La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Salmos 101

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 (Salmo de David) De la misericordia y el derecho cantaré; a ti cantaré salmos, oh Jehovah.

 2 Voy comportarme sabiamente de manera perfecta. ¿Cuándo vendrás a mí? Andaré dentro de mi casa con un corazón perfecto.1

 3 No pondré delante de mis ojos cosa indigna; aborrezco la obra de los que se desvían. Esta no se me pegará.

 4 El corazón perverso será apartado de mí; no reconoceré al malo.

 5 Al que solapadamente difama a su prójimo, a ése yo lo silenciaré; no soportaré al de ojos altaneros y de corazón arrogante.

 6 Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que habiten conmigo. El que anda en camino de integridad, ése me servirá.

 7 No habitará dentro de mi casa el que hace fraude; el que habla mentira no se afirmará delante de mis ojos.

 8 Por las mañanas cortaré de la tierra a todos los impíos, para extirpar de la ciudad de Jehovah a todos los que obran iniquidad.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Voy comportarme sabiamente de manera perfecta.... Andaré dentro de mi casa con un corazón perfecto. Sabemos que David, el probable escritor de este salmo, era perfecto: Y sucedió que cuando Salomón era ya anciano, sus mujeres hicieron que su corazón se desviara tras otros dioses. Su corazón no fue íntegro para con Jehovah su Dios, como el corazón de su padre David. 1 Reyes 11:4. Sabemos que David cayó de la perfección al adulterio y el homicidio. Entonces David fue castigado severamente por el Señor, pero con un propósito: para llevarlo de vuelta a la perfección, a la cual fue restaurado. Antes de tener a Cristo, el hombre sólo puede alcanzar un estado de perfección del cual él todavía puede caer en la tentación y perder la cercanía con Dios. Pero después de Cristo, él hace que la perfección del hombre sea permanente y eterna: Porque con una sola ofrenda ha perfeccionado para siempre a los santificados. Heb 10:14.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo