La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Salmos 118

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 ¡Alabad a Jehovah, porque es bueno; porque para siempre es su misericordia!

 2 Diga, por favor, Israel: "¡Para siempre es su misericordia!"

 3 Diga, por favor, la casa de Aarón: "¡Para siempre es su misericordia!"

 4 Digan, por favor, los que temen a Jehovah: "¡Para siempre es su misericordia!"

 5 A Jehovah invoqué desde la angustia, y Jehovah me respondió poniéndome en lugar espacioso.

 6 Jehovah está conmigo; no temeré lo que me pueda hacer el hombre.

 7 Jehovah está conmigo, con los que me ayudan. Por tanto, yo veré mi deseo en los que me aborrecen.

 8 Mejor es refugiarse en Jehovah que confiar en el hombre.

 9 Mejor es refugiarse en Jehovah que confiar en los poderosos.

 10 Todas las naciones me rodearon; en el nombre de Jehovah yo las destruiré.

 11 Me rodearon y me asediaron; en el nombre de Jehovah yo las destruiré.

 12 Me rodearon como abejas, ardieron como fuego de espinos; en el nombre de Jehovah yo las destruiré.

 13 Fui empujado con violencia, para que cayese; pero Jehovah me socorrió.1

 14 Jehovah es mi fortaleza y mi canción; él es mi salvación.

 15 ¡Voz de júbilo y de salvación hay en las moradas de los justos! ¡La diestra de Jehovah hace proezas!

 16 ¡La diestra de Jehovah está levantada en alto! ¡La diestra de Jehovah hace proezas!

 17 No moriré, sino que viviré, y contaré las obras de Jehovah.

 18 Duramente me castigó Jehovah, pero no me entregó a la muerte.

 19 ¡Abridme las puertas de la justicia! Entraré por ellas y daré gracias a Jehovah.

 20 Ésta es la puerta de Jehovah; por ella entrarán los justos.

 21 Te daré gracias, porque me has respondido y has sido mi salvación.

 22 La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser la principal del ángulo.2

 23 De parte de Jehovah es esto; es una maravilla a nuestros ojos.

 24 Éste es el día que hizo Jehovah; nos gozaremos y nos alegraremos en él.

 25 ¡Oh Jehovah, sálvanos, por favor! ¡Oh Jehovah, haznos prosperar!

 26 ¡Bendito el que viene en el nombre de Jehovah! Desde la casa de Jehovah os bendecimos.

 27 Jehovah es Dios y ha hecho su luz brille en nosotros.3 Atad ramas festivas junto a los cuernos del altar.

 28 Mi Dios eres tú; a ti te daré gracias. Oh Dios mío, a ti te ensalzaré.

 29 ¡Alabad a Jehovah, porque es bueno; porque para siempre es su misericordia!


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Me rodearon como abejas, ardieron como fuego de espinos; en el nombre de Jehovah yo las destruiré. Los demonios rodean al hombre como abajas. David, quien siempre ha hecho lo que él quiere como rey, imagina que él destruirá a los demonios también; pero no es así como el Señor obra. Los demonios están allí bajo sus instrucciones; así como Pablo le dijo a los corintios que le entregaran esa persona a Satanás para que su espíritu todavía pudiera ser salvo. Dios usa a los demonios para llevar a sus hijos a la perfección. David dijo: Fui empujado con violencia, para que cayese; pero Jehovah me socorrió. Ellos infligen gran sufrimiento. Ellos tiran sus dardos en nuestra carne, lo cual se siente como picaduras de avejas o espinas con fuego: Y sobre todo, armaos con el escudo de la fe con que podréis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Efe 6:16. De continuo me han rodeado como aguas, y al mismo tiempo me han cercado. Sal 88:17. Me rodearon las ligaduras del Seol; me confrontaron los lazos de la muerte. Sal 18:4-5.

2 La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser la principal del ángulo. Jesucristo fue rechazado por los supuestos edificadores (los judíos) del templo de Dios; y él se convirtió en la piedra principal del ángulo del templo en la Nueva Jerusalén, los discípulos los pilares, y los judíos espirituales con corazón circuncidado (tanto hombres como mujeres, tanto judíos como gentiles), la congregación del atrio interior. De parte de Jehovah es esto; es una maravilla a nuestros ojos.

3 Jehovah es Dios y ha hecho su luz brille en nosotros. La luz es un regalo de Dios, que viene cuando somos obedientes a los mandamientos que oímos: También tenemos la palabra profética [que oímos] que es aun más firme. Hacéis bien en estar atentos a ella, como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que aclare el día y el lucero de la mañana se levante (llegue a estar) en vuestros corazones. 2 Ped 1:19. Yo, Jesús.. soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. Apoc 22:16.

Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Mat 5:8. Sin un corazón puro usted ahora está, y estará en el futuro, excluído del cielo.
Él aparece en el corazón purificado de los creyentes — él es visto. Esta es su segunda venida — esta vez en los purificados de corazón.
Porque el Dios que dijo: "La luz resplandecerá de las tinieblas" es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo. 2 Cor 4:6. Cristo es revelado en su corazón; usted ve, y tiene conocimiento de la gloria de Dios.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo