La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Proverbios 24

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 No tengas envidia de los hombres malos, ni desees estar con ellos;

 2 porque su corazón trama violencia, y sus labios hablan iniquidad.

 3 Con sabiduría se edifica la casa [en su corazón] y con prudencia se afirma.

 4 Con conocimiento se llenan los cuartos de todo bien preciado y agradable.

 5 Más vale el sabio que el fuerte; y el hombre de conocimiento, que el de vigor.

 6 Porque con estrategia harás la guerra [en contra del mal], y en los muchos consejeros está la victoria.

 7 Muy alta está la sabiduría para el insensato; en la puerta de la ciudad no abrirá su boca [en la asamblea con los ancianos].

 8 Al que planea hacer el mal le llamarán hombre de malas intenciones.

 9 La intención del insensato es pecado,1 y el burlador es abominación a los hombres.

 10 Si desmayas en el día de la dificultad, también tu fuerza se reducirá.

 11 Libra a los que son llevados a la muerte; no dejes de librar a los que van tambaleando a la matanza [de Dios].

 12 Si dices: "En verdad, no lo supimos [en el juicio]", ¿no lo considerará el que examina los corazones? El que guarda tu alma, ¿acaso no lo sabe? ¿Y no recompensará a cada hombre según sus obras? [¡Tome nota! Este versículo nos dice que la ignorancia de un juicio venidero, o ingorancia de que el juicio también se aplica a los cristianos, no es una excusa. ¡Todos los hombres son juzgados en sus palabras y obras! Y hay muchos que le dicen a Él en el día del juicio: "'¡Señor, Señor! ¿No profetizamos en tu nombre? ¿En tu nombre no echamos demonios? ¿Y en tu nombre no hicimos muchas obras poderosas?' Entonces yo les declararé: 'Nunca os he conocido. ¡Apartaos de mí, obradores de inquidad!,'" (ellos todavía estaban pecando cuando murieron y estaban contaminados.]

 13 Come, hijo mío, de la miel, porque es buena; y del panal, que es dulce a tu paladar.

 14 Así aprópiate de la sabiduría para tu alma. Si la hallas, habrá un porvenir, y tu esperanza no será frustrada.

 15 Oh impío, no aceches la morada del justo, ni destruyas su lugar de reposo;

 16 porque siete veces cae el justo2 y se vuelve a levantar, pero los impíos tropezarán en el mal.

 17 No te alegres cuando caiga tu enemigo; y cuando tropiece, no se regocije tu corazón,

 18 no sea que lo vea Jehovah, y le desagrade, y aparte de él su enojo.

 19 No te enfurezcas a causa de los malhechores, ni tengas envidia de los impíos;

 20 porque no habrá un buen porvenir para el malo, y la lámpara de los impíos será apagada.

 21 Hijo mío, teme a Jehovah y al rey, y no te asocies con los inestables.

 22 Porque su calamidad surgirá de repente, y el castigo que procede de ambos, ¡quién lo puede saber!

 23 También los siguientes dichos pertenecen a los sabios: No es bueno hacer distinción de personas en el juicio.

 24 El que dice al impío [aquellos que todavía están pecando]: "Eres justo", los pueblos lo maldecirán; las naciones lo detestarán.3 [Cualquiera que todavía esté pecando es impío. Los predicadores del cristianismo de Babilonia le dicen a sus seguidores que a pesar de que ellos todavía están pecando, ellos son justos porque creen en Jesús. Siguiendo esa lógica errónea, los demonios son igual de justos. Esos seguidores engañados a quienes se les dijo que eran justos y se les prometió el cielo cuando todavía eran cautivos del pecado maldecirán a los predicadores que guían a los ciegos quienes los llevaron hacia el hoyo y el infierno después de la muerte. Hay una justicia imputada que viene con la medida de la fe recibida con el fruto del Espíritu, el cual es dado a aquellos que han crucificado su espíritu egoísta e impío en la cruz interna de la negación propia, pero no antes. Creer en Jesús no es la fe que imputa la justicia; vea la nota 2 de Romanos 3 para detalles acerca la justicia imputada.]

 25 Pero los que reprenden al impío [aquellos que todavía están pecando] serán apreciados, y sobre ellos vendrá la bendición del bien.4

 26 Besados [por Dios] serán los labios del que responde palabras correctas [a los hombres impíos].

 27 Ordena tus labores afuera; ocúpate en ellas en el campo. Y después edifícate una casa.

 28 No testifiques sin causa contra tu prójimo, ni le engañes con tus labios.

 29 No digas: "Como me hizo, así le haré a él; recompensaré al hombre según su acción." ["porque la venganza es mía" dice el Señor]

 30 Pasé junto al campo de un hombre perezoso y junto a la viña [espiritual] de un hombre falto de entendimiento.

 31 Y he aquí que por todos lados habían crecido ortigas; los cardos habían cubierto el área, y su cerco de piedra estaba destruido.

 32 Yo observé esto y lo medité en mi corazón; lo vi y saqué esta enseñanza:

 33 Un poco de dormir, un poco de dormitar y un poco de cruzar las manos para reposar.

 34 Así vendrá tu pobreza como un bandido [sin advertencia], y tu escasez como [si fueras asaltado por] un hombre armado.5


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 La intención del insensato es pecado. Pocas personas saben que la insensatez está incluída en aquellos males del corazón del hombre que lo contaminan. Jesús dijo: .. Porque desde adentro, del corazón del hombre, salen los malos pensamientos, las inmoralidades sexuales, los robos, los homicidios, los adulterios, las avaricias, las maldades, el engaño, la sensualidad, la envidia, la blasfemia, la insolencia y la insensatez. Todas estas maldades salen de adentro y contaminan al hombre. Mar 7:21-23. Note, a menos que su corazón haya sido limpiado, usted está contaminado — es un animal hambriento que se sirve a sí mismo, en vez de a otros.

Y unos pocos saben que las fiestas, son un pecado. Pablo dijo: Ahora bien, las obras de la carne son evidentes. Éstas son: fornicación, impureza, desenfreno, idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, ira, contiendas, disensiones, partidismos, envidia, borracheras, orgías y cosas semejantes a éstas, etc.
...los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios. Gal 5:19-21

Todos los que cometan inmoralidad sexual, orgullo, odio, mentira, envidia, siempre querer más, fiestas, necedad..etc., será excluído del cielo.

2 Porque siete veces cae el justo. En seis tribulaciones te librará; y en siete no te tocará el mal. Job 5:19. Vi en la mano derecha del que estaba sentado sobre el trono, un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. Apoc 5:1. El hombre justo caerá bajo la mano de la ira de Dios, para limpiar al hombre del mal de su corazón; pero en su misericordia, Dios libera a cada hombre siete veces para que se levante otra vez, hasta que finalmente el corazón del hombre sea circuncidado.

3 El que dice al impío [aquellos que todavía están pecando]: "Eres justo", los pueblos lo maldecirán; las naciones lo detestarán. Esto es exactamente lo que el cristianismo le dice a sus miembros de hoy en día: a pesar de tus pecados, tú eres justo porque crees en Cristo. Esta es una horrible mentira, y todos los predicadores que están predicando estas mentiras serán maldecidos por el pueblo, y las naciones de todo el mundo los aborrecerán. Hay una justicia imputada cuando usted recibe el fruto del Espíritu, el cual incluye recibir la fe; pero eso sólo ocurre después que usted ha crucificado su naturaleza pecaminosa en la cruz interna de la negación propia. (Vea la nota 2 de Romanos 3 para los detalles con respecto a la justicia imputada.) Hasta entonces el pecado es pecado.

Jesús no eliminó el pecado. Cristo es el fin de la ley como medio para alcanzar la justicia para todo el que cree, pero la ley que está en el corazón de todo hombre todavía está viva y debe ser observada. Jesús no eliminó el castigo por robar, asesinar, mentir, codiciar, odiar, etc. De hecho Jesús fortaleció la ley, haciendo aún más difícil ser obedientes. El cambió "ojo por ojo", a "da la otra mejilla; ama a tus enemigos, bendice a los que te maldicen, hazle bien a los que te oidan, y ora por los que te ultrajan y te persiguen." Él hizo del adulterio no sólo el acto, sino el pensamiento en el corazón. Él hizo del asesinato, no sólo el acto, sino el enojo y el odio en su corazón. Él nos dijo que no devolviéramos el daño o el insulto. Nos dijo que restringir el pecado no era suficiente, sino que estábamos contaminados por lo que estaba en nuestros corazones; por lo tanto nuestros corazones deben ser limpiados del deseo o la inclinación para pecar. Él dijo:

Habéis oído que fue dicho: Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, y orad por los que os persiguen;de modo que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, porque él hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tenéis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y si saludáis solamente a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen eso mismo los gentiles? Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. Mat 5:43-48

Ahora, Jesús es justo. Él no hubiera aumentado estos mandamientos para nosotros, a menos que hubiera una maner de obedecerlos; esa manera es ir a él, esperar y velar en silencio, escucharlo, oírlo y obedecerleel arrepentimiento — la cruz interna de la negación propia. Sus almas son purificadas al obedecer la verdad, por medio del espíritu. 1 Ped 1:22.

Estos guías ciegos, que se hacen pasar por ministros de Cristo, le dicen a usted que usted tiene la justicia de Cristo, así que no necesita nada.
Ellos le dicen que confíe en la "justicia imputada de Cristo" a nosotros, basado en nuestra fe; como lo fue con Abraham.
Hay una justicia imputada que viene después de que nosotros hemos crucificado nuestra naturaleza pecaminosas por medio de la obediencia en la cruz.
Pero Abraham obedeció la voz de Dios. Eso no es obras de la ley, es es obras de obediencia y amor a Dios.
Como Abraham después fue circuncidado, así nosotros debemos recibir la circunsición espiritual - nuestro corazón es circuncidado del pecado.
Como Abraham ejerció su fe para dejar su hogar para ir a una tierra nueva - así nosotros debemos abandonar el mundo para entrar en el reino de Dios.
Como Abraham ejerció su fe al obedecer la voz de Dios, estando dispuesto a sacrificar a Isaac— así nosotros también debemos crucificar nuestra vida egoísta para salvar la vida de nuestra alma.
Si Abraham no hubiera obedecido a la voz de Dios en todo lo recién mencionado, usted estaría leyendo acerca de otra persona en vez de Abraham.
Vea la nota 2 de Romanos 3 para los detalles con respecto a la justicia imputada.

4 Los que lo reprenden serán apreciados, y sobre ellos vendrá la bendición del bien. Pablo instruyó a Timoteo así: "A los que continúan pecando, repréndelos delante de todos para que los otros tengan temor." 1 Tim 5:20. De la Palabra del Señor en el interior en el año 2008: "Nadie en la cristiandad está advirtiendo a la gente del pecado."

5 Un poco de dormir, un poco de dormitar y un poco de cruzar las manos para reposar. Así vendrá tu pobreza como un bandido [sin advertencia], y tu escasez como [si fueras asaltado] un hombre armado. Jesús dijo: Sabed que si el dueño de casa hubiera sabido a qué hora habría de venir el ladrón, no habría permitido que forzara la entrada a su casa. Vosotros también estad preparados, porque a la hora que no penséis, vendrá el Hijo del Hombre. Lucas 12:39-40.Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído. Guárdalo y arrepiéntete.1 Si no eres vigilante, vendré como ladrón; nunca sabrás a qué hora vendré a ti. Apoc 3:3.

Está claro, esta advertencia acerca del dormir de los perezosos, habla del sueño que resulta en pobreza espiritual; no de la obvia pobreza financiera.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo