La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Apocalipsis 1

Próximo Capítulo

 1 [Este es el libro más malentendido de la Biblia, particularmente el mito del rapto (vea la nota 1 más abajo) que precede a la tribulación y el mito del anticristo, (vea la nota 5 de Apocalipsis 13). Este es un libro que describe la revelación de Jesucristo dentro de un creyente purificado, mientras todavía está en la tierra, y para todas las personas no purificadas en el momento de su muerte. Antes de que Cristo sea revelado en el hombre, el hombre de pecado en el interior debe primero ser revelado y crucificado en la cruz interna de la negación propia.

El fundador principal del protestantismo, Martín Lutero, tuvo palabras duras para este libro de Apocalipsis, al decir que él no podía "en ninguna manera detectar que el Espíritu Santo lo haya producido." ¿Por qué?— porque Lutero insistía que no se requería ninguna obra para la salvación, y el libro de Apocalipsis enfatiza grandemente los requisitos para que los cristianos hagan obras, incluso obras perfectas. En sus mensajes a las siete iglesias, Jesús mencionó a cada iglesia que sus obras eran la clave; y Jesús dijo: no he hallado que tus obras son perfectas delante de Dios. Apoc 3:2-3. Él quiere obras perfectas, vigorizadas por la fe. Lo que Lutero y las sectas protestantes no entendieron es esto:

Vea la nota 5 de Santiago 2 para más explicación acerca de las obras de fe en contraste con las obras de la ley. A medida que usted lee las cartas de Jesús a las siete iglesias en este libro de Apocalipsis, usted verá el énfasis en las obras de fe.]

 1 La revelación de Jesucristo, que Dios le dio para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto;1 y que dio a conocer enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan,

 2 quien ha dado testimonio de la palabra de Dios y del testimonio de Jesucristo, de todo lo que ha visto.

 3 Bienaventurado el que lee y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas escritas en ella, porque el tiempo está cerca.

 4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia a vosotros y paz de parte del que es y que era y que ha de venir, y de parte de los siete Espíritus que están delante de su trono,

 5 y de parte de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de entre los muertos y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos ama y nos libró de nuestros pecados con su sangre,

 6 y nos constituyó en un reino, sacerdotes para Dios su Padre; a él sea la gloria y el dominio para siempre jamás. Amén.

 7 He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá: aun los que le traspasaron. Todos los pueblos de la tierra harán lamentación a causa de él.2 ¡Sí, amén! [Él dijo: "Porque el Hijo del Hombre ha de venir en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces recompensará a cada uno conforme a sus hechos", Mat 16:27-28. (No sólo una generación particular.) "Algunos que están aquí, que no probarán la muerte hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino", Mat 16:27-8, Mar 8:38,9:1, Luc 9:26-27; él llega a resucitar a aquellos hombres que han sido crucificados y purificados para el reino. Aquellos que no son crucificados y purificados, para ver la venida de Jesús en ellos antes de la muerte, lo ven cuando están muriendo, como lo hacen todos los pueblos, todas las naciones, todas las generaciones. Para aquellos que mueren todavía pecando: "Los pecadores en Sion tienen temor; el estremecimiento se ha apoderado de los impíos. ¿Quién de nosotros podrá habitar con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros podrá habitar con las llamas eternas"? Isaías 33:14; "Porque he aquí viene el día ardiente como un horno, y todos los arrogantes y todos los que hacen maldad serán como paja. Aquel día que vendrá los quemará y no les dejará ni raíz ni rama, ha dicho Jehovah de los Ejércitos", Malaquías 4:1; "¡Ay de los que anhelan el día de Jehovah! ¿Para qué queréis este día de Jehovah? Será día de tinieblas, y no de luz", Amos 5:18. ¡Ay de ustedes, los cristianos que piensan que la gracia excusa tus continuo pecado, por el Día del Señor será un terror para ustedes!]

 8 "Yo soy el Alfa y la Omega", dice el Señor Dios, "el que es, y que era y que ha de venir, el Todopoderoso."

 9 Yo Juan, vuestro hermano y copartícipe en la tribulación y en el reino y en la perseverancia en Jesús,3 estaba en la isla llamada Patmos por causa de la palabra de Dios y del testimonio de Jesús. [Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estoy, allí también estará mi siervo. Juan 12:26. Su vista y su conciencia están en el cielo, pero usted todavía está en la tierra sirviendo al Señor. De la Palabra del Señor en el interior: "Puedes vivir en el cielo y aun caminar en la tierra. Yo vendré otra vez a los elegidos; yo seré una corona para liderarlos y guiarlos." Mientras Jorge Fox ministró en la tierra, él fue trasladado al paraíso; y entonces él vivió en el paraíso.]

 10 Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, [El día del Señor se refiere al día de la semana en el que él resucitó, el cual es el primer día de la semana, el cual es el día en el que los miles de cuáqueros que habitaban en el reino se reunían; y así también la iglesia primitiva se reunía en el primer día de la semana, no el séptimo día sábado de los judíos.]

 11 que decía: "Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias: a Éfeso, a Esmirna, a Pérgamo, a Tiatira, a Sardis, a Filadelfia y a Laodicea." [Los guías ciegos del cristianismo de Babilonia enseñan que las siete iglesias del Apocalipsis son siete diferentes edades, pero el hecho de que Jesús nos dice que escuchemos lo que dice a todas las iglesias indica que él trata con los problemas que todas las iglesias de todas las edades tienen en común. Todos los problemas, incluyendo a las iglesias que son sinagogas de Satanás, son problemas de todas las iglesias y son advertencias a cualquiera que puede oír (que tiene oído), porque en la mayoría de las iglesias hay unos pocos que son parte de su pueblo. Él llama a sus pocos a salir de las iglesias, diciendo: Salid de ella, pueblo mío, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis sus plagas. Apoc 18:4.]

 12 Di vuelta para ver la voz que hablaba conmigo. Y habiéndome vuelto, vi siete candeleros de oro,

 13 y en medio de los candeleros vi a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido con una vestidura que le llegaba hasta los pies y tenía el pecho ceñido con un cinto de oro.

 14 Su cabeza y sus cabellos eran blancos como la lana blanca, como la nieve, y sus ojos eran como llama de fuego.

 15 Sus pies eran semejantes al bronce bruñido, ardiente como en un horno. Su voz era como el estruendo de muchas aguas.

 16 Tenía en su mano derecha siete estrellas, y de su boca salía una espada aguda de dos filos. Su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

 17 Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y puso sobre mí su mano derecha y me dijo: "No temas. Yo soy el primero y el último,

 18 el que vive. Estuve muerto, y he aquí que vivo por los siglos de los siglos. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

 19 Así que, escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de éstas.

 20 En cuanto al misterio de las siete estrellas que has visto en mi mano derecha, y de los siete candeleros de oro: Las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros son las siete iglesias.


Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Dios le dio esta profecía a Juan para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto. Pablo, Jesús, Pedro, Santiago, y Juan, — todos dijeron pronto, el tiempo está cerca, un poco más, él está a las puertas; porque el regreso del Señor ocurrió en aquellos que se habían purificado a sí mismos en su esperanza y la fe de su venida en ellos. Vea La segunda venida de Jesús sucede dentro de los corazones de los creyentes purificados para más detalles.

El rapto es pura teoría. Un montón de personas pecadoras que se llaman a sí mismos cristianos, no van a ser trasladados al cielo, para contaminarlo con sus mentiras, codicia, deseos, ira, inmoralidad, e impureza. La doctrina del rapto es pura ficción pero adoptada por todos los que les gusta escuchar novelerías en el cristianismo, rodeándose con maestros falsos que les dicen que mientras ellos todavía pecan, viviendo sus vidas carnales como ellos quieren, caminando según las imaginaciones de su propio corazón, y sin oír la voz del Señor, son justos y favorecidos por Dios. Sin embargo, estas personas están destinadas a ser destruidas, y sus predicadores falsos están destinados a ser aborrecidos por todos y maldecidos por todas las naciones; y la oscuridad más profunda está reservada para aquellos que prometen libertad a los que recién comienzan a escapar del pecado. 2 Ped 2:15-18, Judas 1:11-13. Pondré sobre vosotros afrenta perpetua y eterna humillación que no serán olvidadas, Jer 23:40. El Señor nunca unirá su cuerpo con pecadores; ex pecadores, sí; pero nunca con aquellos que todavía son esclavos del pecado. Y, todo aquel que todavía practica el pecado es esclavo del pecado. Juan 8:34, Rom 6:14. Para entender cómo este mito fue creado al torcer el significado original de encontrarse en el aire, vea la nota de 1 Tes 4:13-16.

2 He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá: aun los que le traspasaron. Todos los pueblos de la tierra harán lamentación a causa de él.

Aun los justos que son arrebatados del fuego y apenas son salvados, antes de que ellos experimenten gozo y alegría, conocen el terror del Día del Señor en sí mismos; como fue testificado (a partir de su experiencia real) por uno de los primeros cuáqueros, Francis Hogwill, quien habitó en el reino:

"Aquellos que no han visto todavía este día de la venganza del Señor en sí mismos, nunca han visto el día de la salvación. El profeta clamó: '¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste'? Y muchos han sido testigos oculares del día terrible del Señor, que ha aparecido en ellos, en el cual toda la paz ha sido escondida de sus ojos: y todos los que alguna vez llegaron a ver el día de gozo y felicidad, primero conocieron el terror y el día terrible del Señor en sí mismos. Por lo tanto el apóstol dijo: 'Conociendo el temor del Señor, persuadimos a los hombres'".

William Dewsbury, otro del los primeros cuáqueros, quien habitó en el reino, también dejó un testimonio del terror en el Día del Señor:

"Yo morí y fui bautizado, y fui como un niño pequeño bajo sus amonestaciones celestiales; tan pronto como mi alma fue llevada a esto, en mi humillación, ¡Oh! entonces, el temible juicio fue quitado, y el libro de la vida fue abierto ante mí, y el Señor me habló tranquilamente: 'con amor eterno te he amado'; y me hice cristiano por medio del día de venganza, y de un ardor como en un horno; y la arrogancia y el orgullo de hombre en mí fue derribado".

Después del terror, para los crucificados y purificados, el día del Señor es un gran gozo, como Francis Howgill también testificó:

"La aparición de Dios, quien es vida eterna, en su día, en su Luz inmensurable, es un gran gozo, y una fuente de gozo para los justos. Porque él es para su pueblo una luz eterna, y en su luz ellos llegan a ver la luz. Él revela los misterios secretos de su reino en aquellos que ven su día aparecer en sus corazones, el cual pone de manifiesto todas las cosas, aún los secretos del Señor, y su tesoro escondido, y sus riquezas duraderas, que nunca se corrompen ni se oxidan, sino que son frescas, y mantienen su imagen y su impresión pura. Por medio de esta Luz todos los justos, que han esperado la aparición de Dios, ven a verlo. Como está escrito: 'He aquí, éste es nuestro Dios, le hemos esperado, y nos salvará; éste es Jehová a quien hemos esperado, nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación'. ¿Viene en realidad aquel a quien ustedes han esperado? Sí, viene, ' y su recompensa con Él'; y los que le ven encuentran satisfacción en Él, y en su recompensa. ¿Y cuál es su recompensa? Gozo, alegría, paz en la conciencia, seguridad del amor de Dios sellado en lo corazones por el puro Espíritu del Señor, las corrientes de la vida que fluyen continuamente de las grandes profundidades, que refrescan y nos mantienen refrescados en los extremos más grandes del calor de la tentación; y aquellos que lo han esperado y lo esperan las esperan; aún en el cuerpo ellos testifican de Él y de su venida."

3 Yo Juan, vuestro hermano y copartícipe en la tribulación y en el reino y en la perseverancia en Jesús. Esto prueba que Juan estaba en el reino, había pasado por la tribulación, y había soportado sufrimiento con paciencia — mansedumbre. El Nuevo Testamento está lleno de referencias a la segunda venida de Jesús como entonces, no miles de años más tarde. En Mateo, Marcos, y Lucas, se registra a Jesús diciendo que algunos de los que estaban con él en ese entonces, 2000 años atrás, verían su gloriosa venida en las nubes con el reino antes de morir. Después Pablo, Jesús en Apocalipsis, Pedro, Santiago, y Juan, — todos dijeron pronto, el tiempo está cerca, un corto tiempo, él está a las puertas. El cristianismo despreocupadamente ignora esta enorme incongruencia entre lo que la Biblia dice claramente en contraste con lo que sus propios guías ciegos les enseñan. Sería un engaño cruel estar esperando que Él aparezca, si las 100 generaciones pasadas de creyentes en realidad no tenían ninguna esperanza de verlo alguna vez.

En Mateo, Marcos y Lucas, se registra a Jesús diciendo que todas las profecías del fin del tiempo se cumplirían antes que la generación de hace 2000 años atrás muriera, (haga clic aquí para verlas todas).

Él dijo: Porque el Hijo del Hombre ha de venir en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces recompensará a cada uno conforme a sus hechos. (No sólo a una generación en particular.)
Algunos que están aquí, que no probarán la muerte hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino. Mat 16:27-8, Mar 8:38,9:1,Luc 9:26-27

Aquellos que no están purificados para ver la venida de Jesús en ellos antes de morir, lo ven cuando mueren, como todos los pueblos, todas las naciones y todas las generaciones lo hacen.
He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá: aun los que le traspasaron. (también, los judíos de hace 2000 años atrás)
Todos los pueblos de la tierra harán lamentación a causa de él. ¡Sí, amén! Apoc 1:7.
Hace 2000 atrás, Jesús le dijo al Sumo Sacerdote judío y a los fariseos en su juicio..
veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del Poder y viniendo con las nubes del cielo.  Marcos 14:62

Esta no es una generación en particular en nuestro tiempo o después. (Vea Howgill para más información sobre aquellos que no están purificados).

_______________________________________

Próximo Capítulo