La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Proverbios 7

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Hijo mío, guarda mis palabras y atesora mis mandatos dentro de ti.

 2 Guarda mis mandatos y vivirás; guarda mi enseñanza como a la niña de tus ojos.

 3 Átalos a tus dedos; escríbelos en la tabla de tu corazón.

 4 Di a la sabiduría: "Tú eres mi hermana", y a la inteligencia llama: "Mi pariente."

 5 Te guardará de la mujer ajena, de la extraña que halaga con sus palabras.

 6 Mirando yo por la ventana de mi casa, por entre mi celosía,

 7 vi entre los ingenuos y observé entre los jóvenes a uno falto de entendimiento.

 8 Él pasaba por la plaza, cerca de la esquina, y caminaba en dirección a la casa de ella.

 9 Era al anochecer; ya oscurecía. Sucedió en medio de la noche y en la oscuridad.

 10 Y he aquí que una mujer le salió al encuentro con vestido de prostituta y astuta de corazón.

 11 Ella es alborotadora y obstinada; sus pies no pueden estar en casa.

 12 Unas veces está afuera; otras veces por las plazas, acechando por todas las esquinas.

 13 Se prendió de él, lo besó y descaradamente le dijo:

 14 "Sacrificios de paz había prometido, y hoy he pagado mis votos.

 15 Por eso he salido a tu encuentro, a buscarte, y te he encontrado.

 16 He preparado mi cama con colchas; la he tendido con lino de Egipto.

 17 He perfumado mi cama con mirra, áloe y canela.

 18 Ven, saciémonos de caricias hasta la mañana; deleitémonos en amores [sexo].

 19 Porque el marido no está en casa; partió para un largo viaje.

 20 Llevó consigo una bolsa de dinero; el día de la luna llena volverá a su casa."

 21 Lo rindió con su mucha persuasión; lo sedujo con la suavidad de sus labios.

 22 En seguida se va tras ella, como va el buey al matadero, como un cordero al que lo ata; va como un venado,

 23 hasta que una flecha le abre las entrañas;1 como el ave que se apresura a la red, y no sabe que le costará la vida.

 24 Ahora pues, hijos, escúchame; prestad atención a la palabras de mi boca. [Cuando Él dice escúchame, Él no está sólo diciéndole que preste atención a las palabras que usted está leyendo; Él está diciéndole que escuche esperando que su voz hable palabras de su boca, y estas palabras vienen del interior de su corazón para que sean obedecidas, Rom 10:8. Prestar atención es escuchar y considerar con conformidad. Cristo le habla a aquellos que esperan en Él en humilde silencio a medida que ellos escuchan, velan, oyen, y obedecen. Ciertamente él ama a los pueblos; todos tus santos están en tus manos. Ellos se sientan a tus pies y cada uno recibe tus palabras. Deu 33:3]

 25 No se aparte tu corazón tras sus caminos, ni te descarríes por sus sendas.

 26 Porque a muchos ha hecho caer muertos; los que ella ha matado son innumerables.

 27 Su casa está en los caminos del Seol que descienden a las cámaras de la muerte.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Hasta que una flecha le abre las entrañas, lo cual es confundido con la necesidad natural del cuerpo de una culminación apasionada; pero es algo que es deliberadamente arrojado por su enemgio, que siempre permanece en una dimensión paralela para llevarlo a la perdición. Todo el fuego del deseo viene del enemigo, quien tiene acceso por causa de los pensamientos inmorales del hombre; sin embargo el hombre piensa que son sólo sus pasiones naturales. Tenga cuidado, vele intensamente, y usted verá cómo los dardos de fuego vienen después de los pensamientos; usted puede sentir los dardos de fuego pocos minutos depués de una culminación completa, sólo con los nuevos pensamientos. No, esta no es una función de su virilidad; es una función de su caída.

Y sin embargo, debido al sacrificio de Jesús y la fe en su nombre, aún cuando caemos, si dejamos una relación adúltera y buscamos al Señor, podemos ser perdonados y llegar a ser sus discípulos; para después buscar su gracia que produce cambio para ser liberados de todo pecado, lo cual es la verdadera salvación.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo