La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Apocalipsis 13:11-17

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 Y vi otra bestia que subía de la tierra. Y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, y hablaba como un dragón.

 12 Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y sus habitantes adoren a la primera bestia cuya herida mortal fue sanada.2

 13 Y hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres.3

 14 Y engaña a los habitantes de la tierra a causa de las señales que se le concedió hacer en presencia de la bestia, mandándoles a los habitantes de la tierra hacer una imagen en honor de la bestia que tiene la herida de espada y que revivió.

 15 También le fue permitido dar aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen de la bestia hablase e hiciera que fueran muertos todos los que no adoraran a la imagen de la bestia.4

 16 Y ella hace que a todos, a pequeños y a grandes, a ricos y a pobres, a libres y a esclavos, se les ponga una marca en la mano derecha o en la frente,

 17 y que nadie pueda comprar ni vender, sino el que tenga la marca, es decir, el nombre de la bestia o el número de su nombre.5

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

5 La marca de la bestia es vista por medio lo que los frutos espirituales que un hombre exhibe: los frutos de la carne en lugar de los frutos del Espíritu. Aquellos que tienen la marca de la bestia dedican su espíritu, alma y cuerpo a sostener la religión del hombre, como fue inventada por el hombre; buscando justificación por medio de las obras carnales, ceremonias, y rituales; ellos están buscando una cubierta, para permanencer en su naturaleza caída, no redimida, impura, no regenerada, imperfecta, profana, carnal, orgullosa, lujuriosa, egoísta, y bestial. En su Introducción al Diario de Jorge Fox, William Penn escribe de la bestia que llegó a ser la iglesia falsa de Babilonia:

"Así surgió y montó su trono la iglesia falsa. Pero aunque había perdido su naturaleza, ella trataba de de mantener su buen nombre como la esposa del Cordero, la cual es la iglesia verdadera y madre de los fieles. Esta iglesia falsa forzaba a todos a recibir su marca, ya sea en la frente o en la mano derecha; esto es, pública o privadamente.* Pero en hecho y en verdad ella era la Babilonia misteriosa, la madre de las rameras; madre de aquellos quienes, con todas sus demostraciones y religión externa, habían adulterado y se habían salido del espíritu, la naturaleza y la vida de Cristo; y habían comenzado a ser más vanidosos, mundanos, ambiciosos, codiciosos y crueles, los cuales eran los frutos de la carne, y no del espíritu."

* La marca en la frente es simbólica de una posesión pública o práctica de los frutos de la carne, que son vistos fácilmente por todos; y la marca en la mano derecha es simbólica de una posesión privada o práctica de los frutos de la carne, (o naturaleza bestial), que se ven al ser examinados. (Una religión que acepta el pecado en el hombre como inevitable hasta la muerte es una religión de la bestia y de Satanás.)

En la inquisición de la Edad Media, cualquiera que tratara de aumentar su medida de Cristo de cualquier manera que fuera diferente a la doctrina de la iglesia falsa (comprar o vender aceite espiritual diferente para sus lámparas), no sólo no les era permitido comprar o vender; se les quitaba la vida — lo cual realmente les quitaba toda posibilidad de comprar o vender (vea en la nota 2 más arriba como 9.000,000 fueron asesinados en toda Europa).

Vea las palabras comprar y vender espiritualmente: Compra la verdad, y no la vendas; también la sabiduría, la enseñanza y la inteligencia. Prov 23:23. Obviamente uno no puede comprar la verdad, es una metáfora para adquirir la verdad, y vender es una metáfora para dejar que las enseñanzas del espíritu de Cristo se enfríen debido a la desobediencia; las enseñanzas que uno oye son espíritu y dan vida (la vida de Dios): Las palabras que yo os he hablado son espíritu y dan vida. Juan 6:63. Entonces, ,¿qué es la vida de Dios? Jesús nos dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida, Juan 14:6; y yo soy la luz del mundo. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida, Juan 8:12. En la parábola de los talentos, se hace referencia al Espíritu Santo como talentos. En Apoc 3:18, se hace referencia al Espíritu Santo como a oro y colirio: Yo te aconsejo que de mí compres oro refinado por el fuego para que te hagas rico, y vestiduras blancas para que te vistas y no se descubra la vergüenza de tu desnudez, y colirio para ungir tus ojos para que veas. Las vírgenes sabias le dijeron a las vírgenes insensatas que fueran a obtener más verdad, más vida, más luz, más Santo Espíritu usando la metáfora de comprar y vender aceite. Isaías también nos muestra como comprar es una metáfora para adquirir más del Espíritu Santo al oír:

Oh, todos los sedientos, ¡venid a las aguas! Y los que no tienen dinero, ¡venid, comprad y comed! Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no satisface? Oídme atentamente y comed del bien, y vuestra alma se deleitará con manjares. Inclinad vuestros oídos y venid a mí; escuchad [y obedeced], y vivirá vuestra alma. Isa 55:1-3.

La marca de la bestia consistía en ser miembro de la secta católica; aquellos que no eran miembros acreditados eran asesinados. A ellos no se les permitía adorar ni buscar a Dios (comprar y vender) de ninguna otra manera que no fuera por medio de la misa católica que incluída comer el pan y beber el vino. Toda la especulación en el cristianismo acerca de ser literalmente incapaz de compara o vender es sólo una distracción de la verdad; la cual es que el horror de no poder comprar o vender está en el pasado, sin embargo aquellos que todavía están en las secta católica y la protestante están sirviendo actualmente a la bestia y por lo tanto están así espiritualmente marcados. Todas las religiones del mundo están sirviendo a la bestia, negando las consecuencias de continuar pecando y negando la naturaleza humana caída, cada una de las cuales debe ser restaurada a la pureza de la justicia y santidad antes de ser aceptables a Dios y el cielo después de la muerte. Incluso los ateos sirven a la bestia porque ellos se hacen a sí mismos Dios, negando el pecado, sirviendo sus deseos, pasiones y orgullo. Todos los hombres sirven a la bestia caundo ellos caminan en la oscuridad, de acuerdo a su mente carnal e imaginaciones impías en vez de caminar en el Espíritu y la luz, guiando todos sus pensamientos, palabras y acciones.

Jorge Fox escribe de dos, (de los muchos), ejemplos de la marca de la bestia:

"Con respecto a rociar a los bebés,* es algo que las escrituras no sostienen, pero que ha surgido desde los días de los apóstoles; no es testificado por las escrituras, sino es una tradición de los hombres, un invento de los hombres; y entonces todos pueden ver si no es una marca de ese espíritu bestial que se ha alejado de los apóstoles, y se ha ido fuera del poder."

*Aunque el bautismo de los bebés en realidad incluye hacer el signo de la cruz en la frente del bebé, la marca de la bestia no es una marca física; marca es una metáfora de la posesión de los síntomas, o características, (una señal), de un espíritu bestial, como es puesto en evidencia por los frutos de la carne en vez de los frutos del Espíritu Santo, por los cuales ustedes los conocerán. Debido a que la marca no es una marca, sino sólo una señal de su espíritu bestial, por medio del arrepentimiento el hombre puede ser liberado de ser parte de ese espíritu bestial.

...........................

"Ustedes muestran que no son ministros de Cristo, sino que son aquellos que siempre estuvieron fuera de la vida de los santos, quienes fueron hallados en el espíritu de los homicidas y perseguidores; de quien ustedes ustedes son quienes están fuera de la verdad, que quieren beber la sangre de los santos; esta es la marca de la bestia y los falsos profetas, que quiere matar las criaturas, y lucha con carne y sangre."

Nosotros podemos añadir muchas más marcas de la bestia a lo que Jorge Fox ha explicado: la trinidad (que no se menciona en ninguna parte en las escrituras), el casamiento por los sacerdotes, edificios vanos y orgullosos que son llamados santos, iglesias con campanas, túnicas negras, camisas negras, cuellos especiales, credos, leer sermones, sacramentos, vicarios, empleados, clérigos, coadjutores, licenciaturas en arte, magister, padres, Navidad, Pascua de Resurreción, y licenciatura en divinidad, separación de los clérigos reverenciados en contraste con los laicos de segunda clase, plataformas elevadas, coros, púlpitos elevados, confesiones, penitencias, control por parte de los obispos o sacerdotes, diezmos, la cruz y el crucifijo, ave maría, el rosario, el hábito, conventos, monasterios, seminarios, papas, cardenales, servicios programados, llamados del altar, la oración del pecador, y expiación de los pecados con palabras, agua, pan y vino — todo como dijo Jorge Fox: "cosas que las escrituras no sostienen, pero que han surgido desde los días de los apóstoles; no es testificado por las escrituras, sino es una tradición de los hombres, un invento de los hombres; y entonces todos pueden ver si no es una marca de ese espíritu bestial que se ha alejado de los apóstoles, y se ha ido fuera del poder;" — inventos de hombres caídos gobernados por el espíritu bestial de Satanás y que poseen los frutos de la carne.

Y siguió otro ángel, un tercero, diciendo a gran voz: "¡Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe su marca en la frente o en la mano, él también beberá del vino del furor de Dios que ha sido vertido puro en la copa de su ira, y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y delante del Cordero. El humo del tormento de ellos sube para siempre jamás. Y no tienen descanso ni de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni cualquiera que recibe la marca de su nombre. Apoc 14:9-11

De la Palabra del Señor en el interior: "Aquellos que tienen la marca de la bestia se le dará treinta días para arrepentirse."

_______________________________________