La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Mateo 7:15-20

Mostrar el Capítulo y las notas   

 15 "Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero que por dentro son lobos rapaces.8 [Los ministros auto proclamados que dicen estar autorizados por Cristo, que le piden dinero y se ponen como señores sobre usted. Los ministros del cristianismo son profetas falsos contra quienes advierte Jesús. Engañando a miles de millones, le prometen el cielo a cualquiera que crea, ignorando las exclusiones, requisitos y condiciones declaradas de la salvación. Cuando usted vea que el cristianismo es nada más que Babilonia, se sentirá tanto triste como enojado: Oh hijo de hombre, profetiza contra los profetas de Israel que profetizan. Di a los que sólo profetizan lo que hay en sus propios corazones: 'Escuchad la palabra de Jehovah. Por tanto, porque han extraviado a mi pueblo diciendo: '¡Paz!', cuando no hay paz .. habéis causado dolor al corazón del justo, al cual yo no causé dolor, y habéis fortalecido las manos del pecador para no apartarlo de su mal camino a fin de librar su vida. Eze 13:2,10,22.]

 16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?

 17 Así también, todo árbol sano da buenos frutos, pero el árbol podrido da malos frutos.

 18 El árbol sano no puede dar malos frutos, ni tampoco puede el árbol podrido dar buenos frutos. ["O haced bueno el árbol y bueno su fruto, o haced malo el árbol y malo su fruto; porque el árbol es conocido por su fruto." Mat 12:33. De la Palabra del Señor en el interior: "Un árbol que es santo es bueno."]

 19 Todo árbol que no lleva buen fruto es cortado y echado en el fuego.

 20 Así que, por sus frutos los conoceréis.

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

8 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero que por dentro son lobos rapaces. Jesús dijo que vendrían falsos profetas. Juan dijo que los anticristos habían venido. Pedro vio que los maestros falsos habían venido. Pablo vio que habían venido apóstoles falsos, y le advirtió a los hermanos día y noche por tres años que vendrían más. Y en Apocalipsis, Juan vio que el mundo entero iría tras los falsos profetas y la iglesia falsa, lo cual ocurrió poco después. La iglesia falsa es la ramera de Babilonia del Apocalipsis, que está montada sobre la bestia con muchos nombres [41,000 sectas en el cristianismo], con cuernos como un cordero [que se parece a la iglesia verdadera], pero que habla como un dragón en vez de hablar palabras proporcionadas por el Espíritu Santo, como lo hicieron Jesús y los apóstoles.

Muchas personas piensan que los profetas sólo predicen el futuro, pero Pablo nos dice: El que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación, y consolación. 1 Corintios 14:3. Todos los predicadores y maestros profetizan. Si no han sido enviados por Dios y si no hablan las palabras que Dios les ha dicho que hablen, son profetas falsos: Yo no enviaba a aquellos profetas, pero ellos corrían [a ustedes]. Yo no les hablaba, pero ellos profetizaban. Jeremías 23:21. "Mentira profetizan los profetas en mi nombre. Yo no los he enviado, ni les he mandado ni les he hablado. Jer 14:14. El(los) falso(s) profeta(s) son los ministros de la cristiandad, quienes no son enseñados por la voz y la luz del Señor, ni perfeccionados por el Señor, ni son dotados con un ministerio que haya sido autorizado, ni enviados por el Señor, y no hablan palabras del Espíritu del Señor; sino que hablan con sus mentes carnales, la naturaleza de la muerte, y predican sus opiniones vanas que proviene de la imaginación de su malvado corazón.

A continuación se muestra lo que la Palabra del Señor en el interior ha hablado de los falsos profetas del cristianismo hoy:

"Cuídense de los falsos profetas. Hay millones de predicadores que son guías ciegos. ¿Cómo pueden los ministros clamar que son míos, cuando por dentro están llenos de engaño e hipocresía? Todo lo hacen por presumir. Las personas sociables se ganan la vida enseñando las escrituras. Aquellos que predican en contra de la perfección carecen de fe ferviente. Estoy en contra de los pastores, quienes han profetizado una salvación falsa. Ellos han tomado la Biblia y la han hecho algo profano, la han usado para justificar su inmersión en el pecado. Han hecho a la Biblia hueca. Ellos han destripado a Jesús; Jesús es una tonada para un comercial. Ellos se olvidan de mí y enseñan errores. Enseñan mandamientos de hombres; en vano me adoran. Ellos lanzan la palabra 'justicia' sin ningún entendimiento de lo que significa. No hay esperanza; no hay guía, más que 'estudiar las escrituras.' Ay de ellos, porque han asociado una forma externa entre el amor de Dios al hombre. Diez palabras de Él son mejores que diez cartas copiadas. No pueden entender lo que el Espíritu está haciendo. Su predicación sólo expresa el orgullo de Samaria. Afuera de la fe, ellos están enseñando un equilibrio entre el bien y el mal. Aquellos que siguen los consejos de estos líderes impuros, su vida es como una burbuja. Rehúso responderles. Nosotros ignoramos deliberadamente a aquellos de gran reputación. El líder de su ejército es Lucifer. Ellos quieren ser hijos; ellos reconocen el versículo 'el que ha nacido de Dios no tiene pecado,' pero continúan despreocupadamente. Estas personas están lejos de mí, viviendo en pecado y enseñándoles a otros la inevitabilidad del pecado hasta la muerte."

Hay una página web, Cómo identificar un guía ciego o profeta falso, para ayudarle a distinguir un verdadero predicador/maestro de un predicador/maestro falso.

Aunque los profetas falsos de Babilonia son muy difíciles de discernir, los elegidos no son engañados porque su amor de la verdad anula el que sean impresionados con demostraciones de poder acompañadas por mentiras.

Entre los años 1650 y 1700 el cristianismo, (bautistas, episcopales, presbiterianos, y otros), señalaron esta escritura y alegaron que los cuáqueros eran los profetas falsos de este versículo: lobos vestidos como ovejas. Además, el cristianismo alegó que los cuáqueros eran los anticristos que aparecerían en los últimos tiempos, (sin embargo 2000 años atrás Juan dijo que los anticristos habían aparecido, y que era la última hora). De la Palabra del Señor en el interior: "Los cristianos temieron a los primeros cuáqueros, así como los judíos temieron a Jesús." ¿Por qué? Porque en unos pocos años iglesias cristianas completas fueron vaciadas de los miembros que oían a los predicadores repetir las palabras de la Biblia, quienes se convirtieron en oyentes de Cristo en las reuniones silenciosas de los cuáqueros.

La cristiandad de Inglaterra encarceló a más de quince mil cuáqueros; más de 869 cuáqueros murieron en la cárcel; otros murieron a causa de ataques de turbas cristianas durante sus reuniones silenciosas; y decenas de miles de cuáqueros sufrieron el saqueo de sus propiedades. Fueron castigados por rehusarse a jurar, que fue prohibido por los mandamientos de Jesús y Santiago, no quitarse sus sombreros en la corte, viajar durante el día de reposo, tener reuniones que no estaban de acuerdo a la liturgia episcopal, y rehusarse a pagar los diezmos a las sectas cristianas en su vecindario, (aun cuando ellos no asistían a esa secta). Los puritanos creyentes de la Biblia de Norteamérica encarcelaron a los cuáqueros, los azotaron brutalmente, les cortaron sus orejas, y ahorcaron a cuatro de ellos, incluyendo una mujer. La bestia recibió poder para vencer a los santos, Apoc 13:7. Sin embargo los cuáqueros nunca le hicieron daño a nadie, y oraron por sus perseguidores, aun cuando morían. ¿Acaso las ovejas matan a los lobos? No, los lobos matan a las ovejas; y por lo tanto los lobos del cristianismo mataron a las ovejas de Cristo así como Jesús predijo: Y aun viene la hora cuando cualquiera que os mate pensará que rinde servicio a Dios. Juan 16:2. El cristianismo se había convertido, y todavía es, la ramera de Babilonia, embriagada con la sangre de los santos, y con la sangre de los mártires de Jesús.

Cuando la verdadera iglesia de Cristo salga del desierto para ser vista y oída otra vez, el cristianismo señalará este versículo y alegará que el Espíritu de Cristo es el Espíritu de Satanás vestido de oveja; y a pesar de que las escrituras señalan claramente 2.000 años atrás que el tiempo "es" y que los anticristos "habían" aparecido, el cristianismo también dirá que es el tiempo del fin y que el anticristo ha aparecido. El cristianismo perseguirá otra vez a la iglesia verdadera de Cristo; pero esta vez, cuando las persecuciones cesen, los santos serán vengados, Babilonia cae, todo el pecado debe ser limpiado de la tierra, y (de la Palabra del Señor en el interior:) "los santos serán esparcidos y poblarán toda la faz de la tierra."

_______________________________________