La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Apocalipsis 12

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol y con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.1 [La mujer es la verdadera iglesia de Cristo como apareció al principio.]

 2 Y estando encinta, gritaba con dolores de parto y sufría angustia por dar a luz.

 3 Y apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón rojo que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas tenía siete diademas.

 4 Su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo y las arrojó sobre la tierra. El dragón se puso de pie delante de la mujer que estaba por dar a luz, a fin de devorar a su hijo en cuanto le hubiera dado a luz.

 5 Ella dio a luz un hijo varón que ha de guiar todas las naciones con cetro de hierro. Y su hijo fue arrebatado ante Dios y su trono.

 6 Y la mujer huyó al desierto, donde tenía un lugar que Dios había preparado, para ser alimentada allí durante 1.260 días.2 [En el año 388 d.C., la iglesia verdadera de Cristo fue destruída, y sus el resto de ella fue llevado hacia el desierto, para reaparecer brevemente 1.260 años después como los primeros cuáqueros. Los cuáqueros después apostataron completamente, lo cual resultó en que la iglesia verdadera una vez más regresara al desierto, donde el Señor está guiando a individuos alrededor del mundo, quienes un día se unirán para sacar a la iglesia verdadera al público otra vez.]

 7 Estalló entonces una guerra en el cielo: Miguel y sus ángeles pelearon contra el dragón. Y el dragón y sus ángeles pelearon,

 8 pero no prevalecieron, ni fue hallado más el lugar de ellos en el cielo.

 9 Y fue arrojado el gran dragón, la serpiente antigua que se llama diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo. Fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados junto con él.

 10 Oí una gran voz en el cielo que decía: "¡Ahora ha llegado la salvación y el poder y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo! Porque ha sido arrojado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba día y noche delante de nuestro Dios.

 11 Y ellos lo han vencido por causa de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, porque no amaron sus vidas hasta la muerte.

 12 Por esto, alegraos, oh cielos, y los que habitáis en ellos. ¡Ay de la tierra y del mar! Porque el diablo ha descendido a vosotros y tiene grande ira, sabiendo que le queda poco tiempo."

 13 Y cuando el dragón vio que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón.

 14 Pero le fueron dadas a la mujer dos alas de gran águila, para volar de la presencia de la serpiente, al desierto, a su lugar donde recibe alimento por un tiempo, y tiempos y la mitad de un tiempo.

 15 Tras la mujer, la serpiente echó de su boca agua como un río, para que ella fuese arrastrada por el torrente.

 16 Pero la tierra ayudó a la mujer. Y la tierra abrió su boca y tragó por completo el río que el dragón había echado de su boca.

 17 Entonces el dragón se enfureció contra la mujer, y se fue para hacer guerra contra los demás descendientes de ella, quienes guardan los mandatos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.3


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol y con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Jorge Fox escribió un documento excelente acerca del significado de este versículo, presentado a continuación:

Ellos son miembros vivos, piedras vivas, edificados como una casa espiritual, los hijos de la promesa, y de la semilla y la carne de Cristo; como dijo el apóstol, "carne de su carne y hueso de sus huesos." Ellos son la buena semilla, los hijos del reino eterno registrados en el cielo, que se han vestido con el Señor Jesucristo. Se sientan en los lugares celestiales en Cristo, se visten con el sol de justicia, Cristo Jesús, y tiene la luna bajo sus pies . Apoc 12:1. Así que todas las cosas que cambian que están en el mundo, todas las religiones cambiantes, adoraciones cambiantes, caminos cambiantes, la fraternidad, las iglesias y los maestros en el mundo, son como la luna; porque la luna cambia, pero el sol no cambia. El sol de justicia no cambia nunca, ni se oibe, ni se cae, pero todas los caminos, las religiones, cultos, la fraternidad del mundo, y los maestros que están allí, cambian como la luna. Pero la verdadera Iglesia, de la cual Cristo es el cabeza, que está en Dios el Padre, y se llama "columna y fundamento de la verdad", cuya ciudadanía está en los cielos, esta iglesia está vestida del sol, Cristo Jesús, su cabeza, que no cambia, y tiene todas las cosas que cambian bajo sus pies. Estos son los miembros vivos, nacidos de nuevo de la semilla inmortal por la palabra de Dios, que se alimentan de la leche inmortal, y viven y crecen en su poder. Tales son las nuevas criaturas en Cristo Jesús, quien hace todas las cosas nuevas, y se asegura que las cosas viejas han pasado. Su iglesia, sus miembros, que están revestidos con el sol, su culto está en el espíritu y en verdad, que no cambia, la verdad de la cual el diablo, el espíritu inmundo y repugnante, está fuera, y no puede entrar en este culto en espíritu y verdad. La religión de ellos es pura y sin mácula delante de Dios que los guarda de las manchas del mundo y su camino es el camino nuevo y vivo, Cristo Jesús. Así que la iglesia de Cristo, que está vestida del sol, que tiene la luna y todas las religiones y formas cambiantes bajo sus pies, tiene un culto, una religión y un camino inalterable, y una roca y fundamento inmutable, Jesucristo, el sumo sacerdote que no cambia, y así son los niños del Nuevo Testamento, y están en el pacto eterno de luz y vida.<

....Vienen a sentarse en los lugares celestiales en Cristo Jesús, y son miembros vivos de la Iglesia de Cristo de la cual él es la cabeza, y están vestidos con el sol de justicia, el Hijo de Dios, que nunca cambia, y tienen la luna cambiante bajo sus pies, y todas las cosas mundanas, las invenciones y las obras de manos de hombres que son cambiantes. Estos ven a la gente cómo cambian de un culto a otro, de una religión a otra, de un camino a otro, y de una iglesia a otra, pero sus corazones no son cambiados.

Las religiones cambiantes incluyen la cristiandad, con sus confesiones hechas por el hombre y con su disminución en las normas morales; la disminución es necesaria para mantener a su plena miembrecía y rentabilidad.

2 Y la mujer huyó al desierto, donde tenía un lugar que Dios había preparado, para ser alimentada allí durante 1.260 días. Esta mujer es la iglesia de Cristo; la verdadera iglesia, que fue forzada por el diablo a huir hacia el desierto por 1.260 días (años de acuerdo con las referencias bíblicas) por las persecuciones de la iglesia falsa en la cual gobierna Satanás. De modo que la iglesia verdadera ya no se veía en el mundo, ya no estaba organizada, sino que más bien llegó a ser unos pocos individuos aislados. En su Introducción al Diario de Jorge Fox, William Penn escribe acerca de la verdadera iglesia que es forzada por las persecuciones a huir al desierto:

Pero ¡ay! Aún en el tiempo de los apóstoles (esas estrellas brillantes de la luz del evangelio de primera magnitud), algunas nubes (prediciendo un eclipse de su gloria primitiva), comenzaron a aparecer; y varios apóstoles dieron una advertencia temprana acerca de los cristianos de su tiempo; que aún entonces había, y después hubo más y más, un deterioro del poder de santidad y la pureza de esa dispensación espiritual, por aquellos que pensaban que eran rectos en la carne, evitando las privaciones de la cruz. En consuelo, ellos vieron más allá de la caída hacia un tiempo más generoso que nunca, a la iglesia verdadera. Su visión era certera, y lo que ellos predijeron acerca de las iglesias, unidas por ellos en el nombre y poder de Jesús, se hizo realidad; porque los cristianos se corrompieron yendo hacia las observancias exteriores: en días, en comidas, y en varias otras ceremonias. Y lo que era peor, ellos entraron en disputas y contiendas acerca de estas cosas, separándose unos de otros. Ellos se tuvieron envidia unos a otros, y a medida que obtuvieron poder, se persiguieron unos a otros, para vergüenza y escándalo de la cristiandad común. Tales persecuciones se convirtieron en una grave piedra de tropiezo que ofendía a los paganos; habiendo el Señor por tanto tiempo y tan maravillosamente preservado a los cristianos entre los paganos. Cuando al final los cristianos obtuvieron el poder terrenal en sus manos, por medio de reyes y emperadores que adoptaron la profesión cristiana, cambiaron el concepto del reino de Cristo, que no es de este mundo, a un reino mundano; o por lo menos diseñaron el reino mundano que estaba en sus manos como si fuera el reino de Cristo. De esta manera se hicieron mundanos, y no cristianos verdaderos. Las innovaciones y novedades humanas, tanto en doctrina como en adoración, fueron introducidas rápida y masivamente dentro de la iglesia. La puerta estaba abierta a estas novedades por la vulgaridad y carnalidad que apareció entre los cristianos en general, quienes hace tiempo habían dejado la guía del espíritu manso y celestial, y se habían entregado a la superstición, a la adoración de la voluntad, y la humildad falsa. Y como la superstición es ciega, también es violenta y furiosa; porque todos deben inclinarse a su celo ciego y sin límites, o morir por él. En el nombre del espíritu, la misma apariencia del espíritu de Dios en otros fue perseguida y opuesta; lo mismo que ellos resistían en ellos mismos, a saber, la luz, gracia y espíritu del Señor Jesucristo. Esto siempre se hizo bajo la acusación errada de la innovación, herejía, cisma, o algún otro nombre convincente. A pesar que la cristiandad no permite excusas o pretensión alguna por perseguir a cualquier hombre por cuestiones de religión, ciertos así llamados cristianos persiguieron a otros hombres. La naturaleza misma de la verdadera cristiandad es mansa, suave y tolerante, y consiste de fe, esperanza, y caridad; ningún perseguidor puede reclamar que tiene esto. El hombre no puede creer bien, o esperar bien, o tener una consideración generosa y sensible por otros, mientras viola la mente de otra persona o persigue a otra persona por cuestiones de fe o adoración hacia la persona de Dios.

.................

Ahora la iglesia verdadera huyó al desierto; de la superstición y la violencia a un estado retirado y solitario. Ahí la iglesia verdadera estaba escondida y fuera de la vista de los hombres, pero no fuera del mundo. De acuerdo al juicio del Espíritu Santo, su visibilidad usual no era esencial para que fuera la iglesia verdadera. Ella de la misma manera una iglesia verdadera en el desierto, aunque no era tan visible y reluciente, como cuando estaba en el esplendor de su profesión anterior. En este estado ella hizo muchos intentos de regresar, pero las aguas del mundo estaban muy altas, y su camino estaba obstruido. Muchos de sus excelentes hijos, en muchas naciones y siglos, cayeron bajo la crueldad de la superstición, porque no se desviaron de su fidelidad a la verdad.

La reforma de la última era hizo a la iglesia regresar ligeramente a la iglesia verdadera, tanto en doctrina, como adoración y práctica. Pero su práctica falló rápidamente, porque su maldad fluyó rápidamente entre los profesantes de la reforma, ya que la maldad existía en la iglesia que ellos trataron de reformar.

A lo largo de sus escritos George Fox se refiere a cómo la verdadera iglesia se vio obligado en el desierto por 1260 años. La iglesia verdadera de Cristo regresó del desierto en 1648, al comienzo del increíble ministerio de Fox, el que resultó en que miles de personas entraron en el reino del cielo para ser reyes y sacerdotes para Dios. Los años judíos tenían 360 días, por lo tanto, al contar hacia atrás, la iglesia verdadera desapareció completamente en 388 (1648 - 1260 = 388), unos pocos años después que el emperador romano Teodosio I había promulgado una ley en el año 388, estableciendo el cristianismo católico como la religión oficial del imperio romano. Bajo el liderazgo del emperador Constantino, quien había envenedado a su hijo y hervido a su esposa hasta la muerte, la secta católica fue personificada en el gobierno romano, que prescribió su doctrina, edificó sus iglesias a través del imperio, le pagó al clérigo, vistió al clérigo igual que los oficiales del gobierno romano, abolió la Pascua Judía reemplazándola con la Pascua de Resurrección, y designó la Navidad para que coincidiera con los días de fiesta paganos de los romanos. Se les aplicaron nombres cristianos a varios rituales y tradiciones paganas, dándoles credibilidad ante los desprevenidos. Todos los creyentes cristianos disidentes fueron ya sea desterrados en el exilio o muertos.

La bota aplastante de la religión romana, patrocinada por el imperio, fue usada para perseguir y matar a la iglesia verdadera. La iglesia del imperio romano, tanto la del este como la del oeste, tenía doctrinas que habían sido dictadas por los emperadores santificados Constantino y Justiniano el déspota, eliminando así el evangelio verdadero para el año 400 D.C. Como fue profetizado en Apocalipsis, la iglesia adulteró con los reyes de la tierra.

La bota aplastante de la religión romana, patrocinada por el imperio, fue usada para perseguir y matar a la iglesia verdadera. La iglesia del imperio romano, tanto la del este como la del oeste, tenía doctrinas que habían sido dictadas por los emperadores santificados Constantino y Justiniano el déspota, eliminando así el evangelio verdadero para el año 400 D.C. Como fue profetizado en Apocalipsis, la iglesia adulteró con los reyes de la tierra.

El libro de 4 Esdras 7:28 dice: "Porque mi hijo Jesús será revelado con aquellos que están con él, y aquellos que permanecen se regocijarán dentro de cuatrocientos años." Cuatrocientos años está muy cerca del año 388 d.C., el tiempo en el cual la iglesia primitiva murió y la mujer se fue hacia el desierto.

El siguiente es un breve extracto del destacado documento de Francis Howgill llamado Acerca de entrar en la apostasía, y el deterioro de la pureza de la doctrina, adoración, y práctica – desde ese tiempo hasta el presente, el cual muestra cómo la iglesia católica romana nunca estuvo en el desierto, (los protestantes tampoco nunca estuvieron allí por 1260 años), y por lo tanto está claro que no es la iglesia verdadera:

Cristo dijo: "Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero que por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis." Mat 7:15-16; y, "Muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos." Mat 24:11. Esto se cumplió en el tiempo de los discípulos. Juan testificó: “Hijitos, ya es la última hora; y como oísteis que el anticristo había de venir, así también ahora han surgido muchos anticristos. Por esto sabemos que es la última hora. Salieron de entre nosotros, pero no eran de nosotros;" 1 Juan 2:18-19. Y Pedro dijo: “Se levantarán falsos maestros quienes traerán herejías condenables." 2 Ped 2:1. Y Pablo le escribió a Timoteo: "Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos se apartarán de la fe, prestando atención a espíritus engañosos y a doctrinas de demonios. Con hipocresía hablarán mentira. Prohibirán casarse y mandarán abstenerse de los alimentos;" 1 Tim 4:1-3; quienes eran enemigos a la cruz de Cristo. Ellos fueron hacia el mundo; y esto es más de 1400 años atrás, cuando el misterio de la iniquidad comenzó a obrar: ellos salieron y predicaron a Cristo en palabras, pero negaron la cruz, y hablaron cosas que no deberían haber sido habladas, para obtener ganancias deshonestas. Esto fue el principio de los asalariados que no se preocupaban del rebaño: ellos mantuvieron la forma, pero negaron el poder, porque estaban fuera del poder y fuera de lo que mortifica las obras de la carne; y ellos se esparcieron por las naciones, tribus, lenguas, y pueblos, que ahora tienen el nombre de iglesia. Juan dijo que estas eran las aguas sobre las cuales él vio que se sentaba el misterio de Babilonia; y ella y todas sus hijas se fueron en contra de la mujer libre, la esposa del Cordero, y causaron que ella huyera al desierto por un tiempo, tiempos y medio tiempo; y el misterio de Babilonia tomó la copa de oro llena de sus abominaciones, y reclamó que Cristo era su esposo, y se sentó como una reina, y los reyes de la tierra tomaron de su copa, y fueron hechizados con sus brujerías. Entonces todas las naciones llegaron a ser como agua, y fueron inestables, ebrias con las abominaciones de esta copa, tambaleándose de un lado para otro, estando fuera del poder de Cristo que debía haberlos establecido. Entonces, una gran bestia surgió de estas aguas, que tenía siete cabezas y diez cuernos; y estos ministros apóstatas, quienes predicaron por ganancias deshonestas, y aquellos que creyeron en ellos, se refugiaron en esta bestia, y dijeron: "¿quién puede hacer guerra contra la bestia?" Y los reyes de la tierra le dieron su fortaleza a ella; y la iglesia falsa se subió sobre ella, y se monta en ella, y lo ha hecho por todos estos años; y ella ha viajado en la grandeza de su fortaleza; llamándose a sí misma con el nombre de la mujer libre, y poniéndose su atavío externo, ella dijo "yo soy ella"; y así ha engañado a las naciones. Entonces las leyes comenzaron ha pronunciarse con respecto a la religión; entonces comenzaron a forzar los asuntos de la conciencia, lo cual era contrario a la práctica de la iglesia verdadera. Ahora, Roma, mira tus comienzos y mira tu antigüedad. Si las naciones, familias, lenguas, y los pueblos han bebido la copa del misterio de Babilonia desde los días de Juan, entonces ¿qué razón tienen ustedes para jactarse de su antigüedad o universalidad? Esto prueba más rápidamente que ustedes son la ramera en vez de la iglesia verdadera; porque si las naciones, familias, lenguas, y pueblos, universalmente, son como las aguas sobre las que ella se sienta y la bestia se levantó de las aguas; lean por sí mismos y aléjense de la apostasía si pueden. Al ver que Juan vio la iglesia verdadera, la mujer vestida con el Sol, quien dio a luz al niño hombre, huyendo al desierto, ¿qué razón tienen ustedes para jactarse de su visibilidad o universalidad? ¿Cuándo estuvieron ustedes en el desierto? Si la iglesia de ustedes no ha estado allí, entonces esto demuestra que la iglesia de ustedes no es la mujer vestida con el sol; porque ella huyó al desierto como si tuviera las alas de un águila.

Si la bestia hizo guerra con todos los que no llevaron su imagen, entonces nosotros los tenemos a ustedes como en una prensa, entre nosotros y el tiempo de los apóstoles; porque no había tal obligación en la iglesia verdadera. Encuentren algún ejemplo de esto, si pueden, de sus escritos; ¿dónde estaban los hombres y las mujeres que fueron eliminados por la espada, o por tormentos persistentes, en el tiempo de ellos? Tales prácticas no se han encontrado en ninguna otra iglesia excepto la de ustedes [Roma], y en aquellas que, en el mejor de los casos, están en los suburbios donde ustedes viven, [los protestantes].

Alrededor de 1750, el movimiento cuáquero, tan puro como lo era en el principio, llegó a ser completamente apóstata.  De la Palabra del Señor en el interior: "La última sustancia de la fe cuáquera desapareció en 1880; aquellos que se han convertido en cuáqueros son un anatema; no hay temor de Dios ni obediencia." La larga noche de la apostasía volvió a surgir. El niño espera para aperecer. De ;la Palabra del Señor en el interior: "La mujer fue arrebatada y escondida en el desierto nuevamente. La mujer en el desierto es hermosa. Niños, escuchen a la mujer en el desierto. Esta vez, cuando ella se manifieste, vendrá con gran poder. El Pentecostés moderno se acerca rápidamente, cuando el brazo está desnudo. Su brazo ha estado cubierto desde los días de los apóstoles. Será la iglesia más poderosa que haya habido, con los castigos más grandes también. El juicio de Dios es que los apóstoles deben ser enviados al mundo. Habrá muchos lugares por cada idioma." Él tiene un plan maravilloso y furioso para quitar el velo de malentendido de la tierra, y estamos a punto de presenciar este evento. Este primer brote de cristianismo ocurrió por medio de Cristo y los apóstoles originales, lo cual ocurrió durante el apogeo del imperio romano, con sus caminos, y transportación por barco, y correo, permitiéndole a los apóstoles viajar y comunicarse. El segundo brote de cristianismo ocurrió con los primeros cuáqueros, cuando habían imprentas en la mayoría de las ciudades importantes, lo cual le permitió a los cuáqueros diseminar rápidamente su evangelio y su esperanza. El tercer y permanente brote de cristianismo vendrá por medio de la red mundial de internet, permitiéndole al mundo leer completamente la esperanza y el evangelio detallado, completo, no filtrado, no cortado, sin mancha, no fragmentado.

De modo que la iglesia verdadera ya no se ve en el mundo, ya no está organizada, sino que en cambio es unos pocos individuos aislados preparados y siguiendo a su Señor y Maestro.

Isaac Penington escribe de la iglesia en el desierto:

Pero Sión, todo este tiempo, ha estado tirada en el polvo, y ha sido despreciada; ella no ha tenido edificio, no tiene cerca, sino que ha sido pisoteada bajo los pies por toda bestia impura; sus testigos se han vestido de cilicio, (una prenda que todos los habitantes orgullosos de Babilonia desprecian); su comida ha sido escasa en el desierto, sólo un poco de maná, (el cual, como el Israel carnal, que deseaban tener conocimiento rico y grande, es considerado pan ligero, y sus almas pronto lo odiaron):* ni tenía ella esto en abundancia, sino sólo una pequeña porción diaria, de la mano del Dador, suficiente para guardarla con vida en el desierto, y proveerle fuerza para que ella de su testimonio en contra de Babilonia, mientras que el Señor vea a bien llamar a cualquiera de su simiente. Ahora, ¿qué creyente puede estar dispuesto a comer así con ella en el presente, y esperar sus riquezas futuras, su plenitud, belleza y gloria? No, no; ellos han vivido ricamente por tanto tiempo, y han comido deleites en Babilonia, que ellos no saben cómo comer el pan de aflicción, ni beber del agua de aflicción, con la triste y desolada Sión; y sin embargo este es el único camino y pasaje para salir de Babilonia y entrar a Sión. Aquello (la parte carnal del hombre) que ha sido rico y engrosado, y alimentado allí hasta llenarse, debe llegar a ser pobre y flaco, y a sentir hambre, y no recibir nada del pan de vida; no, ni siquiera los hollejos.

*Penington ha dicho que una persona que busca en el desierto debe estar satisfecha con un pan que es difícil de recibir y no con mucho pan (palabras habladas que son oídas en el corazón); en el desierto no hay un cuerpo organizado y maduro de verdaderos cristianos para reunirse con ellos y ser ministrados por ellos, mientras hablan todos de la Palabra de Dios en sus corazones. Además Penington observa que muchos cristianos carnales no pueden tolerar comienzos pequeños, sólo contenido que tiene montones de palabras oídas o leídas. Por años, esperando a Dios cada día por una hora en la mañana, yo oía una frase corta cada semana o cada dos semanas; así son los pequeños comienzos en el desierto.

Cita de Jorge Fox:

"Pero todos los que están en su propia sabiduría y en su propia razón, ustedes dicen que esperar en silencio a Dios es una hambruna para ustedes. Es una vida extraña para ustedes llgar a estar en silencio. Ustedes debe entrar en un nuevo mundo: cómo se debe morir en el silencio, mueren a causa de la sabiduría, mueren a causa del conocimiento, mueren a causa de la razón, mueren a causa del entendimiento.

De modo que ustedes llegan a sentir aquello que los lleva a esperar en Dios, deben morir a causa de lo otro [que resiste el silencio y se siente hambre en silencio]. Es esto [morir en silencio] que los lleva a sentir el poder de una vida sin fin, y llegan a poseerla; al esperar en silencio a Dios ustedes llegan a recibir la sabiduría de arriba en la que todas las cosas fueron hechas y creadas, y ésta da una comprensión y razón que es claramente diferente de la del hombre terrenal. Esta vida de Dios en ti es lo que le lleva a esperar a Dios— y conocer a Dios es vida eterna. Para ustedes esta es la palabra del Señor Dios."

Cuando un rompe-puertas entre en el reino en esta era, muchos seguirán en oleadas sucesivas; una vez más se establecerán reuniones por aquellos individuos que habitan en el reino a través de todo el mundo. El cuarto poder de Dios para salvación será abierto en esas reuniones: el poder de la comunión espiritual, (el cual se suma a las tres fuentes de poder de Dios previamente disponibles: 1) poder en la verdadera esperanza y el evangelio, 2) poder en la cruz interna de la negación propia, y 3) el poder en el nombre de Jesús.)

3 el dragón se enfureció contra la mujer, y se fue para hacer guerra contra los demás descendientes de ella, quienes guardan los mandatos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo. ¡Tome nota! El diablo no hace guerra con el cristianismo, el cual pretende que no se requiere de obediencia – sólo “creer en Jesús”. El diablo hace guerra con el resto (el número residual pequeño) quienes:

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo