La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Proverbios 20

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 El vino hace burla; el licor alborota. Y cualquiera que se descarría no es sabio.

 2 Como rugido de león es la indignación del rey; el que lo enfurece peca contra sí mismo.

 3 Al hombre le es honroso apartarse de la contienda, pero todo insensato se envolverá en ella.

 4 El perezoso no ara al comienzo de la estación; buscará en el tiempo de la siega y no hallará.

 5 Como aguas profundas es el propósito en el corazón del hombre, pero el hombre de entendimiento logrará extraerlo.

 6 Muchos hombres proclaman su propia bondad; pero un hombre fiel, ¿quién lo hallará?

 7 El justo camina en su integridad; bienaventurados serán sus hijos después de él.

 8 El rey se sienta en el trono del juicio; con su mirada disipa todo mal.

 9 ¿Quién podrá decir: "Yo he limpiado mi corazón; limpio estoy de mi pecado"?1

 10 Pesas falsas y medidas falsas: Ambas cosas son una abominación a Jehovah.

 11 Aun el muchacho es conocido por sus hechos, si su conducta es pura y recta.

 12 El oído que oye y el ojo que ve, ambas cosas ha hecho Jehovah.2

 13 No ames el sueño, para que no te empobrezcas; abre tus ojos, y te saciarás de pan [espiritual].

 14 El que compra dice: "Malo es, malo es"; pero apartándose, se jacta de lo comprado.

 15 Existen el oro y una gran cantidad de perlas, pero los labios que saben son algo más precioso.

 16 Quítale su ropa al que salió fiador del extraño, y tómale prenda al que se fía de la mujer ajena.

 17 Sabroso es al hombre el pan mal adquirido; pero cuando haya llenado su boca, se convertirá en cascajo.

 18 Confirma los planes mediante el consejo y haz la guerra con estrategia.

 19 El que anda con chismes revela el secreto; no te metas con el suelto de lengua.

 20 Al que maldice a su padre o a su madre, su lámpara se le apagará en medio de las tinieblas.

 21 Los bienes adquiridos apresuradamente al comienzo, al fin de cuentas no serán bendecidos.

 22 No digas: "Devolveré el mal [venganza]." Espera a Jehovah, y él te salvará.

 23 Las pesas falsas son una abominación a Jehovah; y la balanza de engaño no es algo bueno.

 24 De Jehovah son los pasos del hombre; ¿cómo podrá el hombre, por sí solo, entender su camino?3

 25 Es una trampa para el hombre declarar a la ligera algo como consagrado, y reflexionar sólo después de haber hecho los votos.

 26 El rey sabio dispersa a los impíos, y sobre ellos hace rodar la rueda.

 27 Lámpara de Jehovah es el espíritu del hombre, la cual escudriña lo más recóndito del ser.

 28 La misericordia y la verdad guardan4 al rey, y con justicia sustenta su trono.

 29 La gloria de los jóvenes es su fuerza; y el esplendor de los ancianos, sus canas.

 30 Las marcas [la severidad] de los azotes purifican del mal, y los golpes purifican al corazón [del pecado]. [Dios disciplina y flagela a todo el que recibe como hijo, Heb 12:6; el que ha padecido en la carne ha terminado con el pecado, para vivir el tiempo que le queda en la carne, no en las pasiones de los hombres, sino en la voluntad de Dios. 1 Ped 4:1-2.]


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Ningún hombre puede limpiar su corazón, sólo el Señor puede limpiar y purificar el corazón del hombre que tiene fe y obedece las enseñanzas y mandamientos del Señor. Dios disciplina y flagela a todo el que recibe como hijo, Heb 12:6. Las marcas de los azotes purifican del mal, y los golpes purifican al corazón [del pecado]. Prov 20:30. Habiendo purificado vuestras almas en obediencia a la verdad, por medio del espíritu. 1 Ped 1:22. Su corazón es purificado por la fe. Hechos 15:9. Pero todos los cambios en el corazón del hombre son hechos por el Espíritu de Gracia, que cambia el pecado, y también lo quita.

Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia de todo pecado. 1 Juan 1:7
A fin de santificarla, habiéndola purificado [a la igleisa de los creyentes] en el lavamiento del agua con la palabra, Efe 5:26.
Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado. Sal 51:2
Así que, amados, ya que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda impureza de cuerpo y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. 2 Cor 7:1

2 Dios le da al hombre la abilidad para ver y oír espiritualmente. Y dijo Jesús: --Para juicio yo he venido a este mundo; para que vean los que no ven, y los que ven sean hechos ciegos. Juan 9:39. A la gente religiosa del mundo: Les dijo Jesús: --Si fuerais ciegos, no tendríais pecado; pero ahora porque decís: "Vemos", vuestro pecado permanece. Juan 9:41.

Dios revela la injusticia al hombre espiritual. El hombre natural no puede aceptar las cosas de Dios y no puede ver la profundidad de la injusticia. Esta es una función básica del Espíritu Santo — para convencer al mundo de pecado [injusticia]. El típico cristiano que asiste a una secta no tiene concepto del pecado, y lo limita al asesinato, robo, violación; él no sabe que el pecado intolerable incluye: adulterio, relaciones prematrimoniales, impureza, desenfreno, iidolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, ira, contiendas, disensiones, partidismos, envidia, borracheras, orgías, inmoralidad, impureza, avaricia, los malos pensamientos, las inmoralidades sexuales, los robos, los homicidios, los adulterios, las avaricias, las maldades, el engaño, la sensualidad, la envidia, la blasfemia, la insolencia y la insensatez. De la Palabra del Señor en el interior: "Cada pensamiento del hombre es a lo más un vano silbido."

Antes de que el hombre pueda ver el pecado y la injusticia, le tienen que ser enseñados al hombre en su corazón por revelación de Dios. Porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Rom 1:19 ¡Tome nota! No por leer un libro. No por escuchar a un predicador hablar sin las palabras proveídas por el Espíritu Santo. La justicia de Dios se revela por fe y para fe, Rom 1:17; fe, revelación, más fe, revelación, más fe...etc.

3 De Jehovah son los pasos del hombre; ¿cómo podrá el hombre, por sí solo, entender su camino? Misterio de misterios. Dios nos puede controlar, sin violar nuestro libre albredrío, y sin que nosotros sepamos que él nos está controlando. ¿Cómo puede ser esto? Porque esta vida es una ilusión. Y sabemos que Dios hace que todas las cosas (y personas) ayuden para bien a los que le aman, esto es, a los que son llamados conforme a su propósito. Rom 8:28. Él mueve el mundo entero alrededor de aquellas personas que él lleva hacia la madurez espiritual por medio de su gracia, pero lo hace de tal manera que no viola su libre albedrío (sus decisiones para el bien o para el mal). Dios conoce todas sus decisiones y pensamientos, y sin cambiar su dirección moral, manipula detalles insignificantes en sus vidas para ayudarles, enseñándoles a aquellos que lo están buscando como la prioridad más importante de su vida. La creación entera es un tablero de ajedrez, y Dios mueve las piezas, para crear hijos de amor, para llenar posiciones de responsabilidad en el gobierno creciente de Jesucristo. Vea El propósito de la vida para más información.

Por lo tanto, como personas que buscamos el reino de los cielos y su justicia, sabemos que todo lo que nos sucede es la voluntad de Dios, para ayudarnos a crecer, y tenemos una paz que está basada en el amor de Dios por nosotros. Podemos echar sobre él todas nuestras preocupaciones y temores, y depender en él para que obre todas las cosas para nuestro beneficio. Tenemos confianza de que él está obrando por nosotros, aún cuando no podamos ver cómo esto está sucediendo; sabemos que él controla todo el universo, y obrar para que nuestra vida esté en unión con él, es algo que no le toma esfuerzo.

Él nos tiene que mostrar todos y cada uno de los problemas que tenemos, muchos que están escondidos, y llevarnos (al mover el mundo alrededor de nosotros si es necesario) a sentir el dolor de nuestros problemas — un dolor tan grande que cuando somos tentados, en vez de ser una ocasión para fallar, llega a ser una ocasión para triunfar. Mientras más pronto usted entienda que todo lo que le sucede ha sido concertado para ayudarle a crecer, más pronto usted podrá perdonar, y más pronto usted estará en paz, en vez de enojado o resentido. Esta vida es una ilusión. Dios es mucho más poderoso y obra alrededor de usted mucho más de lo que usted se puede imaginar. Con aquellos que él ama y llama, él controla todo alrededor de ellos. (Esta concertación de circunstancias sólo ocurre con aquellos que él ama y llama.) Y si usted tiene un hambre profunda, él lo ama y lo ha llamado. El hambre es un regalo para usted, que le muestra que él lo escogió. Es su manera de atraerlo hacia él. Por lo tanto usted tendrá hambre y llorará, y tendrá hambre y llorará.  Pero usted eventualmente será saciado y consolado. Esto funciona. Confíe en él. Él lo creó. Él está en usted. Él lo conoce mucho mejor que usted. Él lo cambiará para que usted sea como Él, llevándolo a la pureza y después a la unión con Él en el reino que está en el interior, donde usted caminará por la luz de Dios.

Él me dijo: "vive en la fortaleza de la fe donde no importa si alguien te besa o te golpea con un bote de béisbol," y yo sé que todo lo que me sucede está totalmente bajo su control y dirección. Por lo tanto si alguien me golpea con un bate de béisbol, Dios me está enseñando la necesidad de perdonar, de ignorarlo, a pesar del dolor que haya sufrido y lo equivocado que esté la persona con el bate. Su vida es una carrera de obstáculos, diseñada por Dios, para que usted corra por encima y a través de ella, aprendiendo a perdonar y a amar a pesar del dolor y la injusticia. Esta vida es un campamento de entrenamiento para producir un soldado de amor, cuya arma es la espada del Espíritu, la palabra viviente de Dios. Cuando usted se da cuenta de que es Dios quien ha permitido que una persona sea grosera, molesta, y desagradable con usted, usted podrá perdonarla fácilmente porque esa persona es sólo un obstáculo de posible resentimiento, cuya ofensa debe ser pasada por alto, (o si no es pasada por alto, para producir el dolor del resentimiento), siendo usada así por Dios para ayudarle a progresar espiritualmente.

4 ¡La misericordia se gloría triunfante sobre el juicio! Santiago 2:12-13. La misericordia y la verdad se encontraron; la justicia y la paz se besaron. Sal 85:10.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo