La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Salmos 76

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 (Al músico principal. Con Neguinot. Salmo de Asaf. Cántico) Dios es conocido en Judá; grande es su nombre en Israel.

 2 En Salem [Jerusalén] está su tabernáculo, y en Sion su habitación.

 3 Allí quebró las ráfagas del arco, el escudo, la espada y el arma de guerra. (Selah)

 4 ¡Usted está esplendoroso de luz, majestuoso más que las montañas eternas!

 5 Los hombres de gran valentía fueron despojados y duermen su sueño; ninguno de los hombres de guerra pudo usar sus manos.

 6 A tu reprensión, oh Dios de Jacob, fueron paralizados el carro y el caballo.

 7 Temible eres tú; ¿quién podrá permanecer en tu presencia cuando se desate tu ira?

 8 Desde los cielos hiciste oír el juicio. La tierra tuvo temor y calló

 9 cuando te levantaste, oh Dios, para juzgar, cuando te levantaste para librar a todos los mansos de la tierra. (Selah)

 10 Ciertamente la ira del hombre te alabará,1 y te ceñirás con los sobrevivientes de las iras.

 11 Haced votos y pagadlos a Jehovah, vuestro Dios; todos los que están alrededor traerán obsequios al Temible.

 12 Él humillará el espíritu de los príncipes; ¡temible es a los reyes de la tierra!


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Ciertamente la ira del hombre te alabará. Esta es una frase extraña a primera vista, pero si usted considera que el Señor usa la ira del hombre para alcanzar su gloria, tiene más sentido. Por ejempo, él usó la ira del faraón, endureciendo su corazón en contra de los judíos que deseaban ser libres; la ira del faraón resultó en las plagas de Egipto, que fueron para la gloria de Dios. En otro ejemplo, el usó la ira de Nabucodonosor para humillar a los judíos con setenta años de cautiverio en Babilonia, lo cual fue para la gloria de Dios porque él les había advertido que si ellos no oían su voz, ni seguían sus mandamientos, que él los destruiría de la misma manera que después ocurrió.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo