La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Filipenses 3

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Por lo demás, hermanos míos, regocijaos en el Señor. El escribiros las mismas cosas a mí no me es molesto, y para vosotros es más seguro.

 2 ¡Guardaos de los perros [judaizante]! ¡Guardaos de los malos obreros! ¡Guardaos de los que mutilan el cuerpo [circuncisión]!

 3 Porque nosotros somos la circuncisión: los que servimos a Dios en espíritu, que nos gloriamos en Cristo Jesús y que no confiamos en la carne.

 4 Aunque yo tengo de qué confiar también en la carne. Si alguno cree tener de qué confiar en la carne, yo más:

 5 circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo;

 6 en cuanto al celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia de la ley, irreprensible.

 7 Pero las cosas que para mí eran ganancia, las he considerado pérdida a causa de Cristo.

 8 Y aun más: Considero como pérdida todas las cosas, en comparación con lo incomparable que es conocer a Cristo Jesús mi Señor. Por su causa lo he perdido todo y lo tengo por basura, a fin de ganar a Cristo

 9 y ser hallado en él; sin pretender una justicia mía, derivada de la ley, sino la que es por la fe en Cristo, la justicia que proviene de Dios por la fe. [La justicia es imputada cuando usted recibe la fe con el fruto del Espíritu, en contra del cual no hay ley, para después caminar en amor, obedeciendo los mandatos continuos de Cristo; esto ocurre al momento de la muerte de su espíritu egoísta en la cruz interna de la negación propia.]

 10 Para poder conocerle a él, para experimentar el poder de su resurrección, y participar en sus padecimientos, para ser semejante a él en su muerte; [Pablo escribe acerca de experimentar el poder de su resurrección. Si usted quiere reinar con él, debe sufrir con él; 2 Tim 2:12. Si quiere vivir con él, debe morir con él; 2 Tim 2:11. Y si muere con él, debe ser sepultado con él, Rom 6:4. Y al ser sepultado con él en el verdadero bautismo, usted también se levanta con él. Col 2:12, Efe 2:6.]

 11 y de qué manera para llegar a la resurrección de los muertos. [Después que hemos crucificado nuestro hombre viejo, somos resucitados con Cristo como una nueva criatura. De la Palabra del Señor en el interior: "Cristo es en realidad resucitado en cada persona que viene a Él y le obedece repetidamente." Entonces ya no es usted quien vive, sino Cristo quien vive en usted, Gal 2:20.]

 12 No quiero decir que ya lo haya alcanzado, ni que haya llegado a la perfección;1 sino que prosigo a ver si alcanzo aquello para lo cual también fui alcanzado por Cristo Jesús. [Pablo está siendo modesto y aconseja a todos a permanecer humildes y modestos, sin jactarse de su posición en Cristo. En estos siguientes versículos él le está diciendo a los hombres perfectos que le sigan a él como ejemplo de humildad. Vea la nota 1 y la nota 3 del versículo 15 más abajo.]

 13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado. Pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está por delante,2

 14 prosigo a la meta hacia el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

 15 Así que, como muchos de los que son perfectos, tengamos esta misma actitud; si en algo piensan de forma diferente, eso también os lo revelará Dios.3 [Pablo está instruyendo a los hombres perfectos a que sean como él; entonces en el versículo 17 más abajo, él le dice que sean seguidores de él. ¿A quién pueden seguir los hombres perfectos sino a otro hombre perfecto? — lo cual prueba que Pablo era claramente perfecto.]

 16 En todo caso, sigamos fieles a lo que hemos logrado.

 17 Hermanos, sed imitadores de mí y prestad atención a los que así se conducen, según el ejemplo que tenéis en nosotros.

 18 Porque muchos andan por ahí, de quienes os hablaba muchas veces, y ahora hasta lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo. [Debido a que el cristianismo enseña que no hay necesidad de tomar la cruz para destruir su naturaleza egoísta y pecaminosa por medio de la cruz interna, ellos son verdaderamente enemigos de la cruz.]

 19 El fin de ellos será la perdición; su dios es su estómago [apetitos, deseos]; su gloria se halla en su vergüenza; y piensan solamente en lo terrenal.4

 20 Porque nuestra ciudadanía está en los cielos [habiendo sido trasladados allí], de donde también esperamos ardientemente al Salvador, el Señor Jesucristo.

 21 Él transformará nuestro cuerpo de humillación para que tenga la misma forma de su cuerpo de gloria, según la operación de su poder, para sujetar también a sí mismo todas las cosas.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 No quiero decir que ya lo haya alcanzado, ni que haya llegado a la perfección;
Mucha gente señala este versículo, tratando de probar que Pablo no era perfecto;
para que ellos piensen que nadie puede ser perfecto; y de esa manera racionalizar el no hacer nada.
Pablo dijo: No que yo sea perfecto, y yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado.
Pablo está diciendo que él no está durmiendo en los laureles. Él no está sentado cómodamente disfrutando lo que ha alcanzado.
Más bien él prosigue adelante para poder ganar a Cristo. Anhelo conocerle a él y el poder de su resurrección, y participar en sus padecimientos, para ser semejante a él en su muerte. Fil 3:10
Pablo estaba siendo humilde cuando dijo: No que yo sea perfecto.
No que yo lo haya alcanzado, o que ya sea perfecto. Fil 3:12
Él no dijo: Yo no soy perfecto.
Él dijo, No que yo sea perfecto. Él está hablando acerca de una actitud con respecto a ser perfecto; él está mostrando humildad y modestia, lo opuesto de la jactancia.
De la Palabra del Señor en el interior: "Modestia: sé modesto en todas las cosas"
Esto es apoyado en el texto de los versículos siguientes. Vea la nota 3 a continuación.

2 olvidando lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está por delante, De la Palabra del Señor en el interior: "Una vez que hayas expresado dolor por el pasado, es redundante mencionarlo otra vez. Olvídate de los sentimientos de haber fallado en el pasado. Por medio de la culpa puedes llegar a estar enredado otra vez. Olvidando lo que queda atrás, nos extendemos hacia adelante."

Si nos revolcamos en nuestra culpa por de nuestros pecados pasados, nos desesperamos, perdemos toda esperanza, y esto hace que sea muy fácil regresar a nuestros caminos antiguos de pecado. Si perdemos nuestra esperanza y entramos en la desesperación, entonces ya no tenemos motivación para buscar la gracia del Señor que produce cambio, y buscamos el consuelo en otra parte — los deseos y placeres del mundo, y así llegamos a enredarnos en el pecado otra vez.

El Señor sólo expone aquellos pecados que no estamos dispuestos a admitir, enfrentar, o aquellos de los que no estamos ni siquiera conscientes. Lo que lamentamos haber hecho en el pasado, Él ni siquiera lo mencionará la primera vez. El Señor nunca mencionará nuestros pecados dos veces. Sin embargo, el diablo traerá a al memoria nuestros pecados pasados repetidamente, y él insinuará repetidamente que hemos cometido errores que nos descalifican; pero sus acusaciones son mentiras y no se deben creer porque el camino del Señor es totalmente lo opuesto. Para el Señor el pasado es el pasado, y si estamos decididos a ser diferentes, el pasado es historia olvidada para Él, y debe ser olvidado por nosotros. Cuando entramos en unión con Él, Él rociará su sangre en nuestras conciencias de manera que no podemos recordar nuestros pecados pasados, haciendo posible permanecer en su presencia y la del Padre con gozo y paz, pero sin culpa o dolor.

Si permitimos que el pasado aún nos condene, nuestra desesperación no sólo puede hacer que perdamos la esperanza, sino también puede causar que lleguemos a estar reducidos a la autocompasión. Podemos sentir lástima por nosotros mismos, creyendo que hemos sido tratados injustamente, tal vez aún enojándonos con Dios. La defensa es obvia: Dios es perfectamente justo porque Él es por definición justo; Dios es puro; Dios es amor total; Dios no comete errores porque Él es perfecto; por lo tanto el problema está en nosotros, no en Él. Ahora, nosotros debemos recordar que Él no mantiene un registro de nuestros errores pasados que ya hemos enfrentado, y que Él está listo, esperando para ayudarnos a llegar a estar aún más libres de pecado, puros, y santos — pero debemos hacer a un lado aquellas dudas y sentimientos de fracaso, renovar nuestra esperanza de salvación, confiar en su bondad y misericordia, depender en su poder infinito, y avanzar hacia la pureza, santidad, gozo, paz, amor, aún unión con Él en su presencia para siempre.

Cuando en dolor encontremos que hemos dejado caer nuestra cruz y que hemos caído en el polvo, nos levantamos, nos limpiamos el polvo, recogemos nuestra cruz, y seguimos hacia adelante hacia el gozo eterno que nos espera al final de nuestro viaje.

3 Así que, como muchos de los que son perfectos, tengamos esta misma actitud; si en algo piensan de forma diferente, eso también os lo revelará Dios.
Él está diciendo que aquellos de nosotros que seamos perfectos, no nos consideremos así; no nos relajemos, no estemos satisfechos de que tenemos todo, sino sigamos adelante.
Sean como yo, sean humildes, sin vanagloriarse; y si usted tiene una opinión diferente, Dios lo corregirá
.
Jehovah destruirá todos los labios lisonjeros y la lengua que habla grandezas.
¿Por qué Pablo resiste decir que es perfecto? Porque Pablo era muy cuidadoso de ser humilde.
Es peligroso no serlo. Incluso es en contra de uno de los principios del amor: El amor no es jactancioso,.. 1 Cor 13:4
Pero ahora os jactáis en vuestra soberbia. Toda jactancia de esta clase es mala. Santiago 4:16
porque todo lo que hay en el mundo--los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la soberbia jactancioso de la vida — no proviene del Padre, sino que existen por causa del mundo.1 Juan 2:16
Él está aconsejando a los hermanos a no jactarse de ser perfecto o clamar perfección, sino ser como él,
y tomar nota de aquellos que caminan como él, considerando que ellos mismos tenían posibilidades de mejorar y crecer.
Hermanos, sed imitadores de mí y prestad atención a los que así se conducen, según el ejemplo que tenéis en nosotros. Fil 3:17
Un hombre perfecto sólo puede seguir a otro hombre perfecto más experimentado; lo cual prueba que Pablo era un hombre perfecto más experimentado, que debía ser seguido como un patrón y ejemplo.

Él hizo más declaraciones en contra de jactarse: Pero de mí mismo no me gloriaré sino en mis debilidades.
Porque, si acaso quisiera gloriarme, no sería yo insensato, pues diría la verdad. Pero desisto, para que nadie piense de mí más de lo que ve en mí u oye de mí.
2 Cor 12:5-6.

Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; pero una sabiduría, no de esta edad presente, ni de los príncipes de esta edad, que perecen. Más bien, hablamos la sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta que Dios predestinó desde antes de los siglos para nuestra gloria. 1 Cor 2:6-7.
Ahora, si Pablo está hablando con la sabiduría de Dios de los misterios de Dios a una audiencia de hombres perfectos, entonces podemos concluir correctamente que los hombres perfectos no quisieran escuchar un orador imperfecto, y por lo tanto Pablo era obviamente perfecto, al hablar entre aquellos que eran perfectos.

A él anunciamos nosotros, amonestando a todo hombre y enseñando a todo hombre con toda sabiduría, a fin de que presentemos a todo hombre, perfecto en Cristo Jesús. Col 1:28.
Ahora, obviamente un hombre imperfecto no puede perfeccionar a otro hombre, por lo tanto, sin duda Pablo era perfecto.

Porque esto lo sabéis muy bien: que ningún inmoralidad sexual ni impuro ni codiciosa, el cual es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Efe 5:5-6.
Por lo tanto, si Pablo fuera imperfecto, él tampoco tendría herencia en el reino; pero Pablo ya había sido trasladado al reino, por lo tanto debía ser perfecto: Con gozo damos gracias al Padre que os hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz. Él nos ha librado de la autoridad de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su Hijo amado; Col 1:12-13.

Pablo incluso declara que el propósito por el cual el Espíritu Santo designó apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros es: A fin de  perfeccionar a los santos, para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo; hasta que todos alcancemos la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, hasta la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; Efe 4:11-13. Pablo era un apóstol. Pablo tenía que ser perfecto para ser un apóstol y supervisar a otros cuyo trabajo era perfeccionar a los santos, hasta ser hombre perfecto en la plenitud de Cristo.

La primera etapa de la perfección ocurre después de que usted ha crucificado sus deseos y afectos, y Pablo escribió: "Con Cristo he sido juntamente crucificado; ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Gal 2:20. En este versículo hay dos evidencias de la perfección de Pablo.

Entonces Pablo escribió a las iglesias diciéndoles que alcanzaran la perfección y animando su perfección, (lo cual sólo un hombre perfecto puede hacer con credibilidad y con la conciencia limpia):

Por tanto, dejando las doctrinas elementales de Cristo, sigamos adelante hasta la perfección, sin poner de nuevo el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios, Hebreos 6:1

Así que, amados, ya que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda impureza de cuerpo y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. 2 Cor 7:1

Por último, hermanos, adiós. Ser perfecto, de buen ánimo, sed de un mismo sentir, y vivid en paz; y el Dios del amor y de la paz estará con vosotros. 2 Cor 13:11

Os saluda Epafras, quien es uno de vosotros, siervo de Cristo siempre solícito por vosotros en oración, para que estéis firmes como perfectos y completamente entregados a toda la voluntad de Dios. Col 4:12

Por eso nos gozamos en que nosotros seamos débiles y que vosotros seáis fuertes. Y aun oramos por vuestra perfección. 2 Cor 13:9

De la Palabra del Señor en el interior: "Claramente las escrituras muestran que Pablo era un hombre perfecto."

4 Porque muchos andan por ahí, de quienes os hablaba muchas veces, y ahora hasta lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; su dios es su estómago [apetito]; su gloria se halla en su vergüenza; y piensan solamente en lo terrenal. La única cruz que el cristianismo entiende es la cruz sobre la pared de la capilla o la joya en forma de cruz que usan sobre sus cuerpos para hacer alarde de su religión. El cristianismo en enemigo de la cruz de Cristo, enseñándole a todos que no hay necesidad de negarse a sí mismo sus deseos, afectos, y placeres. Sin embargo, se registra a Jesús seis veces diciéndonos que debemos tomar nuestra cruz diariamente y seguirlo a él para ser sus discípulos. Y Pablo nos dice que los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Gal 5:24.

Así que, los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Rom 8:8
Porque si vivís conforme a la carne, habéis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis. 8:13
Porque los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Gal 5:24.

Debido a que el cristianismo es enemigo de la cruz de Cristo, negando que es necesaria, negando los mandamientos de Cristo como algo absolutamente necesario; el fin del cristianismo es la destrucción.
Así es como Jeremías lo describe, como la iglesia falsa de Babilonia que es destruida, y los ministros y pastores eran el blanco principal de los arqueros:

En aquel día los muertos por Jehovah estarán desde un extremo de la tierra hasta el otro. No serán llorados; no serán recogidos ni sepultados. Serán convertidos en abono sobre la superficie de la tierra.

¡Gemid, oh pastores, y gritad! Revolcaos en el polvo, oh mayorales del rebaño; porque se han cumplido los días para que seáis degollados y dispersados. Y caeréis como carneros escogidos.

Se acabará el refugio de los pastores, y el escape de los mayorales del rebaño.

Se oye el ruido del griterío de los pastores, y del gemido de los mayorales del rebaño. Porque Jehovah ha devastado sus prados.


Disponed batalla contra Babilonia, alrededor de ella, todos los que entesáis el arco. Tirad contra ella, no escatiméis flechas; porque ha pecado contra Jehovah.

Convocad contra Babilonia a los arqueros, a todos los que entesan el arco. Asentad campamentos contra ella en derredor. No haya en ella quien escape; retribuidle según su obra. Haced con ella conforme a todo lo que hizo; porque contra Jehovah se insolentó, contra el Santo de Israel.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo