La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Mateo 22:36-40

Mostrar el Capítulo y las notas   

 36 --Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento de la ley?

 37 Jesús le dijo: --Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tus fuerzas. [A menos que haga morir su espíritu humano egoísta e impío y lo crucifique en la cruz interna de la negación propia, es imposible amar a Dios con todo su corazón, alma, y fortaleza; y si usted piensa de otra manera, usted está viviendo en presunción. El comienzo del amor a Dios es escuchar las palabras de Él para usted, hacerle caso, y obedecerle. Cualquier otra cosa es personas hipócritas hablando de la boca para afuera. Su corazón contaminado primero debe ser limpiado por medio del arrepentimiento en la cruz para amar a Dios con todo su corazón.]

 38 Éste es el grande y el primer mandamiento.

 39 Y el segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. [A menos que usted haya odiado su vida, y haya ido al Señor para esperar en Él y obedecerle hasta que su espíritu humano haya sido crucificado, es imposible amar a su prójimo como a sí mismo. Cualquier otro supuesto camino es engaño. El hombre es una criatura caída y egoísta, y a menos que el hombre haya sido restaurado a la imagen de la justicia y santidad de Dios, ni siquiera entiende lo que es el amor. Su corazón contaminado primero debe ser limpiado por medio de la obediencia en la cruz interna de la negación propia para amar a su prójimo como a sí mismo.]

 40 De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas.2

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

2 Usted no puede obedecer ninguno de estos mandamientos sin ser cambiado para ser como Él. Usted no puede ser perfecto a menos que él lo haga perfecto, ni importa cuánto usted trate. Usted no puede amar a su prójimo como a sí mismo a menos que Él le ayude, no importa cuánto usted trate. Usted no puede amar a sus enemigos sin Su ayuda. Usted no puede amar a Dios con todo su corazón, mente, alma y fortaleza, no importa cuánto usted trate — a menos que Él le ayude con su gracia. Esto no sucede al leer al Biblia, o con grupos de estudio bíblico, oraciones, ayunos, cantos, al escuchar sermones, o tratando, etc. Usted obtiene esta abilidad al guardar todos sus mandatos, (perfección), — por gracia. La gracia es el favor de Dios al que nosotros accedemos por medio de nuestra fe en el nombre de Jesús. La gracia no es instantánea o algo que se obtiene una sola vez; la gracia es un proceso. La gracia es una enseñanza para que nosotros vivamos justa, sobra y piadosamente en este mundo presente al negar la impiedad y los deseos mundanales, — el arrepentimiento; esto toma tiempo. Él sólo le dará mandatos personalizados que usted sea capaz de guardar, y él lo fortalecerá en el camino para que usted pueda guardar los mandatos que serán cada vez más dificiles. Cristo, por medio del Espíritu Santo, lo convence de pecado al mostrarle lo que está en su corazón, lo convence de la justicia de Cristo al enseñarle acerca de él, y finalmente lo juzga. Juan 16:8 La convicción del pecado le muestra de qué quiere él que usted se arrepienta, por la Palabra viviente de Dios.

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos.
Ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame por el camino eterno. Sal 129:23-24

Usted obtiene esta ayuda llendo a él y estando en silencio para que lo pueda oír. Si usted está ocupado diciéndole todo lo que usted quiere que él haga por usted, ¿cómo puede ayudarle? Es así de sencillo. Él es su Maestro. Usted debe ir a él. Usted debe esperarloescuchar en silencio, con la humildad de un pecador en necesidad de su poder que produce cambio — la gracia. Busque, escuche, obedezca...busque, escuche, obedezca....busque, escuche, obedezca. Él es la Luz que ilumina a todos los hombres. Él está en usted, encadenado, esperando que usted busque escucharlo. Y cuando usted se siente y lo espere, lo oirá y la Luz le mostrará cosas acerca de sí mismo que no son bellas (convicción) permitiéndole que se arrepienta; y si usted ama la Luz, usted se lamentará de lo que la luz le muestre, y recibirá fortaleza para ser diferente desde ese momento en adelante — la operación de la gracia — el proceso de limpieza, purificación y perfección de la gracia. Con la Luz, usted no sólo oirá, sino también eventualmente verá a Cristo, su Maestro. Y después de la purificación, él y el Padre vendrán a establecer su reino en su corazón; y usted entrará en el paraíso — mientras todavía está en la tierra.

_______________________________________