La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Salmos 50

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 (Salmo de Asaf) Jehovah, el Dios de dioses, ha hablado; ha convocado a la tierra desde donde sale el sol hasta donde se pone.

 2 Desde Sion, perfección de la hermosura, Dios ha resplandecido.

 3 Nuestro Dios viene y no callará. Fuego consumidor le precede, y alrededor de él hay gran tormenta.

 4 Convoca a los cielos en lo alto; y a la tierra, para juzgar a su pueblo.

 5 "Reunidme a mis fieles, los que han hecho conmigo pacto mediante sacrificio."

 6 Los cielos proclamarán su justicia, porque Dios es el Juez. (Selah)

 7 "Escucha, oh pueblo mío, y hablaré; testificaré contra ti, oh Israel. Yo soy Dios, el Dios tuyo.

 8 No te reprocharé con respecto a tus sacrificios, ni por tus holocaustos, que siempre están delante de mí.

 9 No tomaré toros de tu casa, ni machos cabríos de tus rediles;

 10 porque míos son todos los animales del bosque, los millares del ganado en mis montes.

 11 Conozco todas las aves de las alturas, y las criaturas del campo son mías.

 12 Si yo tuviese hambre, no te lo diría a ti, porque mío es el mundo y su plenitud.

 13 ¿He de comer la carne de los toros? ¿He de beber la sangre de los machos cabríos?

 14 ¡Sacrifica a Dios acciones de gracias! ¡Paga tus votos al Altísimo!

 15 Invócame en el día de la angustia; yo te libraré, y tú me glorificarás."

 16 Pero al impío Dios le dijo: "¿Por qué tienes tú que recitar mis leyes y mencionar mi pacto con tu boca?

 17 Tú detestas la instrucción y echas a tus espaldas mis palabras.

 18 Si ves a un ladrón, te complaces con él, y tu parte está con los adúlteros.

 19 Con maldad das rienda suelta a tu boca, y tu lengua urde engaño.

 20 Tomas asiento y hablas contra tu hermano; contra el hijo de tu madre arrojas infamia.

 21 Estas cosas has hecho, y yo he callado. Ciertamente pensabas que yo sería como tú,1 pero yo te reprenderé y las pondré ante tus ojos.

 22 "Entended pues esto, los que os olvidáis de Dios; no sea que yo os arrebate sin que nadie os libre.

 23 El que ofrece sacrificio de acción de gracias me glorificará, y al que ordena su camino le mostraré la salvación de Dios."


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1¿Por qué tienes tú que recitar mis leyes y mencionar mi pacto con tu boca cuanddo mientes robas, cometes adulterio, detestas mi instrucción, echas a tu espalda mis palabras, hablas profanamente, contra tu hermano arrojas infamia, y pensabas que yo sería como tú? Ustedes que se llaman a sí mismos "cristianos", que se llaman a sí mismos "pecadores salvos," vean cómo Dios se dirige a ustedes también; ustedes que no tienen ley; que mienten, roban, engañan, y hablan profanidades; ustedes no pueden oír la voz de Dios, ustedes que piensan que Dios los aceptará en sus pecados — ¡despierten! Porque Dios no nos ha llamado a la impureza, sino a la santificación; y sin santidad nadie verá a Dios. Porque esto lo sabéis muy bien: que ningún inmoralidad sexual ni impuro ni codiciosa, el cual es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con vanas palabras, porque a causa de estas cosas viene la ira de Dios sobre los que son desobedientes. Efesios 5:5-6. Finalmente, considere lo que el Señor dice acerca de los pecadores que le llaman Señor, quienes habían echado fuera a demonios en su nombre, quienen habían profetizado en su nombre, pensando que eran verdaderos cristianos: No todo el que me dice 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos, sino [sólo] el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: '¡Señor, Señor! ¿No profetizamos en tu nombre? ¿En tu nombre no echamos demonios? ¿Y en tu nombre no hicimos muchas obras poderosas?' Entonces yo les declararé: 'Nunca os he conocido. ¡Apartaos de mí, obradores de maldad5 [pecado, impiedad o maldad]! Mat 7:21:23. Vea Sólo aquellos que hacen la voluntad del Padre entrerán en el cielo para más información acerca de cómo se debe hacer esto.

¿pensabas que yo sería como tú? Dios es puro, santo, perfecto, infinito; el hombre es profano, lleno de errores, finito, polvo. El hombre no entiende que hay mucha más diferencia entre Dios y el hombre, que entre el hombre y una rata. No hay manera en que podamos estar en la compañía de Dios a menos que seamos purificados. No hay lugar en el cielo para los mentirosos, engañadores, llenos de odio, que tienen lujuria por el cuerpo, aquellos que se enojan, aquellos que quieren más, aquellos que son codiciosos, aquellos que son borrachos, aquellos cuyas lenguas corren con sus mentes, aquellos cuyos pensamientos son inmundos. Pero el Señor ofrece su gracia para cambiarnos, por medio del arrepentimiento en la cruz interna de la negación propia, para llegar a ser puros y aptos para estar en la compañía de Dios en los cielos.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo