La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Mateo 16

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Se acercaron los fariseos y los saduceos, y para probarle le pidieron que les mostrase una señal del cielo.

 2 Pero él les respondió diciendo: "Al atardecer decís: 'Hará buen tiempo, porque el cielo está enrojecido';

 3 y al amanecer decís: 'Hoy habrá tempestad, porque el cielo está enrojecido y sombrío.' Sabéis discernir el aspecto del cielo, pero no podéis discernir las señales de los tiempos.

 4 Una generación malvada y adúltera pide señal, pero no le será dada ninguna señal, sino la señal de Jonás." Y dejándolos se fue.

 5 Cuando los discípulos cruzaron a la otra orilla, se olvidaron de tomar consigo pan.

 6 Entonces Jesús les dijo: --Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos.

 7 Ellos discutían entre sí, diciendo: --Es porque no trajimos pan.

 8 Pero como Jesús lo entendió, les dijo: --¿Por qué discutís entre vosotros que no tenéis pan, hombres de poca fe?

 9 ¿Todavía no entendéis, ni os acordáis de los cinco panes para los cinco mil hombres, y cuántas canastas recogisteis?

 10 ¿Ni tampoco de los siete panes para los cuatro mil y cuántas cestas recogisteis?

 11 ¿Cómo es que no entendéis que no os hablé del pan? ¡Pero guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos!

 12 Entonces entendieron que no les habló de guardarse de la levadura del pan, sino más bien de la doctrina de los fariseos y de los saduceos.

 13 Cuando llegó Jesús a las regiones de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos diciendo: --¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?

 14 Ellos dijeron: --Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o uno de los profetas.

 15 Les dijo: --Pero vosotros, ¿quién decís que soy yo?

 16 Respondió Simón Pedro y dijo: --¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!

 17 Entonces Jesús respondió y le dijo: --Bienaventurado eres, Simón hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. [Nosotros debemos reconocer que la palabra de Dios dentro de nuestros corazones es Jesús, por medio de la revelación del Señor.]

 18 Mas yo también te digo que tú eres Pedro; y sobre esta roca edificaré mi iglesia,1 y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

 19 A ti te daré las llaves del reino de los cielos. Todo lo que ates en la tierra habrá sido atado en el cielo, y lo que desates en la tierra habrá sido desatado en los cielos.

 20 Entonces mandó a los discípulos que no dijesen a nadie que él era el Cristo.

 21 Desde entonces, Jesús comenzó a explicar a sus discípulos que le era preciso ir a Jerusalén y padecer mucho de parte de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas, y ser muerto, y resucitar al tercer día.

 22 Pedro le tomó aparte y comenzó a reprenderle diciendo: --Señor, ten compasión de ti mismo. ¡Jamás te suceda esto!

 23 Entonces él volviéndose, dijo a Pedro: --¡Quítate de delante de mí, Satanás!2 Usted son una ofensa para mí, porque no piensas en las cosas de Dios, sino en las de los hombres. [Pedro estaba hablando bajo el control del espíritu de Satanás, bajo el cual están todos los hombres hasta que su espíritu maligno, egoísta y satánico ha sido crucificado en la cruz interna de la negación propia.]

 24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: --Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. [Para seguir a Cristo usted debe humildemente estar en silencio para escuchar su palabra dentro de su corazón, después ustd debe esperar para oírle, y después usted debe obedecerle. Obedecer es seguir. La negación propia ocurre al obedecer la voz del Señor en vez de hacer su propia voluntad, (su voluntad, no la suya); esto es tomar la cruz, la cual es el poder de Dios para liberarlo de sus pecados. La cruz es para su voluntad y su mente carnal, la cual debe ser negada.]

 25 Porque el que quiera salvar su vida la perderá, y el que pierda su vida por causa de mí la hallará.3 [Si vivís conforme a la carne (la naturaleza pecaminosa), habéis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis. 8:13. Para encontrar la vida superior de Dios, usted debe crucificar su vida egoísta en la cruz interna de la negación propia, y así encontrará la vida de Dios en unión con Dios.]

 26 Pues, ¿de qué le sirve al hombre si gana el mundo entero y pierde su alma? ¿O qué dará el hombre en rescate por su alma?4

 27 Porque el Hijo del Hombre ha de venir en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces recompensará a cada uno conforme a sus obras. [De la palabra del Señor en el interior: "Todo el mundo está esperando que Jesús sea su excusa. ¿Estás de acuerdo con alguien que en su arrogancia haya dicho que Dios excusa el mal en los creyentes? No es justo, pero a ellos no les importa. Ningún hombre es promovido o excusado cuando repite el pecado. No tienes excusa, Oh hombre. La gente debe soportar el precio de su comportamiento descarado. Todos los hombres están sin excusa; si yo estuviera en silencio, ellos tendrían una excusa. Yo les he advertido y les he dado los requisitos, y les he predicado las exclusiones; ellos no deberían esperar nada más ni una conclusión. El camino es claro: escuchen y obedezcan. Hay dos cosas que odio: el orgullo y una excusa para fallar."]

 28 De cierto os digo que hay algunos que están aquí, que no probarán la muerte hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino.5


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 "Bienaventurado eres, Simón hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Mas yo también te digo que tú eres Pedro; y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. La secta romana profesa que la roca en este versículo es Pedro mismo. De La Doctrina de Jorge Fox:

"Jesús le dijo a sus discípulos: 'Pero vosotros, ¿quién decís que soy yo? Y Simón Pedro contestó y dijo: '¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!’ y Jesús respondió y dijo: 'Bienaventurado eres, Simón hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Mas yo también te digo que tú eres Pedro; y sobre esta roca edificaré mi iglesia,’ (tomen nota de que él dijo esta roca, que la carne y la sangre no había revelado, él no dice sobre tí Pedro), ‘y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.’ Mat 16:13-18. Y Jesús comenzó a explicar a sus discípulos que le era preciso ir a Jerusalén y padecer mucho de parte de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas, y ser muerto, y resucitar al tercer día. Pedro le tomó aparte y comenzó a reprenderle diciendo: --Señor, ten compasión de ti mismo. ¡Jamás te suceda esto! Entonces él volviéndose, dijo a Pedro: --¡Quítate de delante de mí, Satanás! Me eres tropiezo, porque no piensas en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.’ Mat 21-23. Ahora ustedes pueden ver aquí claramente que Cristo no edifica su iglesia sobre Pedro, como un hombre de carne y sangre, o aquello que la carne y la sangre revelan, sino sobre esa roca que la carne y la sangre no le había revelado a Pedro, sino el Padre que está en los cielos. De modo que yo digo otra vez, está claro que Cristo no edifica a su iglesia sobre Pedro y su nombre externo, como un hombre de carne y sangre, ni sobre aquello que la carne y la sangre pueden revelar, o que reveló a Pedro; sino que él edifica su iglesia sobre esa roca que el Padre que está en los cielos le había revelado a Pedro, la cual era: ‘¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!’ Esta es la roca y el fundamento sobre la cual está edificada la iglesia verdadera, Cristo que hiere la cabeza de la serpiente, y destruyó al diablo y sus obras; de modo que las puertas del infierno no pueden prevalecer, ni prevalecerán en contra de la iglesia de Cristo, y él es la roca y el fundamento, sobre lo cual está edificada su iglesia."

El Señor habla de esta misma roca o entendimiento o revelación en Lucas: Yo os mostraré a qué es semejante todo aquel que viene a mí y oye mis palabras, y las hace [las practica y las obedece]. Es semejante a un hombre que al edificar una casa cavó profundo y puso los cimientos de manera segura sobre una roca. Y cuando vino una inundación, el torrente golpeó con ímpetu contra aquella casa, y no la pudo sacudir, porque estaba fundada sobre una roca. Lucas 6:47-48

Jesús edifica su Iglesia sobre el sólido fundamento de roca de la fe por medio de la revelación. Él se edifica a sí mismo (su iglesia, su templo en el corazón de usted) en usted sobre un fundamento sólido de roca de la revelación dada a usted de Aquel que está en usted, que es Jesucristo; este es el comienzo de la fe verdadera, el fundamento de su iglesia, su templo dentro del corazón de usted. Si usted va a Él (dentro de usted), escucha sus palabras, y después las obedece, usted ha identificado al que habla como Cristo — así como Pedro lo hizo en el ámbito físico, la diferencia es que usted identifica a Cristo en el ámbito espiritual dentro de usted. Y así como Pedro, es su Padre en el cielo el que le revela esta verdad cuando usted oye a Cristo hablar.

2 De La Doctrina de Jorge Fox:

"Y aunque Cristo bendijo a Pedro en Mat 16:17, después de su revelación, en un versículo posterior, Mat 16:23, Cristo le dijo a Pedro: ‘Aléjate de mí Satanás, usted son una ofensa para mí, porque no piensas en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.’ De modo que aquí está claro, Cristo no edificó su iglesia sobre Pedro, ni su nombre externo Pedro, como un hombre de carne y sangre, ni la revelación de la carne y la sangre, ni sobre Satanás, porque él hiere a Satanás, la cabeza de la serpiente; de modo que él no iba a edificar su iglesia sobre él. Por lo tanto, cualquiera que venga después de Pedro, debe recibir lo que el Padre reveló desde el cielo, (es decir), ‘tú eres el Cristo, el hijo del Dios viviente,’ ‘sobre esta roca edificaré mi iglesia;’ pero cuando Pedro reprendió a Cristo, diciendo: ‘Señor, ten compasión de ti mismo. ¡Jamás te suceda esto!’ (es decir, cuando Cristo le dijo a él y al resto que él sufriría y sería asesinado, y resucitaría en el tercer día), Cristo llamó a Pedro Satanás, y le dijo 'quítate de mí,' como antes."

De modo que Pedro todavía es un hombre de la carne, su carne de paja no ha sido consumada todavía por el fuego del Espíritu Santo que nunca se apagará, lo cual ocurrió durante el Pentecostés después de que Jesús fue crucificado. Entonces primero Pedro fue alabado por identificar a Cristo como el Mesías, y después fue reprobado por hablar las palabras de Satanás y no creer en las cosas de Dios — difícilmente el estado de un hombre sobre quien Jesús edificaría su iglesia.

3 Porque el que quiera salvar su vida la perderá, y el que pierda su vida por causa de mí la hallará. Alcanzar la salvación es ser libre del pecado. Alcanzar la salvación es encontrar la vida nueva en Dios, es vestirse de incorrupción, haberse convertido en una criatura completamente nueva, haber crucificado la carne [la naturaleza pecaminosa] con sus pasiones y deseos [concupiscencias y afectos] en la cruz interna de la negación propia. Pero si usted trata de agradar a Dios, mientras se aferra a sus placeres, pasatiempos, deseos, afectos, comportamiento egoísta, etc., usted perderá su alma y será excluído del cielo. Usted debe perder su vida carnal, para encontrar su vida en Dios. De la Palabra del Señor en el interior: "El sacrificio de la vida ha sido dado a los pocos que prefieren perder su vida para perderla"... Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, que es vuestro culto racional. Rom 12:1. La vida que se debe encontrar es la vida de Dios, la cual es la luz en los hombres; y cuando se encuentra, el hombre ya no camina en la oscuridad espiritual, siguiendo su propia voluntad, sino que camina en la luz, realizando las obras dirigidas por Dios para la gloria de Dios.

4 Pues, ¿de qué le sirve al hombre si gana el mundo entero y pierde su alma? ¿O qué dará el hombre en rescate por su alma? ¡Note! ¡NOTE! El Señor nos acaba de decir que ganar el mundo entero es de menos valor que el alma de un hombre. El alma es más valiosa que todas las riquezas, todo el poder, todos los placeres, y todas los lugares exóticos más buscados en el mundo combinados. Nosotros no tenemos idea de lo que se nos ha dado - el alma - porque no podemos ver lo que esa alma puede llegar a ser si llevamos nuestra cruz hasta la muerte de nuestra naturaleza pecaminosa. Como ha dicho Pablo: como está escrito: Cosas que ojo no vio ni oído oyó, que ni han surgido en el corazón del hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. De la Palabra del Señor en el interior:

"De cierto les dijo, toda la verdad es magnífica; ustedes se maravillarán cuando la vean.
Hay muy pocas personas que, cuando ven lo que es Dios, rechazan estar en unión con él. "

Esteban Crisp pronunció estas palabras en su sermón que está registrado:

Donde hay gran cantidad de orgullo, malicia y envidia, el espíritu de Cristo los desarraigará, y todo ese mal que el enemigo ha plantado en los hombres, él lo arrancará, y traerá justicia eterna, y plantará amor en el alma, y la establecerá y se asentará. Una persona así tendrá tanto gozo, placer y deleite, bajo el gobierno del Espíritu de Cristo en un día, como lo que cualquier persona puede tener, que es gobernada por el espíritu maligno, en mil días.

De la Palabra del Señor en el interior: " El realización potencial del alma está más allá de tu habilidad de captar. Ningún alma es inmortal aparte de mi."

El cumplimiento del potencial del alma está más allá que lo que podamos imaginar; ofrece algo a cada hombre que está más allá de nuestra capacidad de captar. Si fracasamos en llegar a ser libres de pecado en esta vida, cuando veamos lo que podríamos haber llegado a ser, nos sentiremos devastados. Todos se sentirán devastados por lo que ellos pudieran haber obtenido mientras vivieron en la tierra; y aquellos que pensaban que habían amado a Dios se sentirán aun más devastados por lo que no le dieron a Él durante su vida en la tierra, lo cual era negar su naturaleza egoísta, buscar su guía, seguirla, para así darle honor y gloria a Él al producir el fruto del Espíritu. Perder la oportunidad de traer honor y gloria a su creador, quien lo creó y también todo el universo y los cielos, es perder la mayor oportunidad de su vida.

Aquellos que mueren en sus pecados se estremecerán con profundo dolor cuando ellos vean las actividades insignificantes, inútiles y ridículas que en las que estaban ocupados mientras estaban en la tierra, cuando podían haber seguido las órdenes de Dios y obtenido las recompensas que ahora ellos ven y entienden, pero que para siempre serán inalcanzables para ellos. Ese dolor nunca dejará a aquellos que no alcanzan el reino durante su vida en la tierra.

Además, de la Palabra del Señor en el interior: "Después de la muerte hay un sentido de remordimiento por su vida. Todos serán conocidos por lo que han dicho y hecho."

5 Note! En Mateo, Marcos y Lucas, se resgistra a Jesús diciendo que algunos que en ese tiempo estaban con él, 2000 años atrás, verían su gloriosa venida con el reino antes que murieran. En Mateo, Marcos, y Lucas, se registra a Jesús diciendo que todas las profesías de los últimos tiempos se cumplirían antes de que la generación que vivió hace 2000 años muriera, (haga click aquí para verlos todos). Estos son seis testimonios, que nos prueban que el reino ha estado disponible a todas las generaciones, pero sólo a aquellos que se apoderan de la verdadera esperanza de verlo mientras todavía viven en la tierra.

Cuando él aparezca, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él [Jesús] también es puro. 1 Juan 3:2-3. El corazón es purificado por la fe en la operación del Espíritu, que nos convence de pecado, y entonces nos quita el deseo por ese pecado en el corazón.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo