La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Mateo 7:21-23

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 "No todo el que me dice 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos, sino [sólo] el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.9 [Para hacer la voluntad de Dios, usted debe dejar de satisfacer sus propios deseos; usted no puede hacer las cosas que usted desea. Para conocer la voluntad del Padre, usted debe oírle a medida que él le enseña con mandamientos adaptados a las circunstancias de su vida. Para oírle a Él usted debe esperar en humilde silencio mientras escucha y vela; entonces usted debe obedecer lo que Él le mande a hacer. Obedecer los primeros mandatos que usted oiga requerirá su arrepentimiento. Ese es el comienzo de hacer su voluntad. Usted debe progresar hasta que sea totalmente guiado por Él: sólo pensar los pensamientos que Él provee, sólo hablar las palabras que Él le dice que hable, y sólo hacer lo que Él manda; entonces sus palabras y acciones muestran el amor de Dios al mundo y le dan gloria a Dios.]

 22 Muchos me dirán en aquel día: '¡Señor, Señor! ¿No profetizamos en tu nombre? ¿En tu nombre no echamos demonios? ¿Y en tu nombre no hicimos muchas obras poderosas?' [Usted puede llamarle Señor; usted puede llamarle Maestro; pero también Judas lo hizo. Llamar a Jesús Señor no lo hace su Señor. Él es su Señor sólo si Él lo ha liberado de todo pecado, si él ha destruido su mente carnal, si él lo ha purificado, y si Él proporciona todas sus palabras para que usted hable, todos sus pensamientos, y todas sus acciones que debe realizar. Si usted todavía está pecando, usted es un esclavo del pecado, Juan 8:34; y si todavía está pecando, Jesús no puede ser su Señor porque usted no puede servir dos maestros. Todo hombre es juzgado por sus palabras y obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; Dios no le muestra parcialidad a ningún hombre. Debido a que ellos todavía están pecando cuando mueren, Jesús rechazará a muchas personas que piensan que son cristianos y lo llaman Señor; incluyendo aun aquellos que habían profetizado, echado fuera demonios, y realizado muchas obras maravillosas en su nombre. Por supuesto que Jesús conoce a todas las personas, en todas partes, incluyendo el hecho de que estas personas todavía estaban pecando cuando murieron; su negación es una negación de conocerlos y una negación de tener cualquier parte en su profetización, echar fuera demonios, y sus obras poderosas, las cuales ellos aseguraron que habían sido hechas "en su nombre." Para ser hechas en su nombre, una persona debe estar libre de pecado, en unión con Él, y sentado en el cielo con Él; ellos no lo estaban, como él lo afirma claramente a continuación.]

 23 Entonces yo les declararé: 'Nunca os he conocido. ¡Apartaos de mí, obradores de inquidad10 [pecado, infracción de la ley o de maldad]!' [A menos que sea limpiado y purificado por el Espíritu del Señor que destruye el pecado dentro del hombre, el corazón de todo hombre comienza lleno de maldad, lleno de pecado, contaminado, y descalificado para el cielo. Este pueblo me honra de labios, pero su corazón está lejos de mí. Marcos 7:6. Porque ;desde adentro, del corazón del hombre, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los robos, las avaricias, las maldades, el engaño, la falta de restricción, el ojo maligno [envidia], la blasfemia, el orgullo y la insensatez. Todas estas maldades salen de adentro y contaminan al hombre. Marcos 7:21-23. Y de ninguna manera entrará en por ella [el cielo] ninguna cosa que está contaminada...Apoc 21:27. El Señor le está advirtiendo a aquellos que piensan que son cristianos y todavía pecan: 1) él no los conoce, y 2) él los echará en la oscuridad externa, excluido del cielo en el juicio. El Señor sólo conoce a aquellos que oyen su voz y le siguen. Juan 10:27. Seguirle a Él es obedecer lo que usted le oye a Él mandarle que haga; para oír, usted debe sentarse, pensar en su nombre, y después esperar en humilde silencio mientras escucha y vela. De la Palabra del Señor en el interior: "Todo el mundo está esperando que Jesús sea su excusa. Ningún hombre es promovido o excusado cuando repite el pecado. Sólo un corazón que está purgado del pecado es aceptable para Dios. Todos los hombres están sin excusa; si yo estuviera en silencio, ellos tendrían una excusa. Todos los hombres han oído el llamado al arrepentimiento. La gente debe soportar el precio de su comportamiento descarado." Esos llamados anónimos han sido oídos por todos los hombres para que se alejen del mal, los cuales, si son ignorados, los juzgarán, Juan 12:47-48; en el momento de su muerte toda palabra será tocada otra vez, oída, y recordada para su gran vergüenza y dolor.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

10 Muchos me dirán en aquel día: '¡Señor, Señor! ¿No profetizamos en tu nombre? ¿En tu nombre no echamos demonios? ¿Y en tu nombre no hicimos muchas obras poderosas?' Entonces yo les declararé: 'Nunca os he conocido. ¡Apartaos de mí, obradores de iniquidad!' Debido a que ellos todavía están pecando cuando mueren, Jesús rechazará a muchas personas que piensan que son cristianos y lo llaman Señor; incluyendo aun aquellos que habían profetizado, echado fuera demonios, y realizado muchas obras maravillosas en su nombre. Ellos no lo obedecieron. ¿Por qué me llamáis: "Señor, Señor", y no hacéis lo que digo? Lucas 6:46. De cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado. Juan 8:34. Si somos esclavos del pecado, él no puede ser nuestro Señor. No podemos servir a dos maestros. Mat 6:24 Lucas 16:13. Jesús dijo que estos así llamados cristianos que tienen gran fe para realizar milagros serán rechazados porque todavía estaban pecando; ellos no habían crucificado la naturaleza pecaminosa sobre la cruz, lo cual es necesario para pertenecer a Cristo Jesús. Gal 5:24. Pablo nos habla acerca de aquellos que dicen que conocen a Dios, pero lo niegan por medio de sus vidas pecaminosas: Profesan conocer a Dios, pero con sus hechos lo niegan; son abominables, desobedientes y descalificados para toda buena obra, Tit 1:16; (buenas obras son aquellas que Dios dirige al hombre puro a que realice). Usted puede llamarle Señor, usted puede llamarle Maestro, pero eso también hizo Judas, y aún lo besó; pero no es lo que usted dice lo que hace que Jesús sea su Señor o su Maestro, sino sus obras — su obediencia a sus enseñanzas y mandatos. Por sus obras usted lo reconoce o lo niega como su Señor y Maestro. Si usted peca, usted lo niega como su Señor y Maestro. Un Señor o Maestro gobierna a sus siervos, y Jesús no puede gobernar al que comete un pecado. A menos que usted esté libre de pecado, Él no es su Señor o Maestro. Sois esclavos del que obedecéis; ya sea del pecado que lleva a la muerte o de la obediencia que lleva a la justicia. Rom 6:16.

Sus obras eran maravillosas sólo en su opinión, no en la del Señor. ¿Por qué no? Porque ellas no eran obras que el Señor les ordenó a hacer; ellas no estaban de acuerdo con la voluntad del Padre, sólo con la voluntad de ellos, y eran obras muertas. Y lo que ellos hicieron no era "en el nombre de Jesús;" hacer cualquier cosa "en el nombre de Jesús" significa que usted está en unión con Él, totalmente liberado del pecado, trasladado hacia el reino, y sentado con Él en el cielo. De la Palabra del Señor en el interior: "Aquel que está en mi nombre es parte de mi cuerpo."

El Señor le está advirtiendo a aquellos que piensan que son cristianos y todavía pecan: 1) él no los conoce, y 2) él los echará en la oscuridad externa, excluido del cielo en el juicio. El Señor sólo conoce a aquellos que oyen su voz y le siguen. Juan 10:27. Para oír usted debe dedicarse a oír en silencio para escuchar su voz, y después usted debe obedecer. Si usted escucha y obedece la palabra de Dios en su corazón, su alma es purificada por la obediencia a la verdad, 1 Ped 1:22; y su corazón es purificado por la fe que obedece. Hechos 15:9. Jesús dijo: "Pero una sola cosa es necesaria. Pues María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada." — sentarse a los pies de Jesús y escuchar su palabra. Lucas 10:39-42. Ciertamente él ama a los pueblos; todos tus santos están en tus manos. Ellos se sientan a tus pies y cada uno recibe tus palabras. Deut 33:3. La cristiandad le dice a sus miembros que ellos pueden permanecer en el pecado y entrar en el cielo cuando mueran, pero esto es una mentira y muestra que el cristianismo es Babilonia; salid de ella pueblo mío.

El Señor no los conocía porque ellos no habían estado escuchando su voz ni habían estado siguiendo sus mandatos, y por lo tanto no eran parte de la verdad: Todo aquel que es de la verdad oye mi voz. Juan 18:37. Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen. Juan 10:27. Si usted no oye su voz y le sigue, él no lo conoce. Y si él no lo conoce, él cerrará la puerta del cielo, rehusando a abrirla, diciendo: "De cierto, no os conozco ni de adonde sóis" y en el día del juicio él le dirá a usted: "Apartaos de mí, obradores de maldad e iniquidad, porque nunca os conocí." Mat 25:11-12, Luc 13:24-27, Mat 7:21-23.

Juan dice: En esto sabemos que nosotros le hemos conocido: en que guardamos [obedecemos] sus mandatos.
La única manera en la que podemos guardar sus mandatos es escuchar su voz, oír y obedecer hasta que la naturaleza pecaminosa en el interior ha sido crucificada. Porque usted no puede amar a Dios con todo su corazón, mente, alma, y fuerza, hasta que se le haya dado un corazón y una mente nueva por medio del amor de Dios, recibido de parte de Él con el tiempo, a medida que usted mora en su Palabra y su Luz, con obediencia.

Hay muchos ministerios de sanidad "cristianos" que tienen gran espectáculo, gran pompa, grandes palabras de vanidad, servicios ruidosos y escandalosos, pero usted los conocerá por los frutos que ellos obviamente carecen: dominio propio, paz, amabilidad, humildad, etc. Nunca acepte ninguna demostración de poder como algo que necesariamente viene de Dios. Recuerde a Janes y Jambres, los magos egipcios, que echaron sus varas las cuales se transformaron en serpientes, y quienes convirtieron las aguas de Egipto en sangre. Los obradores de milagros del cristianismo, quienes predican el evangelio falso de la gracia instantánea como un permiso para excusar la continuación del pecado, obtienen su poder de Satanás. Sin embargo, el poder de Satanás no está limitado a los ministros cristianos falsos; también se demuestra frecuentemente en otras religiones. Vea No sea engañado por gente que tiene poder pero no la verdad para más información acerca de este tema.

_______________________________________