La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Salmos 17

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 (Oración de David) Escucha, oh Jehovah, una causa justa; atiende a mi clamor. Presta oído a mi oración que es de labios sin engaño.

 2 Proceda de tu presencia mi vindicación; vean tus ojos la rectitud.

 3 Tú has examinado mi corazón; me has visitado de noche. Me has probado y nada infame has hallado, porque me he propuesto que mi boca no se exceda.

 4 En cuanto a las obras de los hombres, por la palabra de tus labios me he guardado de las sendas de los violentos.

 5 Mis pasos se han mantenido en tus caminos, para que mis pies no resbalen.

 6 Yo te invoco, porque tú oirás, oh Dios. Inclina a mí tu oído; escucha mi palabra.

 7 Muestra tus maravillosos actos de misericordia, tú que a los que confían libras con tu diestra de los que se levantan contra ti.

 8 Guárdame como a la niña [pupila] de tu ojo; escóndeme bajo la sombra de tus alas

 9 de la vista de los impíos que me oprimen, y de mis enemigos mortales que me rodean.

 10 Ellos están protegidos con su propio sebo; con su boca hablan con soberbia.

 11 Han rodeado nuestros pasos; sobre nosotros ponen sus ojos para echarnos por tierra.

 12 Se parecen al león que anhela la presa, o al cachorro de león que se agacha en secreto.1

 13 ¡Levántate, oh Jehovah! ¡Hazle frente! ¡Somételo! Con tu espada libra mi alma de los impíos.

 14 Oh Jehovah, líbrame con tu mano de los hombres, de los hombres de este mundo, cuya parte está en esta vida; cuyos vientres llenas con tus tesoros, cuyos hijos se sacian y aun dejan para sus pequeños.

 15 En cuanto a mí, en justicia veré tu rostro; quedaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza.2


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Mis enemigos mortales que me rodean, con su boca hablan con soberbia. Han rodeado nuestros pasos; sobre nosotros ponen sus ojos para echarnos por tierra. Se parecen al león que anhela la presa, o al cachorro de león que se agacha en secreto. David era rey; sus enemigos humanos no hubieran podido seguirlo ni hubieran podido rodearlo. Como un león que anda al acecho en lugares secretos. Como dijo Pedro: "Sed sobrios y velad. Vuestro adversario, el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quién devorar." 1 Ped 5:8. David es asediado por sus enemigos espirituales, a quienes Dios usa para disciplinar y castigar a todo el que recibe como su hijo, Heb 12:6.

2 en justicia veré tu rostro; quedaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza. David está hablando mientras mira la gloria de Dios en el rostro de Cristo Jesús, cuando se despierta. David vivió antes de la era cuando el reino estuvo disponible para los hombres. De modo que él no fue trasladado hacia el reino; pero fue iluminado, vio a Dios, él estuvo en comunicación con la inspiración y la dirección de Dios, y vio lo que el reino sería en el futuro para los santos en la tierra. Vea las muchas escrituras, la mayoría de David, que hablan de contemplar el rostro de Dios.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo