La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Apocalipsis 21

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existe más.1

 2 Y yo vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén que descendía del cielo de parte de Dios, preparada como una novia adornada para su esposo.

 3 Oí una gran voz que procedía del trono diciendo: "He aquí el tabernáculo de Dios está con los hombres, y él habitará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. [Un tabernáculo es la residencia o el hogar de Dios, que está en los corazones de los hombres. Porque nosotros somos templo del Dios viviente, como Dios dijo: Yo habitaré en ellos y andaré en ellos; y yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. 2 Cor 6:16. Y Respondió Jesús y le dijo: -- El que me ama, mi palabra guardará [me obedecerá, practicará mis enseñanzas]. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada con él, Juan 14:23; una morada en el corazón del hombre junto con su reino, el cual ellos también le traen a usted.]

 4 Y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos. No habrá más muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas ya pasaron."

 5 El que estaba sentado en el trono dijo: "He aquí yo hago nuevas todas las cosas." Y dijo: "Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas."

 6 Me dijo también: "¡Está hecho! Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tenga sed, yo le daré gratuitamente de la fuente de agua de vida.

 7 El que venza heredará estas cosas; y yo seré su Dios, y él será mi hijo.

 8 Pero, para los cobardes, los incrédulos y los que no tienen fe, para los abominables y homicidas, para los inmoralidad sexual y los practicantes de artes mágicas, para los idólatras y todos los mentirosos, tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda."2

 9 Vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete últimas plagas, y habló conmigo diciendo: "Ven acá. Yo te mostraré la novia, la esposa del Cordero."

 10 Me llevó en el Espíritu sobre un monte grande y alto, y me mostró la santa ciudad de Jerusalén, que descendía del cielo de parte de Dios.

 11 Tenía la gloria de Dios, y su resplandor era semejante a la piedra más preciosa, como piedra de jaspe, resplandeciente como cristal.

 12 Tenía un muro grande y alto. Tenía doce puertas, y a las puertas había doce ángeles, y nombres inscritos que son los nombres de las doce tribus de los hijos de Israel.

 13 Tres puertas daban al este, tres puertas al norte, tres puertas al sur y tres puertas al oeste.

 14 El muro de la ciudad tenía doce fundamentos, y sobre ellos los doce nombres de los apóstoles del Cordero.

 15 El que hablaba conmigo tenía una caña de medir, de oro, para medir la ciudad, sus puertas y su muro.

 16 La ciudad está dispuesta en forma cuadrangular. Su largo es igual a su ancho. Él midió la ciudad con la caña, y tenía 12.000 estadios. El largo, el ancho y el alto son iguales.

 17 Midió su muro, 144 codos según medida de hombre, que es la del ángel.

 18 El material del muro era jaspe, y la ciudad era de oro puro semejante al vidrio limpio.

 19 Los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa. El primer cimiento era de jaspe, el segundo de zafiro, el tercero de ágata, el cuarto de esmeralda,

 20 el quinto de ónice, el sexto de cornalina, el séptimo de crisólito, el octavo de berilo, el noveno de topacio, el décimo de crisoprasa, el undécimo de jacinto, el duodécimo de amatista.

 21 Las doce puertas eran doce perlas; cada puerta fue hecha de una sola perla. La plaza era de oro puro como vidrio transparente.

 22 No vi en ella templo, porque el Señor Dios Todopoderoso, y el Cordero, es el templo de ella.

 23 La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna, para que resplandezcan en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lámpara. [Cuando el lucero de la mañana se levanta en su corazón, cuando usted camina por medio de la luz resplandeciente de Dios, usted no tiene necesidad de la luz del sol o de la luna.]

 24 Las naciones andarán a la luz de ella, y los reyes de la tierra llevan a ella su gloria.

 25 Sus puertas nunca serán cerradas de día, pues allí no habrá noche.

 26 Y llevarán a ella la gloria y la honra de las naciones.

 27 Y de ninguna manera entrará en por ella [el cielo] ninguna cosa que está contaminada o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero. ["Y habrá allí una calzada, a la cual se le llamará 'Camino de Santidad.' No pasará por ella ningún impuro." Isa 35:8. "¡Despierta! ¡Despierta! Vístete de tu poder, oh Sion; vístete de tu ropa de gala, oh Jerusalén, ciudad santa. Porque nunca más volverá a entrar en ti ningún incircunciso ni inmundo." Isa 52:1. Todos los hombres están contaminados hasta que su naturaleza pecaminosa, egoísta, y maligna dentro de ellos es destruida a través de la cruz interna de la negación propia. De la palabra del Señor en el interior: "El puro es inocente de toda contaminación."]


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existe más.

Así como se revela en el destacado documento escrito por Jorge Fox titulado Una Palabra del Señor, a todo el mundo, que indica que no sólo está la semilla del reino de los cielos dentro de su corazón, sino que el mundo (una copia de la tierra tal y como la conocemos), está allí también; y el Señor purifica esa tierra de todo mal para crear un nuevo cielo y una nueva tierra. Así como somos trasladados al reino de los cielos, cuyo trono está en nuestros corazones, la tierra también es restaurada hasta llegar a ser un paraíso (como lo era antes de la caída de Adán) en nuestros corazones, conciencias, y mentes. También existe una cita de La Gran Ramera, parte 5, que nos muestra aún más cómo la revelación es una experiencia personal que ya ha ocurrido en muchos de los corazones de los creyentes verdaderos y persistentes, quienes mueren al yo en la cruz interna de la negación propia.

Pero ahora están saliendo las copas, y truenos, y plagas, y trompetas que suenan y surgen, y los siete ayes; y ahora se están reuniendo los reyes de la tierra, y los falsos profetas, y los anticristos, y la madre de las rameras, y la bestia, y sus nombres y cuernos, con el antiguo engañador el diablo, para pelear en contra del Cordero, y los santos del Cordero. Pero el Cordero y los santos han obtenido la victoria, y los ríos de aguas vivientes se están abriendo hacia todos los que tienen sed. Canten y regocíjense, demos gloria a Dios, porque ahora han llegado las bodas del Cordero.

Jorge Fox, en múltiples escritos, menciona el granizo como una plaga personal y espiritual, en vez de un evento físico sobre la tierra. Las siguientes líneas son de la carta 91 de Jorge Fox, la cual muestra que los siete truenos y las siete copas, o plagas, también son una experiencia personal de tribulaciones en la revelación de Cristo dentro de usted:

En el espíritu del Dios vivo esperen a Dios,
para aprender de él y ser enseñados por él.
Porque ahora la bestia abre su boca en blasfemia,
hablando con grandes palabras infladas.
Y ahora se ve la jaula de las aves impuras, y los espíritus inmundos,
los cuales se han ido hacia la tierra, se han visto.
Y ahora se ven las langostas, y se conocen las orugas.
Y ahora los siete truenos hacen sonar sus voces.
Y ahora está cayendo el granizo,
y las copas de la ira de Dios se están derramando sobre la bestia y el falso profeta.

Hablando más acerca de cómo la revelación es una experiencia personal, Jorge Fox testifica en su documento acerca de Por qué el silencio:

Aquel que tenga oído para oír, que oiga: los que conocen los siete sellos, conocerán el silencio en el cielo. Y cuando vi los siete sellos, hubo un silencio de media hora en el cielo; aquel que pueda leer, lea esto y entienda.

De su Diario Jorge Fox relata su experiencia:

Edward Burrough también escribió de los eventos en Apocalipsis como una experiencia personal, como se muestra en en los siguientes pasajes de su autobiografía:

Entonces le agradó al Señor enviar a su fiel siervo y mensajero, quien es llamado de acuerdo a la carne J. Fox; él habló un idioma que yo no conocía, a pesar de todas mis palabras altaneras, porque era más alto y sin embargo más bajo. Y le agradó al Señor hablarme por medio de él, que yo estaba en el estado pródigo, y por arriba de la cruz de Cristo, y no en el temor puro del Señor, sino lleno de corrupción y la vieja naturaleza, aunque yo había profesado libertad, sin embargo era como los judíos profesaron; porque yo me vi a mí mismo en la esclavitud de mi propia voluntad y de mis propios deseos; y a través de la Palabra del Señor pronunciada a mí por medio de él, comencé a verme a mí mismo, (el testigo fue elevado), donde yo estaba, y lo que yo había estado haciendo, y vi que había estado haciendo una imagen de la primera bestia, la cual tenía la herida de espada pero vivió, cuya herida mortal fue sanada, y lleno de nociones livianas e imaginaciones, y estaba adorando a la imagen que yo había hecho; y entonces yo me vi a mí mismo como hijo de la ira, y que el hijo de la esclava vivió, y las rameras habían sido mis compañeras, y yo no era digno de ser llamado hijo.

.........................................................

Yo era lascivo, y vivía en la naturaleza lujuriosa, entre paganos, crucificando al Señor de Vida; pero la sangre de aquello que yo había destruido clamaba continuamente, y el testigo que estaba destruido no me daba descanso, con lo cual se alegran los terrenales; y yo llegué a estar cansado de oír a cualquiera de los sacerdotes aunque nunca tan altanero, porque algo que brillaba profundamente en mí me mostró que era ignorante en todas las profesiones, y fui puesto en una posición muchas veces en mí mismo acerca de esas cosas que habían pasado.
......................................

En ti, oh tierra, el Señor manifestará su poder y voluntad y estirará su brazo para la libertad de sus escogidos, y para la redención de sus dos testigos, que han estado destruidos en la gran ciudad en esta tierra, por la cual aquellos que moran en la tierra se han regocijado y alegrado, y triunfado por su destrucción;

Edward Burrough también escribió que las muchas sectas del cristianismo junto con los gobernantes del mundo, fueron reunidas en el tiempo de los primeros cuáqueros para hacer batalla en contra de los santos, la cual se llama comúnmente Armagedón, cuya batalla era, es, y ha de venir, (como Jesús, quien es, quien era, y quien ha de venir, así es Su revelación, así es la batalla; todos son experimentados por aquellos en el pasado, aquellos en el presente, y aquellos en el futuro):

Por fe con Abraham, ustedes han salido de su país natal, de su familia, y fuera de la casa de su padre: con Moisés, ustedes han abandonado la gloria de la casa del faraón, y más bien han escogido sufrir aflicción entre la gente pobre y despreciada, en vez de disfrutar los placeres del pecado. Grande será su recompensa, ustedes los condenados; gloria, honor y felicidad eterna está preparada para ustedes si permanecen fieles hasta el fin. El Señor está con ustedes como un Dios poderoso y terrible; y por lo tanto todos sus perseguidores serán avergonzados y confundidos. El sonido de una trompeta es oído entre ustedes, el cual hace que todas las naciones lleguen a una posición, y todos los paganos se asombren, y todos los gobernantes, nobles, y principales sacerdotes estén en consulta, juntándose para reprimir a la hueste del Señor, que él está reuniendo; no teman ni desmayen, porque el sonido de su trompeta causa alarma, y hace que todos los habitantes de la tierra tiemblen, y todos se inclinan ante su sonido, porque el sonido de ella es terrible para las naciones, para todos los reinos y dominios. El Señor de los cielos es su capitán, quien se monta sobre las nubes, y cuya gloria está por encima del mundo; y por lo tanto ustedes obtendrán la conquista en la batalla, y todos sus enemigos escaparán, y uno de ustedes perseguirá a mil, porque aquel que tiene todo el poder en sus manos está con ustedes; y todos sus enemigos son limitados por él.

Ahora considere lo siguiente:

Por lo tanto el mundo existe para encontrar a Dios. Cuando encontramos a Dios, Él produce un nuevo cielo y una nueva tierra dentro de nuestros corazones. Pero cuando consideramos aún qué mensajes más de la Palabra del Señor en el interior se aplican:

Escrituras que confirman esto son las siguientes:

Jorge Fox escribió de la nueva tierra de justicia que fue experimentada por aquellos que son de Cristo, están en Cristo, en la nueva vida:

Pero si el pecado es condenado en la carne, Cristo se manifiesta en la carne, para que sean de Cristo; ellos son de Dios, y están en Cristo, quien destruye el diablo y sus obras, que están fuera de la verdad. Y estos conocen la nueva vida, en la cual sirven a Dios; y éstos conocen la nueva tierra, en la que mora la justicia; y éstos conocen la vieja tierra, en la que habita la injusticia. Y estos pueden traer a la luz las cosas viejas y nuevas.

Por cada hombre que vence (el pecado, el mundo y el diablo) para entonces entrar en el reino mientras está en la tierra, una nueva tierra y un nuevo cielo es creado en sus corazones; y la nueva tierra y cielo también existen de verdad (o existirán), gobernados por el que vence como sacerdote y rey con una vara de hierro bajo la dirección del Rey de reyes y Señor de señores. Así el creyente crucificado (uno que por un corazón circuncidado llega a ser un judío espiritual del Israel espiritual), ha heredado verdaderamente un reino, donde después de la segunda muerte, él se sienta en el trono de Jesús, gobernando ese reino, a la vez que sus palabras y obras son realizadas de la manera que fueron ordenadas por su Rey, el Rey de reyes, Jesucristo (¡qué plan tan glorioso!). Debido a que Jesús no se sienta en un trono literal en la tierra literal, es poco probable que el trono del nuevo cielo y la nueva tierra estará en algún otro lugar que no sea ese nuevo cielo; y recuerde, los reyes y señores del Señor deben ser como Él, quien, aunque era uno con Dios y en la forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse; sino que se despojó a sí mismo de su reputación, tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres; recuerde los versículos:

Lo dilatado de su dominio y la paz no tendrán fin sobre el trono de David y sobre su reino, para afirmarlo y fortalecerlo con derecho y con justicia, desde ahora y para siempre. El celo de Jehovah de los Ejércitos hará esto. Isa 9:7.

Entonces tu pueblo, todos ellos serán justos; para siempre heredarán la tierra. Ellos son los vástagos de mi plantío, la obra de mis manos, para manifestar mi gloria. Isa 60:21-22.


Digno eres tú, oh Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, la honra y el poder; porque tú has creado todas las cosas, y por tu voluntad tienen ser y fueron creadas. Apo 4:11.

Me mostrarás la senda de la vida. En tu presencia hay plenitud de gozo, delicias en tu diestra para siempre. Sal 16:11

El resto es para que el Señor se lo revele a usted por su buena voluntad.

Por lo tanto ahora surge la pregunta importante: ¿acaso en algún momento la tierra literal y original será limpiada de la misma manera, así como todas las tierras fueron limpiadas en los corazones de los creyentes crucificados? Los mensajes de la Palabra del Señor en el interior parecen (basado en las limitaciones de mi mente terrenal) indicar que eso es posible, como ustedes pueden ver al leer las notas en Isaías 24; sin embargo, tan grande es el misterio de piedad, tan grande es el misterio de una tierra dentro del corazón de cada hombre, así de grande es el misterio de Apocalipsis como una experiencia personal, es completamente posible que todos esos mensajes se refieran a la tierra dentro del corazón de cada hombre; esa tierra ha perdido a todos los pecadores, poblada y gobernada por el Señor a través de sus santos restantes perfeccionados cuyos pensamientospalabras, y acciones son todos ordenados por Él.

Basado en los mensajes (recibidos al final de abril del 2013) de la Palabra del Señor en el interior fueron los siguientes:

"El mundo entero cree que lo que está a punto de suceder no puede suceder."

"Mi intención es sacudir al mundo entero hacia un conocimiento de mi ser."

Para sacudir al mundo hacia un conocimiento de su ser, yo creo que es más posible que el Señor efectúe milagros poderosos y sobrenaturales que no pueden ser explicados, más bien que alguna catástrofe que puede ser racionalizada como algo natural. La secuencia más posible de eventos es: primero milagros convincentes, después advertencias para proclamar los eventos venideros, y después las aflicciones mismas. Los milagros convincentes pueden ser realizados por miembros perfeccionados de su cuerpo, y los milagros necesariamente tendrían que ser de una escala mucho mayor que cualquier cosa que el mundo piense que es remotamente posible.

Basado en la secuencia de eventos recién explicada, más la absoluta confiabilidad de los testimonios de Fox y de otros de los primeros cuáqueros acerca de que los sellos, las trompetas, y las copas de Apocalipsis son una experiencia personal, deberíamos enfocarnos sólo en esperar aflicciones, pruebas y tribulaciones personales, de modo que podamos entrar en el reino y estar preparados para cualquier evento físico que ocurra después. El Señor ha dicho anteriormente: "Yo le advertiré al pueblo acerca de la angustia venidera, la cual no tiene comparación. Yo daré abundante tiempo antes de la destrucción del pecado." Cuando usted (junto con el resto del mundo) oiga las advertencias que son claramente dadas, usted sabrá que tiene que completar cualquier preparación requerida.

Como Jorge Fox escribe claramente, el mar ya no existirá, (en el versículo 1 de esta nota), es el misterio de Babilonia, la cual es destruida, definitivamente en los corazones de los creyentes individuales crucificados y posiblemente en esta tierra en el futuro cercano.

2 Cobardes (los tímidos, los temerosos),
los que no tienen fe
(la fe sin obediencia es de los dientes para afuera),
los abominables (vergonzosos, detestables, repugnantes),
los homicidas, (incluyendo aquellos que odian a cualquier persona, o son dados a la ira y el enojo),
los sexualmente inmorales (incluyendo aquellos que imaginan sus inmoralidades sexuales),
los practicantes de artes mágicas, (incluyendo a los sacerdotes de la cristiandad que practican brujería con rituales y ceremonias supersticiosas),
los idólatras (incluyendo personas que se hacen a sí mismos como Dios al andar tras la imaginación de sus propios corazones, y aquellos que son codiciosos - que valoran cualquier cosa como igual o más que Dios),
y todos los mentirosos, (incluyendo mentiras cometidas, mentiras de omisión de detalles, y mentiras blancas).

Ellos tendrán su parte en el lago de fuego; una parte no es eterna.

Pero aquellos que no mienten son descritos por Isaías: Pues ha dicho: "Ciertamente ellos son mi pueblo, hijos que no mienten." Y él fue su Salvador.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo