La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Mateo 28:19-20

Mostrar el Capítulo y las notas   

 19 Por tanto, id y enseñad a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,1

 20 y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo."2 Amén. [De modo que sus verdaderos discípulos deben enseñarnos a todos a observar todos sus mandatos; pero la cristiandad ignora todos sus mandatos. Los discípulos ya no están vivos sobre la tierra esperando el fin del mundo; esta declaración no tiene sentido, a menos que usted se de cuenta que el fin del mundo es una experiencia personal — como lo fue para los discípulos — porque ellos vieron el fin del mundo. Cuando usted ha sido crucificado, y el mundo ha crucificado a usted, Gál 6:14, el mundo termina a medida que usted entra en una dimensión diferente y paralela, el reino de Dios que está dentro y alrededor de nosotros. El mundo pasa de nuestra vista cuando entramos en el reino.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

2 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

Enseñándoles a que guarden todas las cosas que os he mandado.

De modo que sus verdaderos discípulos deben enseñarnos a todos a observar todos sus mandatos. Pero la cristiandad ignora todos sus mandatos. De la Palabra del Señor en el interior: "Ellos han destripado a Jesús. Han hecho a la Biblia hueca." ¿Dónde están la enseñanza de los mandatos de Cristo hoy en día? ¿Y quién le está mostrando a la gente cómo ser obedientes todos sus mandatos?

¿Qué? ¿No su predicador? Entonces él no es un discípulo de Cristo, sino un ministro de Satanás, transformen [disfrazándose] como un ministro de justificación. 2 Cor 11:14-15. Y la lista presentada anteriormente contiene sólo unos pocos de los mandamientos de Jesús: haga click aquí para ver muchos más. Por lo tanto: ¡Salid de ella, pueblo mío, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis sus plagas! Apoc 18:4

Estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo.

Los discípulos ya no están vivos sobre la tierra esperando el fin del mundo. Esta declaración no tiene sentido, a menos que usted se de cuenta que el fin del mundo es una experiencia personal — como lo fue para los discípulos — porque ellos vieron el fin del mundo. Y el mundo está pasando, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. 1 Juan 2:17. De modo que el mundo con sus deseos y pasiones desaparecen, crucificados con la ayuda del Espíritu. Después que somos purificados, Cristo regresa para establecer su Reino dentro de nosotros, y el mundo como lo conocemos desaparece. Entramos en una dimensión diferente — un paraíso o reino de los cielos. Estas cosas les acontecieron como ejemplos y están escritas para nuestra admonición, para nosotros sobre quienes ha llegado [tiempo pasado] el fin de las edades. 1 Cor 10:11

El mundo termina cuando usted entra en una dimensión diferente y paralela, el reino de Dios que está dentro y alrededor de nosotros — es una dimensión diferente en la cual vivir, una dimensión espiritual donde entrar por medio de la tribulación personal mientras todavía estamos físicamente en la tierra; y entonces podemos vivir allí para siempre. Pero, a menos que usted entre en el reino del cielo en esta vida, usted nunca tendrá una herencia en el reino de Cristo o Dios. El apóstol Pablo nos ayuda a entender el reino de Dios dentro y entre nosotros, escribiendo en el libro de los Hechos: Dios ... no está lejos de ninguno de nosotros, porque "en él vivimos, nos movemos y somos". Hechos 17:27-28 — pero nosotros no sabemos esto, porque estamos en una dimensión física más baja. La dimensión física comparte el mismo espacio que las dimensiones espirituales más altas; un solo Dios y Padre de todos, quien es sobre todos, a través de todos y en usted todos. Efe 4:6. Entrar en el reino de Dios dentro y alrededor de nosotros, es ser trasladado dramáticamente a la dimensión espiritual de consciencia y de vista, en unión con Cristo y con Dios, pero mientras caminamos sobre la tierra por medio de la luz de Dios. El mundo pasa de nuestra vista cuando entramos en el reino.

De la Palabra del Señor en el interior:

_______________________________________