La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Salmos 12

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 (Al músico principal. Sobre Seminit. Salmo de David) Salva, oh Jehovah, porque se han acabado los piadosos. Han desaparecido los fieles de entre los hijos del hombre.

 2 Cada uno habla falsedad con su prójimo, con labios lisonjeros; hablan con doblez de corazón.

 3 Jehovah destruirá todos los labios lisonjeros y la lengua que habla grandezas.

 4 Dijeron: "Por nuestra lengua prevaleceremos. Si nuestros labios están a nuestro favor, ¿quién más se hará nuestro señor?"1 [De la Palabra del Señor en el interior: "Cada hombre era su propio rey. El Rey es donde él es rey. Si todos los que me profesan, me poseyeran."]

 5 Dice Jehovah: "Por la opresión de los pobres, por el gemido de los necesitados me levantaré ahora. Los pondré a salvo del que se ensaña contra ellos."

 6 Las palabras de Jehovah son palabras puras, como plata purificada en horno de tierra, siete veces refinada.

 7 Tú, oh Jehovah, los guardarás. Guárdalos para siempre de esta generación.

 8 Los impíos andan alrededor, pero tú desprecias a los hijos del hombre.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 'por nuestra lengua prevaleceremos. Si nuestros labios están a nuestro favor, ¿quién más se hará nuestro señor?' De la Palabra del Señor en el interior: "Cada hombre era su propio rey. El Rey es donde él es rey. Si todos los que me profesan, me poseyeran." Aquellos que caminan tras la imaginación de sus propios corazones son peores que los que adoran ídolos de piedra y de madera. De Jer 16:11-12:

Porque vuestros padres me abandonaron, se fueron en pos de otros dioses y les rindieron culto; porque se postraron ante ellos, mientras que a mí me abandonaron y no guardaron mi ley. Y vosotros habéis actuado peor que vuestros padres; porque he aquí que vosotros os vais cada uno tras la porfía de su malvado corazón, sin escucharme a mí.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo