La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Salmos 88

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 (Cántico. Salmo de los hijos de Coré. Al músico principal. Sobre Majalat. Para ser cantado. Masquil de Hemán el ezraíta) Oh Jehovah, Dios de mi salvación, día y noche clamo delante de ti.

 2 Llegue mi oración a tu presencia; inclina tu oído a mi clamor,

 3 porque mi alma está harta de males, y mi vida se ha acercado al Seol.

 4 Soy contado con los que descienden a la fosa; soy como un hombre sin fuerzas.

 5 Estoy libre entre los muertos, como los cadáveres que yacen en la tumba, de quienes ya no te acuerdas, y que han sido arrebatados de tu mano.

 6 Me has puesto en la honda fosa, en lugares tenebrosos, en lugares profundos.

 7 Sobre mí reposa tu ira; me has afligido con todas tus olas. (Selah)

 8 Has alejado de mí a mis conocidos; me has puesto como abominación para ellos. Estoy encerrado; no puedo salir.

 9 Mis ojos se enfermaron a causa de mi aflicción. Cada día te he invocado, oh Jehovah; a ti he extendido mis manos.

 10 ¿Acaso harás milagros para los muertos? ¿Se levantarán los muertos para alabarte? (Selah)

 11 ¿Se contará en el sepulcro acerca de tu misericordia, o de tu verdad en el Abadón?

 12 ¿Será conocida en las tinieblas tu maravilla, y tu justicia en la tierra del olvido?

 13 Pero a ti he invocado, oh Jehovah; de mañana sale a tu encuentro mi oración.

 14 ¿Por qué desechas mi alma, oh Jehovah? ¿Por qué escondes de mí tu rostro?

 15 Yo estoy pobre y abatido; desde mi infancia he cargado tus terrores. ¡Ya no puedo más!

 16 Sobre mí ha pasado tu ira; tus terrores me han destruido.

 17 De continuo me han rodeado como aguas, y al mismo tiempo me han cercado.1

 18 Has alejado de mí a mis amigos y compañeros; sólo las tinieblas son mi compañía.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 De continuo me han rodeado como inundación, y al mismo tiempo me han cercado. Claramente estos son demonios que están afligiendo a este hombre, lo están persiguiendo. Cada día lo rodean como aguas. Están en una dimensión paralela, pero pueden leer sus pensamientos y le pueden infligir dolor, en cualquier lugar dentro o fuera del cuerpo. El Señor los usa para disciplinar a sus amados: Yo reprendo y disciplino a todos los que amo. Sé, pues, celoso y arrepiéntete, Apocalípsis 3:19; Porque el Señor disciplina al que ama y castiga a todo el que recibe como hijo. Heb 12:5-8.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo