan grande que cuando somos tentados, en vez de hacernos caer, nos hace triunfar. Mientras más pronto usted comprenda que todo lo que le sucede ha sido concertado para ayudarle a crecer, más pronto usted podrá perdonar, y más pronto usted estará en paz, en vez de airado o resentido. Esta vida es una ilusión. Dios es mucho más poderoso y obran mucho más alrededor suyo de lo que usted se puede imaginar. En aquellos a quienes él ama y llama, él controla todo su alrededor. (Este arreglo de circunstancias sólo ocurre para aquellos a quienes él ama y llama.) Y si usted tiene un hambre profunda, esto quiere decir que él lo ama y le ha llamado. El hambre es un regalo para usted. Es la forma en la él lo atrae. De modo que usted pasará hambre y llorará, y pasará hambre y llorará. Pero eventualmente será saciado y consolado. Y esto trabaja. Confíe en él. Él lo creó. Él está en usted. Él lo conoce mucho mejor que usted. Él lo cambiará para que usted sea como Él, llevándolo a la pureza y después a la unión con Él en el reino interior, donde usted camina por la Luz de Dios.

Cuando usted está comprometido a seguir al Señor, oyéndole a medida que usted le espera, todo lo que le sucede es permitido por el Señor para llevarle a la perfección. Él permitirá que aquellos que están alrededor de usted le abusen para enseñarle a dejar su enojo, resentimiento, y esperar venganza; y para que más bien los perdone, así como Él perdonó a aquellos que lo golpearon y lo crucificaron. Debemos sufrir con Él para reinar con Él. 2 Tim 2:11-12. Tenemos que confiar que todo es de parte de Él, y esta confianza es fe; ellos vivirán por fe, Hab 2:4.

De la Palabra del Señor en el interior: "vive en la fortaleza de la fe donde no importa si alguien te da un beso o te pega un bate de beisbol," sabiendo que todo lo que le pasa a una persona que está buscando verdaderamente, está completamente bajo su control y su dirección. Así que si alguien me pega con un bate de béisbol, Dios espera que yo practique el perdón: a ignorar lo que pasó a pesar del sufrimiento y de la maldad de la persona que tiene el bate. Su vida es una carrera de obstáculos, diseñada por Dios, para que usted pase por arriba y a través de ellos, aprendiendo a perdonar y a amar a pesar del dolor y la injusticia. Esta vida es un campamento de entrenamiento que produce un soldado de amor, cuya arma es la espada del Espíritu, la palabra viviente de Dios. Cuando usted se da cuenta de que es Dios quien ha permitido, (permitido pero no motivado), que la persona sea grosera, desagradable, e hiriente con usted, usted puede personar a esas personas fácilmente porque ellos sólo son un obstáculo de resentimiento potencial, cuya ofensa debe ser pasada por alto (o si no es pasada por alto, para producir el dolor del resentimiento), siendo así usado por Dios para ayudarle en su progreso espiritual.

3 El que halla su vida la perderá, y el que pierde su vida por mi causa la hallará. Usted no puede agradar a Dios si continúa viviendo en su naturaleza pecaminosa, aún si usted piensa que ha sido "salvado." Usted debe hacer morir su naturaleza egoísta y pecaminosa en la cruz interna de la negación propia para salvar la vida de su alma. Si usted escoge continuar viviendo su vida como desea, usted perderá su única oportunidad para salvar su alma y obtener la vida eterna de Dios. Si usted crucifica sus deseos y afectos en la cruz de Cristo, en obediencia a las enseñanzas que usted oye de él, usted entrará en el reino del cielo, con paz y gozo eternos, mientras están en la tierra y después para siempre.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo