La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Mateo 22

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Jesús respondió y les volvió a hablar en parábolas diciendo:

 2 --El reino de los cielos es semejante a un rey que celebró el banquete de bodas para su hijo.

 3 Envió a sus siervos para llamar a los que habían sido invitados a las bodas, pero no querían venir.

 4 Volvió a enviar otros siervos, diciendo: "Decid a los invitados: 'He aquí, he preparado mi comida; mis toros y animales engordados han sido matados, y todo está preparado. Venid a las bodas.'"

 5 Pero ellos no le hicieron caso y se fueron, uno a su campo, otro a su negocio;

 6 y los otros tomaron a sus siervos, los afrentaron y los mataron.

 7 El rey se enojó, y enviando sus tropas mató a aquellos asesinos y prendió fuego a su ciudad.

 8 Entonces dijo a sus siervos: "El banquete, a la verdad, está preparado, pero los invitados no eran dignos.

 9 Id, pues, a las encrucijadas de los caminos y llamad al banquete de bodas a cuantos halléis."

 10 Aquellos siervos salieron por los caminos y reunieron a todos los que hallaron, tanto buenos como malos [enfermos o ciegos]; y el banquete de bodas estuvo lleno de convidados. [Ninguna persona impía es invitada a la fiesta de bodas en el cielo, donde sólo los que no están contaminados y que son santos entran como muestra el versículo 22 más adelante que los inmundos son excluídos. Vea la nota 2 en Lucas 14:23 para más detalles y una explicación completa de esta parábola.]

 11 Pero cuando entró el rey para ver a los convidados y vio allí a un hombre que no llevaba ropa de bodas,

 12 le dijo: "Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin llevar ropa de bodas?" Y él quedó mudo.1[Las vestiduras blancas para la boda es una ropa blanca, lavada con la sangre del Cordero; porque aquellos que caminan en la luz como Él está en la luz son limpiados por la sangre de Jesús. 1 Juan 1:7. Los que son nacidos de Dios no pueden pecar; ellos han sido liberados de todo pecado, aún del deseo de pecar. El invitado que fue confrontado porque no tenía la ropa blanca enmudeció porque aunque él había muerto mientras todavía estaba pecando, cuando estaba vivo, a él le había dicho su predicador que él era justo y que iría al cielo porque él creía que Jesús era su Señor.]

 13 Entonces el rey dijo a los que servían: "Atadle los pies y las manos y echadle en las tinieblas de afuera." Allí habrá llanto y crujir de dientes; [Esto es ser excluído del cielo, lo cual es experimentado por todos los que mueren mientras todavía pecan.]

 14 porque muchos son los llamados, pero pocos los escogidos. [Toda persona es llamada anónimamente por Dios a apartarse del mal en su día de visitación, cuando Cristo, la luz dada a todo hombre para que pueda creer, predica el evangelio en ellos; Él toca la puerta de cada persona (el corazón). La gran mayoría de las personas ignoran su llamado anónimo para alejarse del mal porque aman su estilo de vida egoísta y no tienen amor por la verdad respecto a sus malos caminos. Así ellos niegan y odian la verdad; así ellos niegan y odian a Cristo. Los pocos que sí hacen caso de sus ruegos anónimos, amando la verdad, se alejan del mal para entonces ser escogidos por Dios al recibir más de su Espíritu a cambio; Dios les da a probar de su bondad por medio de la revelación, que crea el hambre y sed en ellos por más de Él — para así buscarle con todo su corazón y su alma. De la Palabra del Señor en el interior: "Todo hombre ha oído el llamado al arrepentimiento." Pero es un llamado suave y anónimo a abandonar sus malos caminos. Usted puede preguntar, ¿por qué anónimo? Lo que el hombre oye y/o ve es la verdad de sus caminos; si él hace caso al llamado, quiere decir que tiene una apreciación y amor por la verdad; si él ignora el llamado, entonces quiere decir que odia la verdad. Por lo tanto, esto es una prueba para aquellos que aman la verdad o aman sus malos caminos. De la Palabra del Señor en el interior: "Mucha gente usa la visitación de este sitio web para quitar el bloqueo de visitaciones pasadas. La gente no puede venir por temor; ellos tienen que venir por amor. " Sólo a través del amor puede la cruz ser soportada hasta la muerte de nuestro espíritu egoísta.]

 15 Entonces se fueron los fariseos y consultaron cómo podrían enredarle en alguna palabra.

 16 Después enviaron a él discípulos de ellos, junto con los herodianos, diciendo: --Maestro, sabemos que eres hombre de verdad, que enseñas el camino de Dios con verdad y que no te cuidas de nadie; porque no miras la apariencia de los hombres.

 17 Dinos, pues, ¿qué te parece? ¿Es lícito dar tributo al César, o no?

 18 Pero Jesús, entendiendo la malicia de ellos, les dijo: --¿Por qué me probáis, hipócritas?

 19 Mostradme la moneda del tributo. Ellos le presentaron un denario.

 20 Entonces él les dijo: --¿De quién es esta imagen y esta inscripción?

 21 Le dijeron: --Del César. Entonces él les dijo: --Por tanto, dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.

 22 Al oír esto, se maravillaron; y dejándole, se fueron.

 23 Aquel día se le acercaron unos saduceos, quienes dicen que no hay resurrección, y le preguntaron diciendo:

 24 --Maestro, Moisés dijo: Si alguno muere sin tener hijos, su hermano se casará con su mujer y levantará descendencia a su hermano.

 25 Había, pues, siete hermanos entre nosotros. El primero tomó mujer y murió, y como no tenía descendencia, dejó su mujer a su hermano.

 26 De la misma manera sucedió también con el segundo y el tercero, hasta los siete.

 27 Después de todos, murió también la mujer.

 28 En la resurrección, puesto que todos la tuvieron, ¿de cuál de los siete será mujer?

 29 Entonces respondió Jesús y les dijo: --Erráis porque no conocéis las Escrituras, ni tampoco el poder de Dios;

 30 porque en la resurrección no se casan ni se dan en casamiento, sino que son como los ángeles que están en el cielo.

 31 Y acerca de la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído lo que os fue dicho por Dios?

 32 Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. Dios no es Dios de muertos, sino de vivos.

 33 Al oír esto, las multitudes estaban atónitas de su doctrina.

 34 Entonces los fariseos, al oír que había hecho callar a los saduceos, se reunieron de común acuerdo.

 35 Uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó para probarle:

 36 --Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento de la ley?

 37 Jesús le dijo: --Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tus fuerzas. [A menos que haga morir su espíritu humano egoísta e impío y lo crucifique en la cruz interna de la negación propia, es imposible amar a Dios con todo su corazón, alma, y fortaleza; y si usted piensa de otra manera, usted está viviendo en presunción. El comienzo del amor a Dios es escuchar las palabras de Él para usted, hacerle caso, y obedecerle. Cualquier otra cosa es personas hipócritas hablando de la boca para afuera. Su corazón contaminado primero debe ser limpiado por medio del arrepentimiento en la cruz para amar a Dios con todo su corazón.]

 38 Éste es el grande y el primer mandamiento.

 39 Y el segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. [A menos que usted haya odiado su vida, y haya ido al Señor para esperar en Él y obedecerle hasta que su espíritu humano haya sido crucificado, es imposible amar a su prójimo como a sí mismo. Cualquier otro supuesto camino es engaño. El hombre es una criatura caída y egoísta, y a menos que el hombre haya sido restaurado a la imagen de la justicia y santidad de Dios, ni siquiera entiende lo que es el amor. Su corazón contaminado primero debe ser limpiado por medio de la obediencia en la cruz interna de la negación propia para amar a su prójimo como a sí mismo.]

 40 De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas.2

 41 Habiéndose reunido los fariseos, Jesús les preguntó

 42 diciendo: --¿Qué pensáis acerca del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron: --De David.

 43 Él les dijo: --Entonces, ¿cómo es que David, mediante el Espíritu, le llama Señor? Pues dice:

 44 Dijo el Señor a mi Señor: "Siéntate a mi diestra hasta que ponga a tus enemigos debajo de tus pies."

 45 Pues, si David le llama Señor, ¿cómo es su hijo? 3

 46 Nadie le podía responder palabra, ni nadie se atrevió desde aquel día a preguntarle más.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 ¿Cuál ropa de bodas? Una túnica blanca lavada en la sangre del cordero. Estos son los que han venido de grande tribulación; y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. Apoc 7:14. Las ropas blancas simbolizan pureza de los creyentes que han sido purificados por medio del sufrimiento. Por lo tanto, puesto que Cristo ha padecido en la carne por nosotros, armaos también vosotros con la misma mentalidad, porque el que ha padecido en la carne ha terminado con el pecado, para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios. 1 Ped 4:1-2. La tribulación no es un día difícil en la oficina, ni un accidente automovilístico, o alguna dificultad natural; es impuesta inconfundible y sobrenaturalmente. Vea Tribulación para detalles adicionales.

2 Usted no puede obedecer ninguno de estos mandamientos sin ser cambiado para ser como Él. Usted no puede ser perfecto a menos que él lo haga perfecto, ni importa cuánto usted trate. Usted no puede amar a su prójimo como a sí mismo a menos que Él le ayude, no importa cuánto usted trate. Usted no puede amar a sus enemigos sin Su ayuda. Usted no puede amar a Dios con todo su corazón, mente, alma y fortaleza, no importa cuánto usted trate — a menos que Él le ayude con su gracia. Esto no sucede al leer al Biblia, o con grupos de estudio bíblico, oraciones, ayunos, cantos, al escuchar sermones, o tratando, etc. Usted obtiene esta abilidad al guardar todos sus mandatos, (perfección), — por gracia. La gracia es el favor de Dios al que nosotros accedemos por medio de nuestra fe en el nombre de Jesús. La gracia no es instantánea o algo que se obtiene una sola vez; la gracia es un proceso. La gracia es una enseñanza para que nosotros vivamos justa, sobra y piadosamente en este mundo presente al negar la impiedad y los deseos mundanales, — el arrepentimiento; esto toma tiempo. Él sólo le dará mandatos personalizados que usted sea capaz de guardar, y él lo fortalecerá en el camino para que usted pueda guardar los mandatos que serán cada vez más dificiles. Cristo, por medio del Espíritu Santo, lo convence de pecado al mostrarle lo que está en su corazón, lo convence de la justicia de Cristo al enseñarle acerca de él, y finalmente lo juzga. Juan 16:8 La convicción del pecado le muestra de qué quiere él que usted se arrepienta, por la Palabra viviente de Dios.

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos.
Ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame por el camino eterno. Sal 129:23-24

Usted obtiene esta ayuda llendo a él y estando en silencio para que lo pueda oír. Si usted está ocupado diciéndole todo lo que usted quiere que él haga por usted, ¿cómo puede ayudarle? Es así de sencillo. Él es su Maestro. Usted debe ir a él. Usted debe esperarloescuchar en silencio, con la humildad de un pecador en necesidad de su poder que produce cambio — la gracia. Busque, escuche, obedezca...busque, escuche, obedezca....busque, escuche, obedezca. Él es la Luz que ilumina a todos los hombres. Él está en usted, encadenado, esperando que usted busque escucharlo. Y cuando usted se siente y lo espere, lo oirá y la Luz le mostrará cosas acerca de sí mismo que no son bellas (convicción) permitiéndole que se arrepienta; y si usted ama la Luz, usted se lamentará de lo que la luz le muestre, y recibirá fortaleza para ser diferente desde ese momento en adelante — la operación de la gracia — el proceso de limpieza, purificación y perfección de la gracia. Con la Luz, usted no sólo oirá, sino también eventualmente verá a Cristo, su Maestro. Y después de la purificación, él y el Padre vendrán a establecer su reino en su corazón; y usted entrará en el paraíso — mientras todavía está en la tierra.

3 El Cristo fue profetizado como el hijo de David, que sale de la raíz de Isaí. Jesús le preguntó a los fariseos: ¿Cómo puede ser el Señor de David ser su hijo, el Cristo? La respuesta es que Jesús era el creador en los cielos que creó la tierra y el cielo, mucho antes de haber venido en la carne a la tierra. También, hay un pedazo del Jesús infinito en cada hombre; él es la luz que ilumina a todo hombre que viene al mundo. Este espíritu de Jesús en nosotros está encadenado por nuestros deseos y nuestro orgullo; pero a medida que usted busca la gracia de Dios que produce cambio, este espíritu crece hasta que finalmente Él aparece en su corazón, para llegar a ser su veredadero Señor en palabra y acción. Así, Cristo fue el Señor de David en espíritu; y Cristo fue el descendiente de David cuando más adelante él vino en la carne.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo