La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Apocalipsis 17

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas y habló conmigo diciendo: "Ven acá, y te mostraré la condenación de la gran ramera que está sentada sobre muchas aguas.1

 2 Con ella fornicaron los reyes de la tierra, y los que habitan en la tierra se embriagaron con el vino de su fornicación."2 [El vino de su fornicación es la promesa falsa de vivir en lujuria y orgullo sin las consecuencias de la furia de Dios. Como también predijo Pablo: "Porque vendrá el tiempo cuando no soportarán la sana doctrina; más bien amontonarán para sí maestros conforme a sus propias pasiones, quienes les dirán lo que sus oídos con comezón quieren oír, y a la vez que apartarán sus oídos de la verdad, se volverán a las fábulas." 2 Timoteo 4:3-4. El mundo entero ha sido llevado hacia las fábulas de la ramera o iglesia falsa, y estas fábulas le enseñan a los hombres a vivir sin temor de Dios y a ignorar todas las leyes, los requisitos de la santidad, y las necesidades del arrepentimiento — estando ebrios con el vino dulce de las promesas de la ramera de que ellos son grandemente favorecidos por Dios en su camino hacia el cielo, a pesar de que se dan permiso de pecar.]

 3 Me llevó en el Espíritu al desierto. Y vi una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia y que tenía siete cabezas y diez cuernos.3

 4 La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y estaba adornada con oro y piedras preciosas y perlas. En su mano tenía una copa de oro llena de abominaciones y de las impurezas de su inmoralidad.

 5 En su frente estaba escrito un nombre, un misterio: "Babilonia la grande, madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra."4

 6 Vi a la mujer embriagada con la sangre de los santos, y con la sangre de los mártires de Jesús. Al verla, quedé asombrado con gran asombro.5

 7 Y el ángel me dijo: "¿Por qué estás asombrado? Yo te explicaré el misterio de la mujer y de la bestia que la lleva y que tiene siete cabezas y diez cuernos.

 8 La bestia que has visto era, y no es, y ha de subir del abismo, y va a la perdición. Los habitantes de la tierra, cuyos nombres no están inscritos en el libro de la vida desde la fundación del mundo, se maravillarán cuando vean a la bestia que era y no es y será.

 9 Aquí está la mente que tiene sabiduría: Las siete cabezas son siete montes sobre los cuales está sentada la mujer.6

 10 Y son siete reyes: Cinco han caído, uno es, y otro aún no ha venido; y cuando venga, debe quedar sólo por un breve tiempo.

 11 La bestia que era y no es, también es el octavo, y procede de los siete y va a la perdición.

 12 Los diez cuernos que has visto son diez reyes que todavía no han recibido reino, pero toman autoridad por una hora como reyes junto con la bestia.

 13 Éstos tienen un solo propósito, y entregan su poder y autoridad a la bestia.

 14 Ellos harán guerra contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes, y los que están con él son llamados y elegidos y fieles."

 15 También me dijo: "Las aguas que has visto donde está sentada la ramera, son pueblos y multitudes, naciones y lenguas. [En este versículo la palabra griega para lenguas o idiomas, (glwssai <1100>) es la misma palabra usada a través de 1 Cor 14 que habla acerca del don de lenguas o lenguajes. Claramente la ramera se sienta en el mundo de idiomas, no sobre supuestas lenguas celestiales; claramente el don de lenguas o idiomas también habla de los diferentes idiomas del mundo.]

 16 Los diez cuernos que has visto, y la bestia, éstos aborrecerán a la ramera y la dejarán desolada y desnuda. Comerán sus carnes y la quemarán con fuego;

 17 porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar su propósito, y que tengan un solo propósito, y que entreguen su reino a la bestia hasta que se cumplan las palabras de Dios.

 18 La mujer que has visto es la gran ciudad que tiene imperio sobre los reyes de la tierra."


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Apocalipsis 18

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Después de estas cosas vi a otro ángel que descendía del cielo y que tenía gran autoridad, y la tierra se iluminó con su gloria.

 2 Y proclamó con potente voz diciendo: "¡Ha caído, ha caído Babilonia la grande! Se ha convertido en habitación de demonios, refugio de todo espíritu inmundo, y refugio de toda ave inmunda y aborrecible. [De la Palabra del Señor en el interior: "Así como el judaísmo fue vencido por el enemigo, así ha sucedido con la cristiandad, la cual es corrupta, hasta la médula. No hay iglesia en el mundo que Cristo estableció específicamente. Como Daniel, ustedes son cautivos de loscaldeos. Tu lugar de adoración está lleno de aves impuras." Aves impuras son demonios.]

 3 Porque todas las naciones han bebido el vino de la furia de su fornicación. Los reyes de la tierra han fornicado con ella,1 y los comerciantes de la tierra se han enriquecido con la potencia de su lujosa sensualidad."

 4 Oí otra voz del cielo que decía: "¡Salid de ella, pueblo mío, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis sus plagas!2 [Algunos miembros del pueblo de Dios todavía están en la Babilonia cristiana; Dios le está rogando a sus elegidos que dejen la iglesia falsa.]

 5 Pues sus pecados se han amontonado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus injusticias.

 6 Pagadle tal como ella os ha pagado, y devolvedle el doble según sus obras. En la copa que ella preparó, preparadle el doble.

 7 En la medida que ella se ha glorificado y ha vivido en sensualidad, así dadle tormento y llanto, porque dice en su corazón: 'Estoy sentada como reina; no soy viuda, ni jamás veré llanto.'3

 8 Por eso, en un solo día le sobrevendrán las plagas: muerte, llanto y hambre. Y será quemada con fuego, porque fuerte es el Señor Dios quien la juzga.

 9 "Cuando vean el humo de su incendio, llorarán y se lamentarán por ella los reyes de la tierra que han fornicado con ella y han vivido de su sensualidad.

 10 Estando de pie, desde lejos por temor de su tormento, dirán: '¡Ay! ¡Ay de ti, oh gran ciudad, oh Babilonia, ciudad poderosa; porque en una sola hora vino tu juicio!'

 11 "Y los comerciantes de la tierra lloran y se lamentan por ella, porque ya nadie compra más su mercadería:4

 12 mercadería de oro, plata, piedras preciosas, perlas, lino fino, púrpura, seda, escarlata, toda madera olorosa, todo artículo de marfil, todo artículo de madera preciosa, y de cobre, y de hierro y de mármol;

 13 canela, especias aromáticas, incienso, mirra, perfumes, vino, aceite, harina refinada, trigo, ganado, ovejas, caballos, carros, y cuerpos y almas de hombres. [Sí, la iglesia falsa, que era dueña del 40% de la tierra en Europa en el año 1400 d.C., era un gran poder mercantil; pero ellos también vendían la salvación, vendían el perdón, vendían el cielo, vendían el escape del purgatorio — por lo menos a los ignorantes. Los inteligentes fueron ejecutados: 9,000,000 fueron ejecutados entre 900 y 1400 d.C. Hoy en día, las sectas del cristianismo son accionistas importantes en la mayoría de las bolsas de valores.]

 14 "El fruto que anhela tu alma se apartó de ti. Todas las cosas exquisitas y espléndidas se te desvanecieron, y jamás las hallarán.

 15 "Los comerciantes de estos bienes que se han enriquecido de ella, estarán de pie, desde lejos por temor de su tormento, llorando y lamentando,

 16 diciendo: '¡Ay! ¡Ay de la gran ciudad, vestida de lino fino y de púrpura y de escarlata, adornada de oro y piedras preciosas y perlas!

 17 ¡Porque en una sola hora ha sido asolada tanta riqueza!' "Y todo timonel, todo el que navega de lugar en lugar, y los marineros y cuantos trabajan en el mar se pusieron de pie desde lejos.

 18 Y viendo el humo de su incendio, daban voces diciendo: '¿Qué ciudad era semejante a esta gran ciudad?'

 19 Echaron polvo sobre sus cabezas, y llorando y lamentando, gritaban diciendo: '¡Ay! ¡Ay de la gran ciudad! En ella todos los que tenían barcos en el mar se enriquecieron de la opulencia de ella. ¡Porque en una sola hora ha sido asolada!'

 20 "Alégrate sobre ella, oh cielo, y vosotros santos y apóstoles y profetas. Porque Dios ha juzgado vuestra causa contra ella."

 21 Y un ángel poderoso tomó una piedra como una gran piedra de molino y la arrojó al mar diciendo: "Con semejante violencia será derribada Babilonia la grande ciudad, y nunca jamás será hallada.

 22 Nunca más será oído en ti el tañido de arpistas, de músicos, de flautistas o de trompetistas.5 Nunca más se hallará en ti ningún artesano de cualquier oficio. Y el ruido de los molinos nunca más se oirá en ti.

 23 La luz de la antorcha nunca más alumbrará en ti. Y la voz del novio y de la novia nunca más se oirá en ti; porque tus comerciantes eran los magnates de la tierra, y porque todas las naciones fueron engañadas por tus hechicerías.6

 24 Y en ella fue hallada la sangre de los profetas y de los santos y de cada uno de los que han sido muertos en la tierra."7


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.