La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Mateo 15:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Este pueblo se acerca a mí con su boca, pero su corazón está lejos de mí.1 [De la Palabra del Señor en el interior: "El hipócrita puede hablar de la fe y hacer el mal. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro. Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí. Sólo un corazón que está purgado del pecado es aceptable para Dios. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Yo les he advertido y les he dado los requisitos y predicado las exclusiones; ellos no deberían esperar nada más ni una conclusión." Todo hombre es juzgado por sus palabras y sus obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; Dios no le muestra parcialidad a ningún hombre. A menos que su corazón haya sido lavado, limpiado, y purificado, su corazón estará lleno de pecado, y usted estará contaminado; y si usted muere mientras todavía está pecando, usted será expulsado del cielo.]

Juan 8:34

Mostrar el Capítulo y las notas   

 34 Jesús les respondió: --De cierto, de cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado.5 [Si usted todavía está pecando, el pecado es su maestro, y el Señor no puede ser su Señor ni Maestro porque como dijo el Señor, no se puede servir a dos maestros. De la Palabra del Señor en el interior: "Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí. Aquellos que son de Cristo han acabado con el pecado. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro." Su desafío es ser liberado del pecado por Él, para así ser más bien esclavo de la justicia, sólo hablando las palabras que usted le oye a Él decirle a usted inmediatamente antes de hablar y sólo hacer lo que Él le ordena que usted haga. No se engañe a sí mismo pensando que no está pecando; porque hasta que usted sea guiado por la luz del Señor en cada palabra que debe hablar y cada acción que debe hacer, usted está caminando en los caminos del mundo, de acuerdo al príncipe de la potestad del aire, (Satanás), en los deseos de la carne, satisfaciendo los deseos de su carne y los pensamientos de su mente; y eso es caminar en oscuridad, lo cual es pecado. A menos que su imaginación y su mente carnal hayan sido destruidas por el Señor y reemplazadas con la mente de Cristo, usted todavía está pecando.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.