La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Apocalipsis 6

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Y miré cuando el Cordero abrió el primero de los siete sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes que decía con voz de trueno: "¡Ven!"

 2 Y miré, y he aquí un caballo blanco. El que estaba montado sobre él tenía un arco, y le fue dada una corona; y salió venciendo y para vencer.

 3 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente que decía: "¡Ven!"

 4 Y salió otro caballo, rojo. Al que estaba montado sobre él, le fue dado poder para quitar la paz de la tierra y para que se matasen unos a otros. Y le fue dada una gran espada.

 5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente que decía: "¡Ven!" Y miré y he aquí un caballo negro, y el que estaba montado sobre él tenía una balanza en su mano.

 6 Y oí como una voz en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: "¡Una medida de trigo por un denario, y tres medidas de cebada por un denario! Y no hagas ningún daño al vino ni al aceite."

 7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente que decía: "¡Ven!"

 8 Y miré, y he aquí un caballo pálido; y el que estaba montado sobre él se llamaba Muerte; y el Hades le seguía muy de cerca. A ellos les fue dado poder sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada y con hambre y con pestilencia y por las fieras del campo.

 9 Cuando abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sido muertos a causa de la palabra de Dios y del testimonio que ellos tenían.

 10 Y clamaban a gran voz diciendo: "¿Hasta cuándo, oh soberano Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre sobre los que moran en la tierra?"1 [De la Palabra del Señor en el interior: "Aquellos que fueron asesinados por el testimonio serán vengados cuando las persecuciones hayan cesado; los asesinados son compensados rápidamente."]

 11 Y a cada uno de ellos le fue dado un vestido blanco; y se les dijo que descansaran todavía un poco de tiempo, hasta que se completase el número de sus consiervos y sus hermanos que también habían de ser muertos como ellos.

 12 Y miré cuando él abrió el sexto sello, y se produjo un gran terremoto. El sol se puso negro como tela de cilicio; la luna entera se puso como sangre,2

 13 y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como una higuera arroja sus higos tardíos cuando es sacudida por un fuerte viento.3 [Los cristianos que habían producido el fruto del Espíritu, la primera etapa de la perfección, cayeron en la tentación; su fruto se había marchitado.]

 14 El cielo fue apartado como un pergamino enrollado, y toda montaña e isla fueron removidas de sus lugares.

 15 Los reyes de la tierra, los grandes, los comandantes, los ricos, los poderosos, todo esclavo y todo libre se escondieron en las cuevas y entre las peñas de las montañas,

 16 y decían a las montañas y a las peñas: "Caed alreadedor de nosotros y escondednos del rostro del que está sentado sobre el trono y de la ira del Cordero.

 17 Porque ha llegado el gran día de su ira,4 y ¡quién podrá permanecer de pie!"


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Y clamaban a gran voz diciendo: "¿Hasta cuándo, oh soberano Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre sobre los que moran en la tierra?" De la Palabra del Señor en el interior: "Aquellos que fueron asesinados por el testimonio serán vengados cuando las persecuciones hayan cesado; los asesinados son compensados rápidamente." Aquellos que fueron asesinados en las persecuciones pasadas de los santos fueron compensados rápidamente con su recompensa en el cielo, pero ellos no han sido vengados. Cuando la iglesia verdadera salga del desierto para ser una iglesia pública, la iglesia falsa comenzará las persecuciones nuevamente; cuando esas persecuciones hayan acabado, aquellos que sean asesinados en las persecuciones por hablar la palabra de Dios de la manera que se les ordenó serán vengados.

Tal vez sería útil revisar cómo los judíos pagaron durante su tiempo:

El fin del reino judío fue en el año 70 d.C. En la primera de varias rebeliones judías en contra de Roma, la mayoría de los judíos fueron masacrados y el templo en Jerusalén fue destruído completamente por el príncipe romano Tito en el año 70 d.C. Tito, quien después se convirtió en emperador de Roma, era el hijo del emperador Vespasiano. Josefo, un historiador del primer siglo, escribió que 1,1 millones de judíos murieron y cientos de miles fueron forzados a dejar el país e ir al exilio y la esclavitud.

En una rebelión judía posterior en contra de Roma en el año 135 d.C., el emperador romano Adriano también destruyó a Jerusalén e Israel. Dion Casio, un historiador del segundo siglo, contó a 580.000 judíos que fueron asesinados, 50 ciudades fortificadas y 985 aldeas destruídas, y todos los judíos que quedaron fueron exiliados a países a través del imperio romano y eventualmente fueron esparcidos y re-esparcidos por todo el mundo.

Israel fue literalmente borrado del mapa (y de acuerdo a la Palabra del Señor en el interior, el estado de Israel que ahora tiene 65 años de existencia, es muy temporal). Todos fueron o asesinados o enviados a la esclavitud, esparcidos por todo el mundo. Sin embargo el número de profetas asesinados por las autoridades judías que está en registro es relativamente pequeño:

Ahora considere cuántos cristianos (de seguro miles, tal vez millones), han sido martirizados, y usted se dará cuenta de la vastedad de la venganza que está por venir.

La gran mayoría de las personas del mundo rechazarán el verdadero evangelio porque: 1) el Espíritu de Cristo se opondrá fuertemente a que el cristianismo es Babilonia, y la gente religiosa dirá que ellos son la obra de Satanás, así como lo hicieron con las obras de Jesús, o 2) ellos están muy ocupados con las actividades de la vida para preocuparse o estar motivados a llevar su cruz hasta la muerte de su naturaleza egoísta y pecaminosa. Mucha gente pensará que es completamente increíble que el cristianismo de hoy en día pueda ser detestado por Dios; en vez ellos clamarán que cualquiera que condene el cristianismo por haber sido Babilonia por los últimos 1700 años es anticristo, así como ellos clamaron de manera similar cuando los primeros cuáqueros señalaron las deficiencias del cristianismo. Sin embargo como Juan dijo 2000 años atrás: "muchos anticristos han venido, ellos salieron de entre nosotros, ya es el último tiempo. 1 Juan 2:18-19. William Penn escribe acerca de cómo esto ocurre en su documento No Cruz, No Corona:

Es verdad, aquellos que han nacido de la carne odian y persiguen a los que han nacido del espíritu, que son la circuncisión del corazón. Parece que ellos [que realmente son nacidos del Espíritu de Dios] no puede tener ni adorar a Dios según los inventos, métodos o recetas de la ramera, ni recibir como doctrina sus tradiciones vanas, más de lo que pueden obedecer sus modas y costumbres corruptas en sus conversaciones. Así pues, la Ramera no es sólo una apóstata falsa, sino que se ha convertido en perseguidora de los verdaderos cristianos, [ebria con la sangre de los santos]. No es suficiente que ella misma se ha alejado de la antigua pureza, sino que también lleva a los demás también a la impureza. Ella no da descanso a los que no participan en su degeneración, o reciben su marca. ¿Hay alguien que sea más sabio que ella, la iglesia madre? No, no: y nadie puede hacer la guerra en contra de la bestia sobre la cual ella está montada, esos poderes terrenales que la protegen, y prometen mantenerse en contra de los clamores de sus disidentes. La apostasía y la superstición son siempre orgullosas e impacientes con la disensión; todos deberán conformarse o perecer. Por lo tanto los testigos muertos, y la sangre de las almas bajo el altar (Apoc 6:9), se encuentran dentro de las paredes de esta mística Babilonia, esta gran ciudad de los falsos cristianos, y le son reclamados a ella, por el Espíritu Santo en el Apocalipsis. Tampoco es extraño que ella mate a los siervos que primero crucificaron al Señor: pero es extraño y barbárico también, que ella mate a su esposo y asesine a su salvador; títulos que parece que ella ama tanto, y que han sido tan beneficiosos para ella; y por los cuales ella se recomienda, aunque injustamente. Pero sus hijos son reducidos tan completamente bajo el dominio de las tinieblas, por medio de su desobediencia continua a la manifestación de la luz divina en sus almas, que se olvidan de lo que el hombre fue una vez, o lo que deberían ser ahora; y no conocen el cristianismo verdadero y puro cuando lo ven; sin embargo se enorgullecen de profesarlo. Sus medidas son tan carnales y falsas con respecto a la salvación, que a lo malo le llaman bueno y a lo bueno malo, que hacen a un demonio cristiano, y a un santo un diablo. Para que a pesar de que la latitud impía de sus vidas es lamentable, ya que para ellos mismos es destrucción; sin embargo ese temor común, que pueden ser hijos de Dios mientras están en un estado de desobediencia a sus santos mandamientos; y son discípulos de Jesús a pesar de que se rebelan de su cruz, y miembros de su iglesia verdadera, que no tiene mancha ni arruga, sin embargo sus vidas están llenas de manchas y arrugas; este es, de todos los engaños de otros sobre sí mismos, el más desastrosa para su condición eterna. Porque ellos están en paz con el pecado, y bajo una seguridad en su transgresión. Sus vana esperanza acalla sus convicciones, y detiene de todos sus movimientos hacia el arrepentimiento; de modo que su error acerca de sus deberes hacia Dios es tan malicioso como su rebelión contra él.

Cuando las persecuciones del Espíritu de Cristo comiencen otra vez, algunos serán asesinados por su testimonio y por hablar la Palabra de Dios de la manera como la oyen; pero grande es su recompensa en el cielo, y de la Palabra de Señor en el interior: "aquellos que son asesinados serán compensados rápidamente." Cuando las persecuciones cesen, los santos serán vengados, Babilonia cae, todo pecado debe ser quitado de la tierra, y (de la Palabra del Señor en el interior): "los santos serán esparcidos y poblarán toda la faz de la tierra."

2En Mateo, Marcos, y Lucas, se registra a Jesús diciendo que todas estas profecías de los últimos tiempos se cumplirían antes que la generación de 2000 años atrás muriera, (haga click aquí para verlas todas).Si ellas se cumplieron 2000 años atrás, se cumplieron en cada generación. Estas son experiencias internas del creyente purificado, a quien el Señor viene para destruir lo mundano que está dentro de ellos, para reemplazarlo con un cielo nuevo y una nueva tierra. Para entender el fenómeno interno, lea los escritos de Jorge Fox: UNA PALABRA DEL SEÑOR, PARA TODO EL MUNDO. Francis Howgill también escribió un documento extraordinario acerca del Día del Señor, como ocurre con el creyente purificado, y como ocurre con la muerte de las personas no purificadas, ya sean creyentes o no. Las siete copas son las siete dificultades que cada creyente pasa al llegar a la pureza y entrar en el reino de los cielos.

3 las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como una higuera arroja sus higos tardíos cuando es sacudida por un fuerte viento. Como Adán y Eva cayeron en el paraíso, como los judios cayeron de la ley de Dios, muchos de los cristianos cayeron de sus profecías, se extraviaron de la fe, el espíritu y la gracia; y así se convirtieron en falsos profetas y falsos apóstoles predicando otro evangelio, quienes evitaban la necesidad de la negación propia y la obediencia estricta a la voz del Señor - la cruz de Cristo. Ahora, si estos hombres fueran "estrellas del cielo," podemos razonablemente concluir que ellos han alcanzado la primera etapa de la perfección, la cual incluye entrar en el reino; pero aparentemente ellos no vigilaron suficientemente, y por lo tanto cayeron en las tentaciones que en ese entonces eran seguras que iban a ocurrir, (un fuerte viento), convirtiéndose en falsos profetas. Los higos tardíos se refiere a frutos que se marchitan; estos hombres habían producido el fruto del Espíritu, (también una primera etapa de la ocurrencia de la perfección), pero su fruto se marchitó. De la Palabra del Señor en el interior: "Cuando el fruto se marchita, yo quito la protección."

Ambrose Rigge escribió de esta ocurrencia:

"Mi corazón y mi alma suspiran con ansiedad por el Señor, que la gracia, misericordia, verdad y amor, puedan aumentar diariamente, y sean abundantemente multiplicadas, en ustedes y entre ustedes; y que ustedes sean conservados como un pueblo peculiar, un sacerdocio real, diariamente aumentando en frutos de justicia, como árboles que son plantados por la mano misma del Señor. Así su digno nombre, por el cual ustedes han sido llamados, sea glorificado por ustedes, y su alabanzas estén en sus bocas, y una espada de dos filos en las manos de ustedes, para herir al dragón y el poder de la oscuridad, y en todas sus apariciones y transformaciones, las cuales son y han sido muchas y variadas en nuestros días; de modo que algunas estrellas del cielo han sido traidas a la tierra por su poder, y han hecho grandes ruidos en su caída. Pero el fundamento de Dios está seguro, y todos los que han continuado en él, han sido preservados inmovibles, no sólo por medio de todas las tormentas que se han levantado en el mar, sino que han escapado las trampas y los anzuelos que han sido puestos de manera encubierta en la tierra: gloria y renombre ascienden a ese digno nombre, que ha sido nuestra torre y segura habitación hasta este día; amén, amén para siempre."

Nos podemos arrepentir de los pecados accidentales, lo cual sólo causa un retraso en el avance a la segunda etapa de la perfección. Sin embargo, el pecado voluntario y desobediente resulta en un suceso terrible, porque como dijo Rigge, su caída hizo grandes ruidos. Esto es lo que el Señor declaró en Mateo y Marcos: "las estrellas caerán del cielo, y los poderes de los cielos serán sacudidos."

Que éste sea una advertencia importante para todos nosotros que aspiramos a ir al reino: que no nos relajemos ni dejemos de vigilar, sino más bien redoblemos nuestra vigilancia en contra de las tentaciones que serán arrojadas en contra de nosotros para probar nuestro fundamento. La herramienta más grande del diablo para tentarnos es la inmoralidad sexual, por lo tanto vigilen intensamente en contra de imaginar aun voluntariamente cometer una inmoralidad sexual. Aquellos de nosotros que alcancemos la primera etapa de la perfección probablemente seremos severamente tentados; pero podemos minimizar nuestro riesgo de caer si recordamos: 1) continuar obedeciendo cualquier mandamiento que hayamos recibido en el pasado, y 2) rechacemos cualquier cosa que queramos hacer, sólo haciendo lo que el Señor nos ordene hacer. Si llegamos a caer, a menos que desobedezcamos voluntariamente, podemos escoger arrepentirnos a medida que caminamos en la luz y la sangre de Jesús que nos limpia de todo pecado. Mientras menos caigamos, más pronto alcanzaremos la segunda etapa y heredaremos la sustancia, Cristo. Vigilen en contra de la inmoralidad sexual y todo otro pecado doblemente ahora para que estén doblemente listos para soportar las tentaciones después, ya que las consecuencias de caer entonces serán desastrosas. Al mantener nuestra vigilancia, no solamente evitamos tardanzas o fracaso, sino avanzamos a la segunda etapa de la perfección, la cual es una recompensa mucho más grande y nos da protección permanente en contra de caer alguna vez en el pecado. Que podamos ser como escribió Rigge:

"Pero el fundamento de Dios está seguro, y todos los que han continuado en él, han sido preservados inmovibles, no sólo por medio de todas las tormentas que se han levantado en el mar, (pueblos y naciones), sino que han escapado las trampas y los anzuelos que han sido puestos de manera encubierta en la tierra: gloria y renombre ascienden a ese digno nombre, que ha sido nuestra torre y segura habitación hasta este día; amén, amén para siempre."

Esta experiencia es compatible con la afirmación del Señor que todas las profecías de los últimos tiempos de esos libros se cumplirían antes de que la generación de 2000 años atrás muriera, (haga clic para ver todas).

De la Palabra del Señor en el interior: "Muchos cayeron y erraron de la fe verdadera. Así como es maravillosa la crucificción del yo, debes continuar en los pasos de la fe hasta que oigas o veas el fin."

Yo quisiera someter las siguientes amontestaciones para vigilar en contra de caer en el pecado en esta etapa:

4 El gran día de su ira ha llegado; para todos los hombres que no se han regenerado (aquellos que no han sido purificados y crucificados en la tierra). Desde La Ira del Cordero de Jorge Fox:

Los romperé en pedazos, dijo el Señor, haré a las naciones como polvo, los haré caminar por la ciénaga; haré de las religiones, profesiones, enseñanzas, de los servidores del tiempo, de los que me siguen de pura boca (pero no de corazón), los que están llenos de orgullo, hipocresía y falta de honestidad, reunidos en una religión que es vana, reunidos en montones, en multitudes, agrupados en lo que ellos llaman iglesia, de enseñanzas hipócritas y prácticas codiciosas. Yo haré ciénaga de ellos, los haré morteros, haré polvo de ellos; la ira del Cordero a llegado entre los apóstoles, los cuales están reunidos en la apostasía, apostatados de la vida de los profetas, de la vida de los apóstoles. El Cordero ha resucitado, el cetro se ha salido, el trono está establecido, cuidado todos con lo que ustedes profesan, que fundamentos estas dejando, tú serás conmocionado, no estando en la posesión, estando fuera de la posesión de la vida de Dios, de los profetas, de los apóstoles, de Cristo. Ustedes adivinos, soñadores, en sus curiosidades el aire, los haré dar vueltas; granizos, plagas, truenos, miserias, juicios vendrán hacia ustedes, a sus cabezas, todas las naciones que estén fuera de la vida del Cordero; pánico, temblores, miedos, sorprenderán a los hipócritas con asombro; la vida pura de Dios se ha levantado, la que había estado perdida, de la que tú has sido apostatado, sin ella se han reunido, con ella tus congregaciones serán rotas y dispersas; de la vida de los apóstoles, de mis profetas todos ustedes han sido dispersos y han apostatado, como también el ministerio verdadero se ha perdido, la vida verdadera de los apóstoles, la vida de los verdaderos profetas se ha perdido, los falsos ministros se han levantado y reinado en su lugar. Ustedes han tenido vestimenta de cordero, ustedes han sido lobos, espinas y cardo ha producido el suelo de ustedes, ha permanecido como la tierra sin arar, entre los que tienen muchos nombres y cuernos, estableciendo sus inventos pero, interiormente devorados, y apostatados, así el testigo enterrado en ti, que te has prostituido y estás en la fornicación.  

Pero la vara está sobre ustedes, la cual debe gobernar las naciones, las trompetas han sonado y suenan, los justos reinarán, el Cordero tendrá la victoria; las aflicciones y la miseria estarán sobre la cabeza de todos los malvados, los juicios ha llegado al mundo, el día de la gloria está apareciendo y ha aparecido, el trono y el cetro que es eterno ha venido y ha testificado, y ha sido puesto sobre el mundo, el cual responderá a aquello de Dios en todos lo que han renegado de él, y que todas las congregaciones deben romperse y deben de responder al juicio de todos.

Fox escribe de un juicio que todo hombre no regenerado enfrentará en el momento de la muerte, cuando experimenten el Día del Señor, el cual Francis Howgill también confirma en sus escritos doctrinales.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo