La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Salmos 71

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 En ti, oh Jehovah, me he refugiado; no sea yo avergonzado jamás.

 2 Socórreme y líbrame en tu justicia. Inclina a mí tu oído y sálvame.

 3 Sé tú mi roca fuerte a donde recurra yo continuamente. Has mandado que yo sea librado, porque tú eres mi roca y mi fortaleza.

 4 Oh Dios mío, líbrame de la mano de los impíos, de la mano de los perversos y opresores.

 5 Porque tú, oh Señor Jehovah, eres mi esperanza, mi seguridad desde mi juventud.

 6 Por ti he sido sustentado desde el vientre; tú eres quien me sacó del seno de mi madre. Siempre será tuya mi alabanza.

 7 Para muchos he sido objeto de asombro, pero tú eres mi fuerte refugio.

 8 Esté llena mi boca de tu alabanza, de tu gloria todo el día.

 9 No me deseches en el tiempo de la vejez; no me desampares cuando mi fuerza se acabe.

 10 Porque mis enemigos han hablado contra mí, y los que acechan mi vida consultan unidos

 11 diciendo: "Dios lo ha abandonado. Perseguidlo y capturadlo, porque no hay quien lo libre."

 12 Oh Dios, no te alejes de mí; Dios mío, apresúrate a socorrerme.

 13 Sean avergonzados y desfallezcan los adversarios de mi alma. Sean cubiertos de vergüenza y de confusión los que buscan mi mal.1

 14 Pero yo siempre esperaré; te alabaré más y más.

 15 Mi boca proclamará tu justicia y tu salvación, todo el día, aunque no sepa enumerarlas.

 16 Celebraré los poderosos actos del Señor Jehovah; haré memoria de tu justicia, que es sólo tuya.

 17 Oh Dios, tú me has enseñado desde mi juventud; hasta ahora he manifestado tus maravillas.

 18 Aun en la vejez y en las canas, no me desampares, oh Dios, hasta que proclame a la posteridad las proezas de tu brazo, tu poderío a todos los que han de venir,

 19 y tu justicia, oh Dios, hasta lo sumo. Porque has hecho grandes cosas. ¡Oh Dios, quién como tú!

 20 Tú, que me has hecho ver muchas angustias y males, volverás a darme vida, y de nuevo me levantarás desde los abismos de la tierra.

 21 Aumentarás mi grandeza y me volverás a consolar.

 22 Asimismo, oh Dios mío, te alabaré con la lira. Tu verdad cantaré con el arpa, oh Santo de Israel.

 23 Mis labios se alegrarán, cuando yo te cante salmos; aun mi alma, a la cual has redimido.

 24 También mi lengua hablará de tu justicia todo el día, porque fueron avergonzados y confundidos los que procuraban mi mal.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Porque mis enemigos han hablado contra mí, y los que acechan mi vida consultan unidos diciendo: "Dios lo ha abandonado. Perseguidlo y capturadlo, porque no hay quien lo libre." Sean avergonzados y desfallezcan los adversarios de mi alma. Esto es más acerca de David siendo afligido, ridiculizado, y desanimado por los demonios sobrenaturales, que son los que Dios usa para castigar y disciplinar a los que acepta como hijos, Heb 12:6.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo