La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Mateo 7:1-5

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 "No juzguéis, para que no seáis juzgados.1

 2 Porque con el juicio con que juzgáis seréis juzgados, y con la medida con que medís se os medirá.

 3 ¿Por qué miras la brizna de paja que está en el ojo de tu hermano, y dejas de ver la viga que está en tu propio ojo?

 4 ¿Cómo dirás a tu hermano: 'Deja que yo saque la brizna de tu ojo', y he aquí la viga está en el tuyo?"

 5 ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano.2

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

2 No trate de sacar la paja del ojo de su hermano hasta que haya quitado la viga del suyo. Cuando usted saque la viga de su propio ojo (al ser purificado), podrá ver claramente cómo quitar la paja del ojo de su hermano. Por lo tanto, Él quiere que estemos sin pecado y purificados para que podamos ayudar a nuestros hermanos, pero si no hacemos esto, no podremos ni siquiera saber cómo ayudar — y si pensamos que podemos, estamos más ciegos que aquellos a los que estamos tratando de ayudar — tenemos una viga en nuestro ojo, y él sólo tiene una paja — ¿quién es más ciego? Sólo cuando Cristo nos haya perfeccionado, podremos quitar esa paja; sólo entonces podremos predicar o enseñar, después que hayamos sido purificados, restaurados, específicamente autorizados; entonces podremos ayudar — hasta entonces sólo podemos dañar a aquellos a quienes estamos tratando de corregir. Ser restaurados es ser renovados a la imagen de Dios, como estaba el hombre antes de la caída en el Edén — lo cual es la obra de Cristo en todos nosotros — reconciliar a toda la creación con Dios, como estaba, o aún mejor de lo que estaba antes de que cayera debido a la desobediencia de Adán. Porque no podemos ser reconciliados otra vez con Dios en nuestro estado caído, debemos ser purificados, restaurados y perfeccionados, antes de que la unión se pueda llevar a cabo — una unión que sólo es posible entre dos seres semejantes. De modo que a menos que usted sea inspirado por el Espíritu de Dios con respecto a exactamente qué decir y cuándo, y a menos que el Espíritu de Dios esté cerca para impartirle fortaleza a esa persona, cualquier crítica es totalmente ineficaz. Cuando usted critica a otros, esto sólo endurece su corazón para que no pueda oír los verdaderos juicios de Dios, y así usted provoca condenación en proporción a los problemas que usted ha causado.

_______________________________________